A food-borne outbreak of hepatitis A virus (HAV) in a secondary school in upper Normandy, France, November 2006

6/05/2008

image_pdfimage_print

A food-borne outbreak of hepatitis A virus (HAV) in a secondary school in upper Normandy, France, November 2006.
Schwartz N, Revillion M, Roque-Alfonso A, Dussaix E, Giraud M, Liberpre C et al. Euro Surveill 2008; 13(22): pii=18885
Palabra clave: Hepatitis A

Entre el 17 y el 20 de noviembre de 2006 el distrito sanitario de Rouen (Francia) recibió declaraciones de 6 casos sintomáticos de alumnos de una escuela secundaria de un pueblo de Normandía. La escuela atiende a 700 niños de 10 a 15 años la mayoría de los cuales come en su cantina. El día 20 comenzó una investigación liderada por el Institut de Vieille Sanitaire al objeto de identificar el vehículo y la fuente de la infección, para implanta medidas de control y para estimar el tamaño del brote epidémico. El día 22 se entrevistó telefónicamente a todos los casos primarios mediante cuestionario que incluía la lista de síntomas desde el día 1 y las exposiciones habidas entre el día 2 de octubre (50 días antes del comienzo de síntomas) y el día 24 (inicio de las vacaciones escolares). Los servicios medioambientales y veterinarios inspeccionaron la cantina y se tomaron muestras de agua. Mensualmente se analizaron los menús escolares.

Se tomaron muestras sanguíneas de los trabajadores de la cantina para analizar IgM y anticuerpos anti VHA totales, mientras que el suero de los casos primarios se genotipó. Se llevó a cabo un estudio de casos y controles que incluía a los 10 casos primarios. Los cuatro controles por caso fueron los niños que habían comido en la cantina entre el 2 y el 4 de noviembre. En total se asociaron 15 casos de hepatitis A con la epidemia. La curva epidémica sugirió una fuente común de contaminación con transmisión secundaria. Se identificaron 10 casos primarios de 10 a 14 años, de los que 6 estaban en sexto grado pero solo dos estaban en la misma clase. La única exposición común fue la de comer regularmente en la cantina. En ésta se observó un mal funcionamiento de la cadena de frío, una insuficiente capacidad de almacenamiento, una ausencia de protección frente a insectos y deficiencias en la preparación de alimentos. No existía instalación para el lavado de manos en el área de preparación de alimentos fríos.

De los 13 trabajadores de la cantina 4 fueron positivos a Anti VHA pero  ninguno tenía IgM. Las secuencias de los sueros de 11 casos revelaron el genotipo IB. Respecto al caso-control, 9 de los 10 (90%) casos declararon haber comido paté de hígado por 23 controles (62%) el 13 y el 23 de octubre (OR: 5.5 CI: 0.6-256.9). Como medidas de control se informó a los padres, se subsanaron las deficiencias higiénicas, se chequeó el estado vacunal y se vacunó a los individuos de padecimiento de complicaciones derivadas de la hepatitis A (pacientes con hepatitis B crónica o con hepatopatía crónica). No se vacunó de hepatitis A a los contactos de los casos ya que las recomendaciones francesas no la incluyen. Aunque los resultados del caso-control no son significativos, los resultados sugieren que el vehículo de la infección fue el hígado de pato contaminado aunque no pudo identificarse la fuente del virus. 

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú