BCG vaccine. WHO Position Paper

6/01/2004

image_pdfimage_print

BCG vaccine. WHO Position Paper
World Health Organization. Wkly Epidemiol Rec 2004; 79: 27-39
Palabra clave: Tuberculosis.

La OMS emite su postura acerca del control de la tuberculosis mediante la vacunación. La tuberculosis está ligada globalmente a la pobreza y su control es en definitiva una cuestión de justicia y de derechos humanos. La vacuna del bacilo BCG es una de las más utilizadas ya que se administra a más del 80% de los neonatos y lactantes de niños de países en los que esa vacuna forma parte del calendario de vacunación. La BCG protege frente a la meningitis y la diseminación tuberculosa de los niños aunque no evita la infección primaria ni tampoco la reactivación de una infección pulmonar latente. Aunque la BCG ha mostrado su eficacia en el control de la lepra y probablemente en la úlcera de Buruli, no se contemplan estos aspectos en este “Position Paper”. En países con alta carga de tuberculosis, debe de administrarse una sola dosis a todos los niños tan pronto como sea posible tras el nacimiento. Recibirán también la vacuna los niños VIH positivos asintomáticos, incluso en área endémicas de VIH, ya que los efectos adversos de la BCG son extremadamente infrecuentes. En este caso, y si los recursos lo permiten, se debiera hacer un seguimiento estrecho por si ocurriera una diseminación en niños con rápido desarrollo de inmunodeficiencia. Los países con baja carga de tuberculosis pueden escoger entre limitar la vacunación a neonatos y lactantes de grupos de riesgo o hacer Mantoux a niños mayores. La vacunación BCG no se recomienda normalmente a adultos pero pudiera considerarse en aquellos negativos a la tuberculina en contacto estrecho inevitable con casos de tuberculosis multiresistente. No se ha demostrado la efectividad de vacunaciones repetidas con BCG

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú