Assessement of the 2010 global measles mortality reduction goal: results from a model of surveillance data

27/04/2012

image_pdfimage_print

Assessement of the 2010 global measles mortality reduction goal: results from a model of surveillance data.
Simons E, Ferrari M, Fricks J, Wannemuehler K, Anand A, Burton A et al. The Lancet published on line April 24, 2012
Palabra clave: Sarampión. Muertes

La Organización Mundial de la Salud aprobó en 2008 el objetivo mundial de reducir un 90% la mortalidad por sarampión para 2010 en relación a los niveles de 2000. Para evaluar la consecución de este objetivo los autores construyen un modelo espacio-estatal con estimación de coberturas de vacunación y de poblaciones y con los datos reportados de los datos de vigilancia epidemiológica para evaluar el número anual de casos de sarampión, mientras que las muertes las estiman aplicando la letalidad específica por edad y por país.

La mortalidad global descendió un 74% pasando de 535.300 muertes (IC 95%: 347.200-976.400) en el año 2000 a 139.300 (IC 95%: 71.200-447.800) en 2010. La mortalidad se redujo en más de las tres cuartas partes en todas las regiones de la OMS excepto en la del sudeste asiático. La India contabilizó el 47% del total de muertes mundiales en 2010 mientras que la Región de Africa contabilizó el 36%.

La interpretación que los autores del trabajo hacen de los datos es que a pesar del rápido progreso en el control del sarampión entre 2000 y 2007, el retraso en la implantación de un control acelerado en La India y los continuos brotes en Africa están restando ímpetu a la tarea de la reducción de la mortalidad por sarampión. Se necesitan, por consiguiente, medidas de control extraordinarias y compromisos renovados tanto políticos como financieros para poder alcanzar los objetivos de reducción de la mortalidad y poder establecer las bases de una futura erradicación mundial del sarampión.

En una editorial acompañante se enfatiza en que en 128 países, donde más muertes se registran por sarampión, los registros vitales son inadecuados y por lo tanto los datos expresados son estimativos y sujetos a sesgos. Es por ello que aboga no por mejores métodos de estimar la mortalidad sino por medirla directamente, más aun en una enfermedad que está considerada como erradicable en un futuro.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú