A measles outbreak in Croatia, 2008

2/01/2009

image_pdfimage_print

A measles outbreak in Croatia, 2008.
Kaic B, Gjenero-Margan I, Kurecic-Filipovic S, Muscat M. Euro Surveill 2009; 14(1):pii=19083
Palabra clave: Sarampión

Tras un periodo de casi 4 años con cero casos de sarampión autóctono en Croacia, la enfermedad reapareció durante el segundo trimestre de 2008. Desde 2000 se habían declarado menos de 10 casos anuales en ese país.

El primer caso notificado correspondió a un varón de 27 años que cayó enfermo en abril de 2008. Se diagnosticó a raíz de que un hermano fuese hospitalizado 10 días más tarde como consecuencia de un sarampión. Ambos residían en el área del gran Zagreb y hasta el 15 de mayo se notificaron cinco casos más del mismo municipio. En las siguientes semanas el brote se extendió a otros municipios del área hasta alcanzar 29 casos debutando los síntomas del último el 20 de junio.

En mayo también se declaró un brote en la provincia de Slavonski Brod afectando a 20 personas en una comunidad gitana. Estos habían regresado recientemente de Italia. Se notificó un caso adicional de sarampión en un turista alemán que estuvo en Split en mayo, a los 7 días de llegar a Croacia.

En total y desde el inicio de la epidemia se han notificado 69 casos sospechosos de los que 50 se han confirmado mediante laboratorio. 4 casos estaban epidemiológicamente relacionados y 5 se clasificaron como casos clínicos. Los 20 casos restantes se rechazaron. En seis muestras el genotipo aislado correspondía al D4. La edad media fue de 21 años.

32 casos no habían recibido ninguna dosis de vacuna, 3 habían recibido una sola dosis, 2 habían recibido dos dosis y en dos no se conocía el número de dosis. 11 casos precisaron hospitalización y en dos se complicó con neumonía. Se confirmó transmisión nosocomial en 12 casos.

Los autores destacan el papel de la transmisión nosocomial en la diseminación de la epidemia y la importancia del correcto estado de vacunación de los sanitarios. También remarcan el potencial del sarampión para no ser correctamente diagnosticado cuando los síntomas de consulta son de exantema y fiebre.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú