image_pdfimage_print

Risk factors for admission to hospital with laboratory-confirmed influenza in young children: birth cohort study

19/01/2018

Hardelid P, Verfuerden M, McMenamin J, Gilbert R. Peadiatr Pulmonol Respir Infect 2017;50:1700489

Estudio de cohortes para determinar los factores de riesgo de ingresos hospitalarios en niños menores de dos años con el objetivo de informar a los programas de vacunación pediátricos. Para ello enlazaron todos los nacimientos de un solo hijo en Escocia entre 2007 y 2015 a datos administrativos hospitalarios y a reportes de laboratorio en relación a la gripe. Utilizaron modelos de Cox para identificar factores de riesgo de nacimiento y familiares asociados a ingresos hospitalarios. Registraron 1115 ingresos en 424048 niños. El 85.1% de los ingresados había nacido a término y no pertenecían a ningún grupo de riesgo. La presencia de un hermano mayor se asoció muy potentemente con un incremento del riesgo de ingreso, particularmente para niños menores de seis meses (hazard ratio para el segundo versus primer niño nacido de 2.02 con IC 95%: 1.52-2.69). La edad de la madre inferior a treinta años y el nacimiento durante el otoño (menor de seis meses en relación a las temporadas de circulación del virus de la gripe) o en primavera (edad de 6 a 23 meses) se asoció, también con riesgo de ingreso. Los autores piensan que los padres de niños de menos de dos años deberían ser advertidos que la vacunación de sus hijos mayores puede evitar la infección gripal de sus pequeños, ya que los programas dirigidos en exclusiva a los niños de alto riesgo no evitarán la mayoría de los ingresos hospitalarios.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness of influenza vaccines in asthma: a systemativ review and meta-analysis.

19/01/2018

Vasileou E, Sheikh A, Butler Ch, El Ferkh K, von Wissmann B, McMenamin J et al. Clin Infect Dis 2017;65:1388-1395

Debido a la incertidumbre relativa a la efectividad de la vacuna antigripal en personas con asma y su impacto sobre las consecuencias de la gripe en ellos, se lleva a cabo una revisión sistemática con el correspondiente meta-análisis de doce bases de datos internacionales que incluyeran ensayos clínicos controlados y estudios cuasi-experimentales y epidemiológicos publicados entre 1970 y 2016. El riesgo de sesgos fue bajo en tres ensayos clínicos mientras que la calidad de los tres estudios observacionales incluidos en el estudio fue moderada. La calidad de la evidencia fue muy baja para los outcomes. La efectividad agrupada en 1.825 personas con asma en dos estudios de casos y controles con diseño de test negativo fue del 45% (IC 95%: 31-56) para la gripe confirmada por el laboratorio. La efectividad agrupada de las vacunas atenuadas intranasales en reducir la gripe fue del 81% (IC 95%: 33-94). Esta vacuna redujo la enfermedad febril en un 72% (IC 95%: 20-90). Las vacunas antigripales evitaron un 59%-78% de ataques de asma que motivaban visitas a urgencias y hospitalizaciones. A la vista de los datos, los autores sugieren que la vacunación antigripal en asmáticos puede ser efectiva en reducir la infección gripal y los ataques de asma.

[más información]

Artículos relacionados

Comparison of the impact of PCV10 or PCV13 on invasive pneumococcal disease in equivalent populations

19/01/2018

Naucler P, Galanis I, Morfeldt E, Daremberg J, Ortqvist A, Henriques-Normark B. Clin Infect Dis published on line 03 August 2017

Estudio de cohortes de base poblacional llevado a cabo en Suecia para conocer el impacto de la vacunación antineumocócica con esquemas de 3, 5 y 12 meses y con uso de la vacuna de siete serotipos entre 2007 y 2009 y de la de diez o trece en adelante, según los 21 condados suecos, con coberturas de tres dosis de vacuna del 97% en 2012 para menores de dos años. Las incidencias globales de ENI entre 2005 y 2016 cayeron, independientemente del tipo de vacuna, en niños vacunados (68.5%), en el total de la población (13.5%). En los mayores de 65 años la ENI no cambió entre 2005 y 2016 pero si se constató una reducción del 10% y del 20% cuando el periodo 2013-16 se comparó con 2007 o con 2007/09. En este grupo etario los no vacunales aumentaron del 9.8/100.000 en 2007 al 31.0/100.000 en 2016, con aumentos del 11.8% y del 14.4% para condados PnC10 y PnC13, respectivamente. En este último año 2016 los no vacunales fueron responsables del 71.7% de las ENI´s, siendo los más prevalentes el 22F, 9N, 8, 12F, 6C, 15A, 24F, 11A, 10A, 23B y 33F). En los menores de 4 años no aumentaron significativamente los no vacunales en ningún condado, aunque sí en los de 5 a 64 años en ambos condados.

Al analizar por tipo de vacuna descendió la incidencia global por 6A y se mantuvo igual la causada por el 3, independientemente de la vacuna. También, en el global de edades, aumento en siete veces la ENI por 19A entre 2007 y 2013-16 en condados PnC10, permaneciendo inalterada en condados PnC13. En 2016 sí se observó una menor incidencia de ENI por este serotipo en condados PnC10 (¿por azar o por aumento de protección comunitaria?). También en relación al 19A, y en menores de cinco años entre 2013-2016, no aparecieron casos de ENI en condados PnC13 mientras que la incidencia en PnC10 fue de 1.2/100.000, primariamente en grupos no vacunados (¿ausencia de impacto en transporte nasofaríngeo?). Del mismo modo, en condados PnC13 y en mayores de 65 años la incidencia de ENI por 19A pasó de 2.0 a 1.6 entre 2007-2009 y 2013-2016, mientras que en los de PnC10 pasó de 1.6 a 4.9/100.000. Se observó un aumento del 6C en condados PnC10 (0.05 en 2007/09 a 1.2/100.000 en 2013/16) pero no en los PnC13 (de 0.1 a 0.3/100.000). Los autores concluyen que se ha producido una reducción sustancial de ENI en los más pequeños pero con un efecto limitado en el anciano, lo que limita el impacto potencial del uso de la vacunación pediátrica como protección del anciano. Al comparar ambas vacunas, se ha probado protección cruzada entre 6A y 6B para ambas vacunas, pero no entre 19F y 19A para la de diez serotipos, y parece, por otra parte, que la vacuna PnC13 protege frente a 6C, mientras que no oferta protección frente al serotipo 3.

[más información]

Artículos relacionados

Changes in influenza vaccination rates after withdrawal of live vaccine

19/01/2018

Robison S, Dunn A, Richards D, Leman R. Pediatrics 2017;140:e20170516

Con motivo de la no recomendación de uso de la vacuna antigripal atenuada por parte del ACIP norteamericano para la temporada 2016-2017, los autores plantean si esa ausencia de disponibilidad de vacuna pudiera influir en un descenso de las coberturas vacunales para las futuras temporadas gripales. Utilizan el registro de vacunación del Estado de Oregón (ALERT Immunization Information System) para comparar las tasas de vacunación antigripal infantil entre las temporadas 2012-13 a 2016-17. Adicionalmente seleccionaron cohortes apareadas de niños según recibieran vacuna atenuada o inactivada en la temporada 2015-16. Con carácter global las tasas de vacunación permanecieron inalteradas en niños de 2 a 17 años entre las temporadas 2015-16 y 2016-17. Los niños de 3 a 10 años que habían recibido con anterioridad la vacuna inactivada era más probable que repitieran esa misma vacuna en 2016-17 respecto de los que habían sido vacunados con la atenuada (1.03 con IC 95%: 1.02-1.04). Por otra parte, los de 11 a 17 años con vacuna inactivada previa era más probable que se vacunaran en la temporada siguiente (1.08 con IC 95%: 1.05-1.09). Los autores concluyen que la retirada de la recomendación de uso de la vacuna antigripal atenuada no se ha asociado con un cambio en las tasas de vacunación intertemporadas, además de que los que recibieron en la precedente la vacuna inactivada era más probable que volvieran a recibir la vacuna en las temporadas siguientes, respecto de los que recibieron vacuna atenuada.

[más información]

Artículos relacionados

Repeated influenza vaccination for preventing severe and fatal influenza infection in older adults: a multicentre case–control study

17/01/2018

Itziar Casado, Ángela Domínguez, Diana Toledo, Judith Chamorro, Jenaro Astray, Mikel Egurrola, María Amelia Fernández-Sierra, Vicente Martín, María Morales-Suárez-Varela, Pere Godoy and Jesús Castilla; for the Project PI12/02079 Working Group CMAJ January 08, 2018 190 (1) E3-E12

En un reciente trabajo publicado en la revista canadiense CMAJ se tomaron 130 pacientes ingresados con gripe grave y 598 con gripe no grave tomándose un total de 1826 controles durante las temporadas gripales 2013/14 y 2014/15. El estudio se realizó con pacientes mayores de 65 años en 20 hospitales de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y País Vasco.

