Antibody to Haemophilus influenzae type b after routine and catch-up vaccination

6/05/2003

image_pdfimage_print

Antibody to Haemophilus influenzae type b after routine and catch-up vaccination
Trotter C, McVernon J, Andrews N, Burrage M, Ramsay M. Lancet 2003; 361: 1523-1525
Palabra clave: Haemophilus influenzae

En este estudio se analiza la concentración de anticuerpos séricos frente a Haemophilus influenzae tipo b en niños ingleses en la época prevacunal (antes de 1992) y en sucesivos momentos tras su introducción en calendario rutinario (2, 3 y 4 meses) y tras el “catch-up” en niños de 1 a 5 años. Analizan un total de 2610 sueros anónimos de menores de 16 años por ELISA y encuentran que antes de la introducción de la vacuna, el 52% de los niños de 1 año tenían inferiores a 0.15 mgs/l, mientras que en 1994 solo el 11% eran susceptibles. En 1997, el 22% presentaban títulos por debajo de los límites de detección, aunque ascendió no significativamente al 25% en el año 2000. En 1994, y tras la introducción de la vacuna en calendario y del “catch-up”, una gran proporción de niños menores de 5 años tenía títulos protectores, mientras que en 1997 y 2000 las concentraciones medias de anticuerpos en niños de 3 y 4 años vacunados en la infancia, eran sustancialmente menores que los de la misma edad en 1994 (vacunados en el “catch-up”). Los autores comentan que en ausencia de dosis de recuerdo los anticuerpos inducidos por la vacunación durante la etapa de lactante, decaen en un periodo de 2 a 3 años y que el incremento de fallos vacunales sugiere que la protección conferida por la memoria inmunológica es inferior a la esperada. A la vista de la alta inmunidad conseguida tras el primer “catch-up”, apoyan la estrategia adoptada por el Departamento de Salud consistente en realizar otro “catch-up” para niños de 6 meses a 4 años a partir de abril de 2003.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú