image_pdfimage_print

Vacunas para los enfermos hepáticos (del hígado)

2/10/2007

Cualquiera de estas infecciones en estos pacientes puede AGRAVAR la enfermedad que ya padecían y sufrir más COMPLICACIONES que las personas sanas.

Las recomendaciones vacunales para estas personas son:

  1. Tener AL DÍA el calendario vacunal que le corresponda por la edad y situación personal: riesgo laboral, enfermedades de base, viajes…
  2. Vacunas ESPECIALMENTE recomendadas:
    1. Vacuna ANTIGRIPAL  con carácter ANUAL.
    2. Vacuna ANTINEUMOCOCICA  del adulto: una dosis y un recuerdo a los 5 años.
    3. Vacuna TÉTANOS-DIFTERIA  del adulto (Td): los pacientes mal vacunados o que no recuerdan cuando lo fueron, se deben poner TRES dosis: 0-1-12 meses, posteriormente SÓLO es necesaria una dosis de RECUERDO cada 10 años. En las personas que están bien vacunadas, solo es necesaria la dosis de recuerdo cada 10 años.
    4. Vacuna HEPATITIS B: tres dosis: 0-1-6 meses. Está vacuna debe administrarse a todas las personas con enfermedad hepática crónica no producida por el virus de la hepatitis B
    5. Vacuna HEPATITIS A: en mayores de 35 años se aconseja estudiar si la persona está inmunizada (tienen anticuerpos/defensas en sangre). Si no es así, se debe vacunas con una pauta de DOS dosis: 0 y 6 meses.

En menores de 35 años se administra la vacuna sin realizar ningún estudio previo.

En el caso de ser necesarias ambas vacunas; existe un preparado que las incluye: HEPATITIS A+B y se administrarían tres dosis: 0-1-6 meses.

En todo caso, los sanitarios que le controlan la enfermedad le darán información puntual: ¡¡SOLÍCITELA !!.

Bibliografia:

  1. Bayas JM, Campins M. Vacunaciones parar adultos inmunocompetentes que padecen afecciones crónicas; enfermedades cardiovasculares, enfermedad pulmonar obstructiva, diabetes mellitus y hepatopatía. Vacunas 2006;7( Supl 1):80-85.

Vacunas ante los riesgos del ejercicio de la profesión

2/10/2007

¿Por qué determinados trabajadores se han de vacunar?

  1. Por el riesgo inherente a la actividad profesional: sanitarios, veterinarios, policías, bomberos, manipuladores de alimentos…
  2. Por los riesgos derivados del ejercicio de la misma: pinchazos, heridas, lesiones, cortes…
  3. Por la propia situación del trabajador: enfermedades de base, problemas de salud…

El mensaje debe ser claro: debo tener TODAS las vacunas que me corresponden por ser adulto, Y ADEMÁS, las ESPECÍFICAS DE MI TRABAJO. (Ver Tabla 1 adjunta).

La colaboración entre la sanidad pública y los profesionales sanitarios de la sanidad laboral es imprescindible para alcanzar altas coberturas vacunales.  

TABLA 1: Vacunas ESPECÍFICAS DE MI TRABAJO

PROFESION VACUNAS ACONSEJADAS
Sanitarios: médicos, enfermeras, auxiliares… Ver apartado correspondiente
Trabajadores de centros geriátricos, físicas, centros de personas con minusvalías psico-rehabilitación toxicómanos, centros de acogida. Td: Dosis recuerdo cada 10 años.
VHB: tres dosis (0-1-6 m).
Profesionales manipuladores de alimentos o trabajadores de centros de producción alimentaria. Td: Dosis de recuerdo cada 10 años.
VHB: tres dosis 0-1-6 meses.
VHA: si menores de 40 años: dos dosis.
Fiebre tifoidea.
Profesionales manipuladores de alimentos o trabajadores de centros de producción alimentaria Gripe anual.
Td ( recuerdo cada 10 años)
VHB. Tres dosis.
Fiebre tifoidea.
VHA menores de 40 años.
Trabajadores de limpieza, recogida y procesamiento de basuras, residuos biológicos, poceros, limpieza de aguas insalubres… Td: dosis de recuerdo cada 10 años.
VHA. Menores de 40 años.
Fiebre tifoidea.
VHB: tres dosis
Profesionales docentes, cuidadores guarderías, jardines de infancia Td: recuerdo cada 10 años.
VHA menores de 40 años.
TV: dos dosis
Varicela.
Gripe: anual
Profesionales veterinarios, cazadores, personal de zoológicos, circos, cuidadores de animales, zoólogos, conservacionistas Td: dosis recuerdo cada 10 años.
VHB: tres dosis.
Rabia: profilaxis preexposición.
Gripe: en algunas circunstancias

Observaciones:

Vacuna tétanos –difteria tipo adulto  ( Td.): Dosis de recuerdo cada 10 años si está correctamente vacunado; si no, completar o iniciar vacunación ( 0-1-12 meses)y posteriormente, recuerdo cada 10 años.

Vacunas hepatitis B (VHB): tres dosis 0-1-6 meses. No es necesario hacer mas cosas ni poner más dosis.

Vacuna hepatitis A (VHA): menores de 40 porque no han tenido contacto con el virus y no están inmunizados. Dos dosis: 0-6-12 meses.

Bibliografía:

Cerillo A, Calbo F. Vacunaciones frente a exposiciones laborales. Vacunas 2006;7(Supl 1):125-150

Más información en el Manual de vacunación en el ámbito laboral del Servicio Extremeño de Salud

Vacunación en personal sanitario

1/03/2007

La Sociedad Española de Medicina de Familia realiza recomendaciones al respecto. ¿Por qué deben estar correctamente vacunados los sanitarios?:

  1. Riesgo de adquirir infección (GRIPE, HEPATITIS B…)
  2. Riesgo de poder transmitirla a los pacientes (como la HEPATITIS B).
  3. Trabajamos con personas que cuyo sistema de defensa contra las infecciones está alterado: pacientes con enfermedades crónicas (cardiopatías, neuropatías…), insuficiencia renal crónica, linfomas leucemias, intervenciones quirúrgicas. Todo paciente ingresado o que es atendido por un sanitario tienen un buen motivo de salud para hacerlo.
  4. Prestan un “servicio público “esencial para la comunidad. En algunos casos es un servicio que no puede ser demorado (URGENCIAS. CIRUGIA…).
  5. Las enfermedades que pueden ser prevenidas mediante vacunación como la GRIPE  es un motivo frecuente en temporada invernal de absentismo laboral, con todos los perjuicios que ocasiona al sistema sanitario: consultas retrasadas, pruebas médicas suspendidas, operaciones retrasadas… en definitiva, TODOS PERDEMOS.
  6. Es una cuestión ética: la prevención del sanitario empieza por él mismo: SI YO ME VACUNO, MIS PACIENTES TAMBIEN LO HARAN.

Sin embargo, la REALIDAD dista de ser óptima. ¿Por qué se vacunan poco los sanitarios? Son varias las razones: escasa percepción del riesgo y/o complicaciones, la sobreestimación de seguridad, las dudas sobre la eficacia vacunal, rechazo a pincharse.

Las vacunas indicadas en sanitarios las dividimos en dos grupos: aquéllas ESPECIALMENTE indicadas ( TABLA 1) y otro grupo con indicaciones más específicas ( TABLA 2). 

En conclusión: debemos vacunarnos por nosotros, por nuestros pacientes e incluso por nuestros seres queridos a los que no deseamos transmitirles ciertas enfermedades desde nuestro medio laboral. 

TABLA 1: Vacunas ESPECIALMENTE INDICADAS

GRIPE

HEPATITIS B

TRIPLE VIRICA

VARICELA

TÉTANOS-DIFTERIA Tipo adulto Td

TABLA 2. Vacunas indicadas en situaciones

Hepatitis A

Polio parenteral

Tosferina

Tuberculosis

Fiebre tifoidea

Meningococo

Neumococo

Vacunas para los de 65 o más

1/03/2007
  1. La mayoría de éstas personas NO fueron vacunados en su infancia o adolescencia porque o bien no estaban disponibles algunas vacunas o por las circunstancias socio-sanitarias de aquellos años no les fueron administradas.
  2. Hay enfermedades prevenibles por vacunas que TODAVIA pueden afectar a estas edades, como por ejemplo el tétanos.
  3. Tanto la edad como alguna situación de mala salud (enfermedades del corazón, hígado, riñones) debilitan el sistema de defensas (inmunológico) y los hace más susceptibles a determinadas infecciones.
  4. Para tener protección DURANTE TODA LA VIDA se necesitan dosis de recuerdo (repetición) de determinadas vacunas (tétanos –difteria).
  5. Muchas infecciones que se pueden tener COMPLICAN y agravan las enfermedades de base (neumonía como complicación de una gripe, fallo renal…) y suponen mayor riesgo de hospitalización, complicaciones, toma de fármacos e incluso fallecimiento…

Las vacunas RECOMENDADAS a estas edades son (TABLA 1):

TABLA 1: Vacunas para los de 65 o más.

Gripe

Neumococo

Tétanos-difteria Td

Otras: según las situación: Hepatitis B, hepatitis A..

 

  • Gripe: vacuna ANUAL. En algunas Comunidades Autónomas se pone a TODOS LOS DE 60 AÑOS O MAS. El mejor consejo es consultar con su médico o enfermera para saber lo que debo de hacer.  Más información.
  • Neumococo: 1 dosis a partir de 65 años. Al igual que la vacuna de la gripe en algunas Comunidades Autónomas la ponen a partir de los 60 años.
  • Tétanos
  • Difteria: una dosis de recuerdo cada 10 años. En aquellas personas que no recuerda cuándo se vacunaron o tienen dudas poner tres dosis( 0-1-12 meses) y posteriormente sólo hace falta una dosis de recuerdo cada 10 años.
  • Otras vacunas: en pacientes con enfermedades crónicas como enfermedades del hígado, riñón, corazón, pulmones, pueden ser necesarias otras vacunas como la hepatitis B, hepatitis A; el mejor consejo: CONSULTAR a su médico o enfermera.  Más información.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Bayas JM, Vilella A. Vacunaciones del adulto( Cap 47). En: Salleras L. Vacunaciones Preventivas. 2ª Edición. Masson. Barcelona 2003.
  2. De Juanes Pardo JR. Vacunaciones en el adulto. Guía y recomendaciones. ASFORISP. Madrid 2003.
  3. Alvárez Pasquín MJ, Mayer Pujadas MA. Calendario vacunal del adulto. En: De Arístegui J. Vacunaciones en el niño. Asociación ESVAPE. Ciclo editorial SL. Bilbao 2004.

 

Vacunas para la mujer en edad fértil

27/02/2007

La decisión de vacunar a una mujer embarazada se debe basar en la valoración de:

  • riesgo para la madre de la infección que se quiere prevenir,
  • riesgo para el futuro bebé si la madre contrae la infección durante el embarazo y
  • los posibles efectos secundarios de la vacuna tanto para la madre como para el bebé.

Siempre debe primar el principio de precaución: el beneficio de las vacunas debe ser claramente superior a los posibles efectos secundarios.

Distinguiremos 3 fases en la preparación del embarazo:

1. Antes del embarazo

TODA mujer en edad fértil debe tener TODAS las vacunas que le correspondan por la edad. ESPECIAL ATENCION a la correcta vacunación de RUBEOLA, TRIPLE VIRICA (sarampión, rubéola y paperas), Tétanos  y difteria del adulto (Td). Es especialmente importante vacunas contra la rubéola porque puede producir malformaciones importantes en el feto si se padece durante el embarazo.

Consulta con tu médico o enfermera si quieres quedarte embarazada; te darán consejos y te administrarán las vacunas que necesites y las precauciones que debes tomar. Recuerda: ¡¡¡ el cuidado del embarazo debe empezar con el deseo!!!

2. Durante el embarazo

la vacunación durante el embarazo PROTEGE al bebé.

Están ESPECIALMENTE INDICADAS las siguientes vacunas: vacuna antigripal y tétanos-difteria. Si la paciente ya estaba vacunada contra el tétanos, pero no ha recibido ninguna dosis en los últimos 10 años, se le debe administrar una de recuerdo.

Aquellas mujeres que no están vacunadas o lo están de forma incompleta deben recibir las dosis adecuadas para tener la pauta de vacunación completa. Además, podrá recibir otras vacunas según determinadas situaciones. (Ver Tabla 1).

¿Por qué se deben vacunar de la gripe? Está demostrado que en la gestación hay mayor riesgo de infección gripal y de complicaciones (neumonía) por mayor actividad cardiaca, disminución de la capacidad pulmonar y alteraciones del sistema de defensas (inmunológico). Esto es todavía más evidente si la mujer tiene alguna enfermedad cardio-respiratoria (asma. valvulopatías…).

Además hay un paso de anticuerpos a través de la placenta al bebé y le protege parcialmente durante los primeros meses de vida., ya que la vacunación en el bebé contra la gripe no se puede realizar antes.

Por otra parte, la múltiple información disponible nos dice que es una vacuna segura, no siendo causa de malformaciones del bebé. El Ministerio de Sanidad y Consumo de España también la recomienda.

TABLA Nº 1: Vacunas indicadas (pueden ponerse) en el embarazo

Td: TÉTANOS-DIFTERIA TIPO ADULTO

ANTIGRIPAL

Rabia

Hepatitis B

Neumococo

Hepatitis A

Meningococo C y A

haemophilus Influenza tipo b.

En general están CONTRAINDICADAS las vacunas de gérmenes vivos durante el embarazo (Ver Tabla 2).

TABLA Nº 2: Vacunas contraindicadas ( No deben ponerse)

Triple vírica

Rubeola

Fiebre tifoidea oral

Varicela

Vacuna BCG( tuberculosis)

Polio oral

Las vacunas de gérmenes muertos o inactivados, toxinas o polisacáridos, en general, se pueden administrar durante el embarazo, aunque debe hacerse preferentemente durante el segundo y tercer trimestre.

Se puede vacunar a los convivientes de las embarazadas con vacunas de gérmenes vivos. En el primer trimestre se debe valorar la indicación de las mismas y, si el riesgo que supone contraer la enfermedad es elevado, se pueden administrar (Ver Tabla 3).

En otros casos se debe valorar por parte de un profesional sanitario la conveniencia de la vacunación. Debe ser una RECOMENDACIÓN INDIVIDUAL.

TABLA Nº 3. Vacunas que se debe valorar riesgo/beneficio

Fiebre amarilla

Polio parenteral

Cólera inactivada oral

Tifoidea parenteral de polisacáridos

3. Después del embarazo

IMPORTANTE RECORDAR que durante el periodo de lactancia materna se puede administrar cualquier tipo de vacuna tanto a la madre como al niño.

Es una buena oportunidad para PONERSE AL DÍA si no se pudo hacer antes (Rubéola, Triple vírica, Td…).

BIBLIOGRAFIA

  1. Álvarez Pasquín MJ, Batalla Martínez C, Comín Bertrán E, Gómez Marco JJ, Pericas Bosch J Pachón del Amo I, Rufino González J, Mayer Pujadas MA. Prevención de las enfermedades infecciosas. Aten Primaria 2005; 36 (supl 2) 66-84.
  2. Adult Vaccination, Part 2. Vaccines for Persons at High Risk Teaching Immunization for Medical Education Project. J Fam Pract 2000;49 (supl):51-64. 
  3. Moraga Llop FA. Vacunación en la embarazada En: Campins Martí M Moraga Llop FA. Vacunas 2006. Proust Science SA. 2006. Barcelona. 
  4. Immunization during pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologist. ACOG Committee Obstetrics and Gynecology 2003;101:207-121. 
  5. Puig-Barberá J. Vacunas y embarazo (I y II). Inmunizaciones: saltos al futuro. Aten Primaria 2004;33(1):38-43. 
  6. Avila- Agüero ML, Morice A. Vacunaciones en la mujer embarazada. En: Salleras(Ed), vacunaciones preventivas.2º edición. Editorial Mason. Barna 2003.
image_pdfimage_print

Subir al menú