image_pdfimage_print

Measles vaccines: WHO position paper-April 2017

13/07/2017

World Health Organization. Wkly Epidemiol Rec 2017;92:205-228

“Position paper” de la Organización Mundial de la Salud que sustituye al emitido en 2009. Incorpora lo más reciente en el campo del sarampión y aborda el asunto de la segunda dosis de vacuna, cuando vacunar a partir de los seis meses de vida, la pauta a seguir en la revacunación de los niños infectados por VIH que se encuentren en tratamiento con antiretrovíricos. Las conclusiones del documento se basan en las discusiones que mantuvieron los miembros del SAGE en 2013, 2015 y 2016. Como aspectos más importantes del documento, destacan cuándo hay que administrar una dosis de vacuna a los seis meses de vida, que sería suplementaria a las dos convencionales: a) durante brotes epidémicos, en campañas de vacunación en ambientes con riesgo de sarampión en menores de nueve meses, c) en poblaciones desplazadas, refugiados y zonas en conflicto, d) para niños con alto riesgo (contactos de casos), e) para viajeros a áreas endémicas, y f) niños nacidos de madres infectadas con VIH. Un dato especialmente importante es el de la actitud con dosis de vacuna recibidas con menos de nueve meses. En concreto, la OMS considera en ese caso que la dosis debe considerarse como “suplementaria” y debería registrarse como dosis “cero” al menos que el país disponga de datos que demuestren una alta seroconversión con dosis por debajo de esa edad. Los niños con dosis “cero” recibirán dos dosis más a las edades recomendadas en los calendarios nacionales de vacunación.

[más información]

Artículos relacionados

Immunogenicity of 2 vs 3 doses of the quadrivalent human papillomavirus vaccine in girls aged 9 to 13 years after 60 months

13/07/2017

Ogilvie G, Sauvageau Ch, Dionne M, McNeil S, Krajden M, Money D et al. JAMA 2017;317:1687-1688

Análisis post hoc de un ensayo clínico fase III llevado a cabo en Canadá entre 2007 y 2008, con el objetivo de conocer la inmunogenicidad de 2 ó 3 dosis de vacuna tetravalente frente al papilomavirus humano en niñas de 9 a 13 años a los 60 meses de haber recibido la correspondiente pauta de vacunación. De 520 mujeres participantes originalmente, 101 proporcionaron muestras sanguíneas a los 60 meses (50 de dos dosis y 51 de tres dosis). La seropositividad con ambos esquemas fue superior al 95% para todos los genotipos excepto para el 18. Las respuestas en términos de media geométrica de concentración de anticuerpos (GMC), para el 6, 11 y 16, no fueron inferiores en la pauta de dos respecto a la de tres dosis. Para los cuatro tipos, en ambos grupos, se comprobó un descenso en los títulos a lo largo del periodo pero sin diferencias en la tendencia entre ambos esquemas. Los autores concluyen que un esquema de dos dosis puede ahorrar costes y mejorar el acceso mundial a la vacunación y aunque el estudio muestra que en los vacunados caen los títulos de anticuerpos a los 36 y 60 meses, no había diferencias entre ambos. En definitiva, las niñas que reciben dos dosis deben de disponer una protección comparable a la obtenida en mujeres de 16 a 26 años con esquemas de tres dosis, aunque se necesitan datos de efectividad a largo plazo. Como limitaciones plantean la escasa “n” de la muestra.

[más información]

Artículos relacionados

Demonstration of the herd effect in adults after the implementation of pneumococcal vaccination with PCV13 in children

13/07/2017

Hays C, Vermee Q, Agathine A, Dupuis A, varon E, Poyart C et al. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 2017;36:831-838

Estudio observacional que describe los resultados de la monitorización de la epidemiología de S pneumoniae en un observatorio regional francés (Ile de France-Ouest) en los años 2013 a 2015, tres y cinco años tras la introducción de la vacuna conjugada de trece serotipos. Comparan los resultados con los obtenidos por el mismo sistema durante el año 2009. Dispusieron de 113 y 158 cepas de neumococo en niños y adultos con ENI. Comparado con 2009 el número total de aislamientos en 2015 descendió en niños (263 vs 53) y en adultos (220 vs 131), mientras que la cobertura por serotipos vacunales descendió significativamente en adultos desde un 67.7% al 25.2% y en niños del 75.1% al 18.5%. Llaman la atención sobre el descenso significativo de los serotipos 1, 7F y 19A en la infancia y el descenso también significativo del 7F y 19A en adultos. En estos últimos emergieron los serotipos 8, 9N y 10A, mientras que en el niño no se observó emerger ningún serotipo en especial. Los autores concluyen con que sus datos demuestran que la introducción de la vacuna PnC13 se ha asociado con cambios significativos en la distribución de los serotipos de adultos y niños, siendo excepcional el aislamiento de serotipos vacunales, excepto el 3. Los no vacunales en el adulto reflejan los observados en la población pediátrica y son el 8 y el 22F (incluidos en la vacuna PnPS23) y otros no incluidos (16 y 35). Por consiguiente, se precisa continuar con la monitorización de la enfermedad neumocócica, especialmente para el serotipo 3.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness of live attenuated influenza vaccine and inactivated influenza vaccine in children during the 2014-2015 season

13/07/2017

Mclean H, Caspard H, Griffin M, Poehling K, Gaglani M, Belongia E et al. Vaccine 2017;35:2685-2693

Estudio observacional postcomercialización de la vacuna antigripal atenuada tetravalente frente a la inactivada tri o tetravalente convencional en la temporada 2014/15 que se caracterizó por la circulación de un virus A/H3N” con un drift antigénico respecto del virus contenido en la vacuna. El estudio se llevó a cabo en cuatro centros hospitalarios de los Estados Unidos en niños de 2 a 17 años con enfermedad respiratoria aguda febril de menos de cinco días de duración, a los que se le hizo PCR de exudados nasales para confirmar la gripe. La efectividad de la vacuna se hizo mediante un diseño de casos y controles test negativo. Un dato importante de la temporada gripal es que de los 1511 niños incluidos en el análisis, el 28% eran positivos a la gripe de los que el 74% eran A/H3N2 y el 26% eran B. De los 291 H3N2 que pudieron ser caracterizados antigénicamente, el 96% eran distintos a los contenidos en la vacuna, y de los 99 virus B el 83% eran del lineage Yamagata que diferían del contenido en la vacuna. Para la vacuna atenuada tetravalente la efectividad frente a H3N2 fue del 30% (-6 a 54) y del 87% para el tipo B y para la inactivada tetravalente la efectividad frente a H3N2 fue del 40% (16-58) y del 35% (-31 a 67) para los virus B. El riesgo de padecer gripe de una vacuna frente a otra fue similar para la gripe A/H3N2 y menor con la vacuna atenuada para el virus B (OR: 0.08. IC 95%: 0.06-0.55). Los autores concluyen que ambas vacunas no protegían frente a la variante circulante de H3N2, mientras que el comportamiento de la vacuna atenuada fue significativamente mejor para la cepa B mutada.

[más información]

Artículos relacionados

Two doses of inactivated influenza vaccine improve immune response in solid organ transplant recipients: results of TRANSGRIPE 1-2, a randomized controlled clinical trial

10/07/2017

Cordero E, Roca-Oporto C, Bulnes-Ramos A, Aydillo T, Gavaldá J, Moreno A et al. Clin Infect Dis 2017;64:829-838

Ensayo clínico, aleatorio, fase III, controlado, multicéntrico y abierto en hospitales españoles, para comprobar si una dosis de recuerdo de vacuna antigripal puede mejorar la efectividad vacunal en los que han recibido un trasplante de órgano sólido (TOS). Los pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir una dosis de vacuna (grupo control) o dos dosis (grupo booster) en un intervalo de cinco semanas. La primera se recibió a partir del primer mes tras el trasplante. Se incluyeron en el estudio 499 trasplantados y aunque la seroconversión a las diez semanas no alcanzó significación estadística al analizar mediante “intención de tratar”, las tasas de seroconversión fueron significativamente mayores en el grupo booster en el análisis de “por protocolo” (53.8% vs 37.6% para A/H1N1, 48.1% vs 32.3% para A/H3N2 y 90.7% vs 75% para gripe B). Más aún, la seroprotección a las 10 semanas fue significativamente mayor en el grupo booster: 54% vs 43.2% para A/H1N1, 56.9% vs 45.5% para A/H3N2 y 83.4% vs 71.8% para cepas B. El número necesario para tratar (NNT) con la estrategia de uso de booster para tener un impacto beneficioso en un paciente fue inferior a diez. La eficacia clínica, 99.2% vs 98.8%, y los efectos adversos graves, 6.4% vs 7.5%, fueron similares en ambos grupos. Tras exponer las limitaciones del estudio (escasa representación de los trasplantes pulmonares, recepción de vacuna en las temporadas previas en muchos pacientes y probable ausencia de diagnósticos en gripes asintomáticas o con escasas manifestaciones clínicas), los autores concluyen que dado el NNT y la tolerancia de las dos dosis de vacuna, el uso de esta pauta debería considerarse una medida eficiente debido a que mejora la efectividad inmunológica.

[más información]

Artículos relacionados

Global impact of rotavirus vaccination on childhood hospitalizations and mortality from diarrhea

10/07/2017

Burnett E, Jonesteller C, Tate J, Yen C, Parashar U. J Infect Dis Epub ahead of print 2017 April 18

Revisión sistemática de la literatura entre enero de 2006 y diciembre de 2016 con los términos rotavirus, “vaccin” o “immuni” al objeto de conocer el impacto de la vacunación frente a rotavirus en las hospitalizaciones o fallecimientos durante los diez primeros años desde la comercialización de la vacuna, incluyendo los datos de aquellos países de baja renta que han introducido recientemente la vacuna. Se incluyeron en la revisión 57 artículos procedentes de 27 países, tanto con vacuna monocomponente con pentavalente. El impacto fue referido a niños menores de cinco años y la vigilancia se extendió a un año antes y otro después desde el inicio del sistema de vigilancia en el país en cuestión. En este grupo etario la reducción media en el porcentaje de las hospitalizaciones por gastroenteritis agudas fue del 38% a escala mundial y del 41%, 30% y 46% en los países de baja, media y alta mortalidad infantil, respectivamente. Las hospitalizaciones y las consultas a los servicios de urgencia se redujeron una media del 67% global y del 71%, 59% y 60% en los países de baja, media y alta mortalidad infantil, respectivamente. Los autores concluyen que la implantación de los programas de vacunación frente a rotavirus ha causado un descenso substancial de las hospitalizaciones por rotavirus y de las gastroenteritis de cualquier causa.

[más información]

Artículos relacionados

Immune responses after 2 versus 3 doses of HPV vaccination up to 4½ years after vaccination: an observational study among Dutch routinely vaccinates girls

10/07/2017

Dunken R, Schurink-van´t Klooster T, Schepp R, van der Klis F, Knol M, Meijer Ch et al. J Infect Dis 2017;215:359-367

Estudio observacional en Holanda para estudiar la respuesta inmune en adolescentes de doce años inmunizadas con la vacuna bivalente frente al virus del papiloma humano, bien con tres dosis o con dos (se pasó a un esquema reducido en 2014), con el objetivo de explorar si las respuestas diferían entre ambos esquemas de vacunación. Identificaron a las niñas mediante los sistemas nacionales de registros vacunales y se midió la avidez y la concentración específica de anticuerpos frente a los genotipos 16/18/31/33/45/52/58, con estratificación por el tiempo transcurrido desde la recepción de la primera dosis de vacuna (0-2, 2-3, 3-4 y 4-4½ años). Los GMC para los tipos vacunales solamente fue no inferior para 2 respecto a 3 dosis para el 18 a los 2-3 años tras la primera dosis con una ratio de GMC de 0.89. Para tipos vacunales y con protección cruzada (16/18/31/33/45) el índice de avidez fue no inferior para dos respecto a tres dosis, excepto para los tipos 31 a los 4-4½ años y para el 33 a los 3-4 y 4-4½ años. Los autores concluyen que los GMXC para los tipos vacunales 16 y 18 no fueron inferiores con el esquema de dos respecto del de tres dosis, excepto para el 18 a los 2-3 años, aunque la avidez de los anticuerpos mostró no inferioridad, independientemente de las concentraciones de anticuerpos.

[más información]

Artículos relacionados

Subacute sclerosing panencephalitis: the devastating measles complication that might be more common tan previously estimated

10/07/2017

Wendorf K, Winter K, Zippirch J, Schechter R, Hacker J, Preas Ch et al. J Infect Dis published on line 6 April 2017

Al ser la PEES una complicación mortal postsarampionosa, los autores revisan los casos acaecidos en California entre 1998 y 2015 al objeto de conocer los factores de riesgo y estimar la incidencia. Revisaron los registros clínicamente compatibles y los anticuerpos antisarampionosos en líquido cefaloraquídeo o las historias clínicas con SPPE documentada en varias bases de datos, certificados de defunción y reportes de los CDC o investigando en las enfermedades neurológicas no diagnosticadas en las que se analizó presencia de anticuerpos en LCR. Se identificaron en el periodo 17 casos con una ratio varones-mujeres de 2.4/1. 12 casos tenían una historia de enfermedad tipo sarampión, todos ellos con padecimiento por debajo de los quince meses de vida. Ocho habían estado expuestos a casos de sarampión en el mismo estado de California. El diagnóstico se llevó a cabo a una edad media de 12 años (3-35) con un periodo de latencia de 9.5 años (2.5-34). De los casos reportados al Departamento de Salud del estado entre 1988-1991, la incidencia de PEES fue de 1:1367 en menores de cinco años en el momento del padecimiento de la enfermedad y de 1:609 en menores de doce meses. Los autores resaltan la alta tasa de PEES en los que padecen la enfermedad de pequeños por lo que aconsejan a los padres que no viajen con lactantes a áreas endémicas o en su caso vacunarlos entre los 6 y 11 meses. Enfatizan, por otra parte, la sensibilización de los clínicos hacia pacientes con síntomas compatibles con PEES aunque no tengan historia específica de padecimiento previo de sarampión.

[más información]

Artículos relacionados

Injecting rabies immunoglobulin (RIG) into wounds only: a significant saving of lives and costly RIG

26/06/2017

Bharti O, Narayan Sh, Wilde H. Hum Vacc Immunother 2017;13:762-765

Los autores exponen la experiencia en un estado de La India, en el que por problemas de desabastecimiento de inmunoglobulina antirrábica humana y equina, tuvieron que administrar ésta última solamente en la/s herida/s, sin administración intramuscular posterior. Las dosis oscilaron entre los 0,5 cc. y los 6,5 cc. sin exceder el límite de 3000 UI que podría ser inmunosupresor de la vacuna antirrábica que se administraba concomitantemente. En 2014 atendieron a 4531 heridas tipo III de la OMS que fueron tratadas con vacuna intradérmica e inmunoglobulina local en los primeros tres días. De éstos, en 26 se confirmó a posteriori que el perro agresor era portador del virus rábico. Todos ellos, con edades entre los 2 y 58 años, sobrevivían transcurrido un año desde la mordedura. Como limitación del estudio, los autores comentan que ya que el contenido de virus rábico en la saliva de los animales agresores puede variar entre no detectable a muy alto, no se pudo predecir el riesgo real de rabia en cada una de las 26 víctimas. Concluyen que sus resultados apoyan otros experimentales y observacionales de la eficacia clínica de administrar la inmunoglobulina solamente en la zona de la mordedura/herida, junto a la vacuna.

[más información]

Artículos relacionados

Long-term impact of self-financed rotavirus vaccines on rotavirus-associated hospitalizations and costs in the Valencia Región, Spain

26/06/2017

Orrico A, López M, Pérez S, Díez-Domingo J. BMC Infect Dis 2017;17:267

La vacuna de rotavirus está recomendada en España por algunas sociedades científicas pero no por el sistema sanitario público. Aun así, las coberturas pueden alcanzar el 40%-50% en la población pediátrica. Los autores plantean un estudio ecológico poblacional para analizar el impacto a largo plazo de las vacuna frente a rotavirus en las tasas de hospitalización por gastroenteritis en general o en las causadas por ese virus y los costes sanitarios asociados. Utilizaron el CMBD y el registro informatizado de vacunas de la CA de Valencia en menores de cinco años en el periodo 2002-2015. Los costes del uso de servicios sanitarios se desglosaron entre la etapa prevacunal (2003-2006) y postvacunal (2008-2014). Tras la comercialización de las dos vacunas en España, la incidencia de GEA por RV decayó marcadamente y se observó una reducción del riesgo para GEA/RV y GEA en general en todas las edades relacionado con las coberturas de vacunación. Con una cobertura vacunal entre el 40% y el 42%, el riesgo de hospitalización por GEA/RV cayó un 67% (IC 95%: 55-67), un 71% (IC 95%: 58-81) y un 68% (IC 95%: 18-92) para los de 0, 1 y 4 años de edad, respectivamente. Globalmente, los costes asociados a las hospitalizaciones se redujeron alrededor de seis millones de euros por cada 100.000 niños en el periodo de siete años. Los autores concluyen que a pesar de una cobertura media, la introducción de la vacuna ha tenido un impacto en las hospitalizaciones por gastroenteritis en los menores de cinco años, reduciendo ostensiblemente los costes sanitarios.

[más información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 570

Subir al menú