A threatening influenza pandemic

6/10/2005

image_pdfimage_print

A threatening influenza pandemic
Editorial. Lancet 2005; 366:1331
Palabra clave: Epidemias. Gripe

Los editorialistas se hacen eco de los recientes trabajos aparecidos en Nature y en Science acerca de la secuenciación del código genético del virus gripal de la pandemia de 1918 y que está disponible en la base de datos Genbank. El autor de uno de ellos concluye que el virus no surgió como reagrupación de genes sino que era enteramente un virus aviar adaptado a humanos. De hecho, algunos de los cambios en los diez aminoácidos de las proteínas polimerasas que diferenciaban la secuencia del virus de 1918 de otros virus puramente aviares se han encontrado en el virus A/H5N1 que ya ha causado 60 muertes en humanos. Por ello, el miedo a que el virus H5N1 se adapte en mayor medida para facilitar la transmisión interhumana y sea el precursor de una nueva pandemia no es ya una mera especulación. Otra evidencia de su virulencia proviene de que los ratones infectados con el virus de 1918 tenían 39.000 veces más partículas víricas en sus pulmones a los 4 días de la infección que aquellos infectados con una cepa contemporánea. La pregunta que surge es que como está disponible la secuencia génica en una época de amenazas terroristas. En respuesta el US National Science Advisory Board for Biosecurity ha llegado a la conclusión que los beneficios derivados de su publicación sobrepasan los riesgos percibidos. Por otra parte, el Senado de los Estados Unidos ha autorizado que la compra de oseltamivir pase de 4.3 millones de dosis a 20 millones, aunque todavía no están claros los beneficios que se derivarían de su uso. Concluye la editorial que lo hace falta es: a) liderazgo fuerte nacional y regional, b) transparencia en la vigilancia y en los planes de preparación, c) esfuerzos renovados para buscar el mejor método de prevención y de tratamiento.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú