Bacterial meningitis: the end of the beginning?

4/05/2016

image_pdfimage_print

Domingo P, Pomar V. Lancet Infect Dis 2016;16:271-272

A propósito de un artículo aparecido en el mismo número de la revista y dedicado a la etiología de meningitis bacterianas en Holanda en el periodo 2016 a 2014, en el que se aprecia un descenso mantenido de la incidencia a lo largo del periodo, en los comentarios al mismo se expone que la disminución sea probablemente debida al desarrollo de protección comunitaria inherente al uso sistemático de vacunas polisacáridas conjugadas en la infancia, por la disminución del transporte nasofaríngeo (“si no hay portadores, no hay casos”). A las vacunas tradicionales se añade ahora la nueva vacuna recombinante frente a N meningitidis serogrupo B que también podría proporcionar protección indirecta. Todavía quedan varios retos por solventar, como el descenso de la efectividad vacunal con el tiempo y la ausencia de vacunas frente a Listeria monocytogenes que no solamente es la que mayor número se secuelas provoca sino que está aumentando la población susceptible (mayores inmunodeprimidos). Piensan, por último, que la mayor parte de los progresos futuros en las meningitis bacterianas provendrán de medidas preventivas más que terapéuticas, haciéndolas extensivas a toda la población mundial. En esta línea, dos iniciativas esponsorizadas por la OMS (WHO sentinel surveillance for invasive bacterial vaccine-preventable diseases y la Global Vaccine Action Plan) van en la dirección correcta.

[más información]

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú