Can Neisseria lactamica antigens provide an effective vaccine to prevent meningococcal disease?

6/09/2005

image_pdfimage_print

Can Neisseria lactamica antigens provide an effective vaccine to prevent meningococcal disease?
Gorringe AR. Expert Rev Vac 2005; 4(3): 373-379
Palabra clave: Meningococo

Las únicas vacunas frente a la enfermedad meningocócica por serogrupo B con eficacia probada son las basadas en vesículas de membrana externa (VME) como las desarrolladas en Cuba y Noruega. Hay muchas propuestas de vacunas, pero ninguna de ellas es favorita para ser la adecuada. Los antígenos individuales plantean cuestiones referentes a la diversa gama de variaciones del meningococo, y es improbable que un solo antígeno candidato tenga éxito a largo plazo. Las vacunas basadas en VME de N. meningitidis predominan por la respuesta al antígeno PorA, que define el serosubtipo, y aunque se han desarrollado vacunas PorA polivalentes, éstas tendrían que ser reformuladas con frecuencia debido a los cambios frecuentes observados en los serosubtipos, y el número de los serosubtipos requeridos para una cobertura eficaz necesitaría vacunas complejas y costosas. Otras propuestas consisten en vacunas basadas en lipo-oligopolisacáridos específicos (LOE), con resultados prometedores en modelos animales, pero estas vacunas deben conjugarse para asegurar la inmunogenicidad; además, hay cuestiones referentes a la variabilidad de los LOE. Una vacuna potencialmente eficaz basada en el polisacárido químicamente modificado del serogrupo B ha planteado dudas referentes a su aceptabilidad para el uso en humanos, porque puede activar anticuerpos frente al tejido humano. Poolman y Bethet describen la vacuna ideal frente al serogrupo B de la N. meningitidis, que debe ser: segura e inmunogénica en población infantil; capaz de proteger frente a una amplia gama de cepas; costo-efectiva y fácil fabricar a gran escala. Una vacuna de VME de N. lactámica tiene posibilidades de satisfacer todos estos criterios, y ha inducido inmunidad en niños frente a N. meningitidis. Estudios con modelos animales han demostrado protección frente a diversas cepas. La N. lactámica tiene una ventaja frente a la N. meningitidis, es un organismo seguro. La cuestión de si la vacuna basada en la N. lactámica puede ser eficaz se resolverá con la evaluación de estudios clínicos.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú