Alarma en Reino Unido por un brote de fiebre aftosa en una granja

11/08/2007

image_pdfimage_print

El pasado 3 de agosto, el ganado de una granja de Surrey (sur de Inglaterra) dio positivo a las pruebas de infección por fiebre aftosa, según confirmó un portavoz del Ministerio británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA). Esta enfermedad ya causó estragos en el Reino Unido en 2001.

Los animales de la granja, situada cerca de Guildford, habían sido sometidos a unos análisis ante la sospecha de que padecían una enfermedad vesicular y los resultados revelaron la presencia del virus de la fiebre aftosa en las muestras tomadas, añadió el portavoz. Tras confirmarse el brote de fiebre aftosa, el primer ministro británico, Gordon Brown, decidió interrumpir sus vacaciones y presidió una reunión del denominado ‘Comité Cobra’ del Gobierno, que suele convocarse en caso de emergencia.

El laboratorio de Pirbright, a unos cinco kilómetros de la granja afectada, se ha convertido en la principal pista del Ejecutivo después de que los expertos confirmasen que la cepa del virus hallada en el ganado infectado es la misma que la utilizada en ese complejo para la fabricación de vacunas y fines diagnósticos. Las instalaciones examinadas son compartidas por el Instituto de Salud Animal (IAH en inglés) y la farmacéutica Merial Animal Health, que utilizó esa cepa en una remesa de vacunas manufacturada el 16 de julio pasado.

[ más información ]

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú