A lo largo de 2007 se conocerán los datos de eficacia de dos estudios con vacunas del VIH

11/02/2007

image_pdfimage_print

Si bien los intentos que se han venido desarrollando desde que se descubriera el virus en 1983 "no han sido fracasos, porque de ellos se deriva conocimiento muy útil para investigar con nuevas estrategias", sí han demostrado la gran dificultad para lograr una vacuna eficaz.

Así lo expuso en Madrid José Esparza, de la Fundación Bill y Melinda Gates en Seattle (Estados Unidos), y uno de los máximos exponentes en la investigación en busca de la vacuna del sida.

El especialista, que pronunció una clase magistral en el Máster internacional sobre enfermedades infecciosas impartido por el Hospital Carlos III (Madrid) en colaboración con el Hospital Gregorio Marañón, el Clínico y la Universidad Complutense de Madrid, señaló que para lograr la vacuna "hay que ser más listos que la naturaleza", ya que ésta no ha inventado una respuesta inmune que sea capaz de prevenir contra la enfermedad, por lo que "el hombre tiene que inventarla".

Lo que está claro, apuntó Esparza, es que la mayoría de las vacunas existentes se ha desarrollado de forma empírica, y es lo que se debería hacer en sida: "No podemos esperar a tener más conocimiento científico, porque no sabemos cuánto es suficiente. Si no experimentamos en humanos vamos a producir mucho conocimiento, pero no sabremos cuán relevante es. No hay reemplazo para las pruebas en humanos", sentenció.

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú