Aspectos básicos de la transmisibilidad

13/06/2008

image_pdfimage_print

Aspectos básicos de la transmisibilidad.
Gil J, Vaqué J. Vacunas 2008; 09: 25 –33
Palabra clave: Otros aspectos

En el presente artículo se efectúa una puesta al día de los conceptos y las expresiones cuantitativas que se usan modernamente para dimensionar la transmisibilidad, entre los cuales han adquirido notable preeminencia el número básico de reproducción (R0), el tiempo de generación de casos (TG) y la proporción de la transmisión que ocurre antes de que aparezcan los síntomas (u). Son también parámetros fundamentales las tasas de ataque clínicas, serológicas e intrafamiliares.

Otros parámetros son el número efectivo de reproducción y la proporción vacunal crítica, que están asociados a los anteriores y poseen también gran interés epidemiológico. Para ello, en primer lugar se examinan los efectos del patógeno sobre el huésped y cómo se miden. Luego se describen los diversos períodos que permiten delimitar la dinámica infectiva y patogénica de un proceso transmisible. En tercer lugar, en apartados dedicados a aspectos cuantitativos, se exponen otros parámetros esenciales para medir la transmisiblidad. En la tabla y las figuras se muestran resultados de epidemias, estudios vacunales y supuestos teóricos, que se han seleccionado para ilustrar de forma clara el uso práctico de los parámetros explicados.

Concluyen que el conocimiento de los aspectos básicos de la transmisibilidad es muy útil para valorar la capacidad infectiva propia de un proceso, detectar y analizar los cambios en la frecuencia y la distribución de las enfermedades transmisibles, así como para optimizar la utilización de los recursos preventivos, ya sean medidas de aislamiento, cuarentena, trazabilidad, vacunación o tratamiento. Los parámetros fundamentales para cuantificar la transmisibilidad de un proceso infeccioso y señalar la factibilidad y rapidez con que deben introducirse las medidas de control son el número básico de reproducción, el tiempo de generación de casos y la proporción de la transmisión que ocurre antes de que aparezcan los síntomas.

Por otro lado, para el estudio de los factores que han propiciado un brote, son muy adecuadas las tasas de ataque clínicas, serológicas e intrafamiliares.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú