Acellular pertussis vaccine at birth and one month induces antibody responses by two months of age

16/05/2010

image_pdfimage_print

Acellular pertussis vaccine at birth and one month induces antibody responses by two months of age.
Wood N, McIntyre P, Marshall H, Roberton D. Pediatr Infect Dis J 2010; 29(3): 209-215
Palabra clave:Tos ferina

Los niños menores de 3 meses son los que presentan mayor riesgo de hospitalización y muerte por tos ferina. El estudio evalúa una vacuna de tos ferina acelular monovalente (aPV) administrada antes de los 2 meses de edad.

Ensayo clínico aleatorizado realizado en Australia entre febrero 2005-marzo 2006 en el que 76 recién nacidos se distribuyeron en 3 grupos: en el A se vacunó con 1 dosis de aPV al nacimiento y otra al mes de vida, en el B se administró 1 dosis de aPV al nacimiento y en el C o grupo control se vacunaron con la pauta rutinaria. Todos los niños recibieron además la pauta rutinaria de vacunación de forma concomitante: hepatitis B al nacimiento, a los 2, 4 y 6 meses: Infanrix-hexa y Prevenar. Se determinó el nivel de anticuerpos frente al toxoide pertúsico (PT), la hemaglutinina filamentosa (FHA) y la pertactina (PRN) en el suero materno y a los 2, 4, 6 y 8 meses de edad. También se midió la respuesta respecto a la hepatitis B, difteria, tétanos y Hib a los 8 meses. Se evaluó la seguridad de la vacuna hasta el octavo mes de vida.

La dosis de aPV al nacimiento fue bien tolerada. A los 2 meses el 88% de los niños del grupo A presentaba niveles detectables de anticuerpos frente al PT (43% del grupo B y 15% del C). Los títulos de anticuerpos observados en los del grupo A fueron significativamente mayores que los del B y C. A los 6 meses de edad la IgG frente a PT alcanzaron una meseta pero los anticuerpos frente a FHA y PRN aumentaron con las sucesivas dosis (no observándose diferencias significativas a partir del sexto mes). No se detectó ningún dato que apoyara una posible hiporrespuesta en el grupo A o B tras la administración de nuevas dosis de vacuna frente a la tos ferina. Se observó una tendencia no significativa a una peor respuesta a la hepatitis B y Hib con un mayor número de dosis de vacuna frente a la tos ferina.

Los autores concluyen que sus datos sugieren que una pauta de 2 dosis de aPV previa a los 2 meses de vida induce mayores niveles de IgG frente a los antígenos pertúsicos a esa edad, sin una reducción de la respuesta frente a dosis posteriores, haciendo un repaso interesante de otros estudios similares realizados y comparan sus resultados con los de estos.

Entre las limitaciones del estudio se encuentra el pequeño tamaño muestral que no permite estudiar debidamente la interferencia posible de la inmunidad pasiva materna en la respuesta, así como la posible interferencia con la respuesta frente otros antígenos. El hecho de no estudiar la respuesta frente a otros antígenos (polio, neumococo), así como la evolución de la repuesta frente a la tos ferina más allá de los 8 meses son otras dos limitaciones posibles. Es necesario evaluar el potencial que tiene esta pauta de vacunación para reducir la morbimortalidad por tos ferina en los tres primeros meses de vida.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú