Association between 2009 seasonal influenza vaccine and influenza-like illness during the 2009 pandemic: preliminary results of a large household transmission study in western Australia

12/07/2010

image_pdfimage_print

Association between 2009 seasonal influenza vaccine and influenza-like illness during the 2009 pandemic: preliminary results of a large household transmission study in western Australia
Carcione D, Giele C, Goggin L, Kwan K, Smith D, Dowse G et al. Euro Surveill 2010; 15(28): pii=19616
Palabra clave: Gripe H1N1

A raíz de la aparición de cuatro estudios observacionales en Canadá en los que la recepción de la vacuna antigripal estacional se asociaba con un riesgo incrementado de padecimiento de gripe pandémica durante la primavera y verano de 2009, los autores llevan a cabo un estudio domiciliario prospectivo de transmisión durante las diez primeras semanas de la estación gripal en Australia (mayo a agosto) para confirmar o desechar lo encontrado en esos estudios, dada la importancia de las implicaciones en salud pública. Los pacientes índice se definieron como aquellos con la primera infección gripal pandémica sintomática con confirmación de laboratorio, en el domicilio. Mediante entrevistas se estableció su historia de vacunación previa y la de sus contactos o cuidadores y mediante seguimiento telefónico en los 1.466 contactos con historia de vacunación se determinó si habían experimentado una infección tipo gripal. En la semana posterior al comienzo de la enfermedad pandémica en un miembro del domicilio, el 15% de los 304 vacunados y el 15% de los 1.162 contactos no vacunados desarrollaron enfermedad gripal (odds ratio: 1.0;IC95%: 0.7-1.5; p=0.95). Los autores concluyen que el recibir la vacuna trivalente estacional no se asociaba con un riesgo aumentado de padecer la gripe pandémica. Del mismo modo tampoco tuvo efecto protector para evitar la gripe pandémica.
Los autores apuntan varias limitaciones a su estudio del tipo de investigar la enfermedad tipo gripal sin confirmación de laboratorio, las historias de vacunación no se verificaron con las historias clínicas. Entre las fortalezas destacan la capacidad de controlar simultáneamente por la edad, por la profilaxis antivírica y por la presencia de enfermedades subyacentes.

image_pdfimage_print

Subir al menú