Comparando con pacientes sin vacunar en la temporada actual y en las tres temporadas previas, la efectividad ajustada de la vacunación de gripe en la presente temporada y en cualquiera de las anteriores fue del 31% para prevenir el ingreso hospitalario por gripe no grave, del 74% para prevenir los ingresos en UVI y del 70% para prevenir la mortalidad. Los individuos que habían recibido la vacuna antigripal únicamente durante la temporada actual no presentaban efectos significativos en la protección frente a los casos graves de gripe. Entre los ingresados con gripe, estar vacunado en la temporada actual y en cualquiera de las temporadas previas redujo un 55% el riesgo de resultados graves. Los resultados refuerzan la recomendación de vacunación anual en las personas mayores de 65 años puesto que el efecto protector observado frente a los casos graves fue el doble que frente a la prevención de casos de menor gravedad. También refuerzan la importancia de vacunarse cada temporada frente a la gripe.

En un momento en que la vacunación antigripal puede estar discutida, este trabajo nos centra el foco en lo que es el objetivo del Programa de Vacunaciones frente a la gripe en España que no es el evitar los casos leves de gripe sino precisamente prevenir los casos graves y las muertes producidas por esta enfermedad.

[más información]

Artículos relacionados

Persistence of immunity after vaccination with a capsular group B meningococcal vaccine in 3 different toddler schedules

17/01/2018

Sadarangani M, Sell T, Iro M, Snape M, Voysey M, Finn A et al. CMAJ 2017;189:E1276-E1285

Extensión de un ensayo clínico controlado llevado a cabo en 31 centros de la República Checa, Italia, España y el Reino Unido para evaluar la persistencia de actividad bactericida sérica en niños de cuatro años que previamente habían recibido dos dosis de vacuna recombinante antimeningocócica entre los 12 y 24 meses de edad (se dividieron en tres subgrupos según recibieron las dos dosis a los 12 y 14 meses, 18 y 20 meses o 24, 26 meses). Tras una serología básica recibieron una dosis de recuerdo con medición posterior de anticuerpos. Se dispuso también de un grupo naive comparador que recibió dos dosis de vacuna a los cuatro años. Incluyeron en el estudio 332 niños de los que 123 habían recibido vacuna en el segundo año de vida y 209 naive controles. Antes del booster, la proporción de niños con vacuna previa, respecto de los controles, que tenían títulos hSBA ≥1:5 fueron 9%-10% vs 1% para el antígeno H44/76, 84%-100% vs 4% para 5/99, 0%-18% vs 0% para NZ98/254 y 59%-60% vs 60% para M10713. Tras la dosis de recuerdo en el primer grupo alcanzaron títulos hSBA ≥1:5 el 100% para H44/76 y 5/99, del 70%-100% para NZ98/254 y del 90%-100% para M10713. Los autores concluyen que se constata una caída de anticuerpos tras la recepción de dos dosis primarias en el segundo año de vida, aunque tienen un efecto priming en el sistema inmune. Por ello, puede ser necesario un recuerdo para mantener títulos protectores en niños con riesgo incrementado de enfermar.

[más información]

Artículos relacionados

Hepatitis B vaccine and the need for a booster dose after primary vaccination

17/01/2018

Pileggi C, Papadopoli R, Bianco A, Pavia M. Vaccine 2017;35:6302-6307

Estudio para determinar la prevalencia y la duración de la persistencia de los títulos AntiHBs superiores a 10 mUI/mL tras la recepción de una serie primaria de vacunación, y los predictores últimos de una seroprotección reducida en futuros profesionales sanitarios y en posgraduados. Se llevó a cabo entre enero de 2014 y junio de 2016 y los estudiantes participantes, con edad media al hacer las serologías de 25.5 años y 18.3 años desde la recepción de la primovacunación, se clasificaron en: a) vacunados en la infancia (menores de tres años), b) vacunados en la adolescencia si recibieron las vacunas entre los 11 y 14 años, y c) vacunados en otras edades. Incluyeron en el análisis a 722 sujetos con una positividad de AntiHBs en el 72.6% (69-76). Los vacunados en la adolescencia y aquellos que recibieron dosis tipo adulto en la primovacunación era más probable que estuvieran seroprotegidos y a mayor tiempo transcurrido desde la vacunación menor probabilidad de seroprotección. No obstante si se consideraba el tiempo desde la vacunación con el tipo de vacuna recibida, la diferencia significativa de menor protección solo se mantenía en el subgrupo de sujetos que habían recibido dosis pediátricas. En los vacunados en la infancia estaban protegidos el 55.7% y el 85.4% de los vacunados entre los 11 y 14 años. Los autores concluyen que más del 25% de los vacunados tenían títulos inferiores a 10 mUI/mL tras 18 años o más desde la primovacunación, por lo que si se acuerda que reciban una dosis de recuerdo los primovacunados en la infancia, se haga con una dosis tipo adulto durante la adolescencia precoz.

[más información]

Artículos relacionados

Immunogenicity and safety of an inactivated quadrivalent influenza vaccine co-administered with a 23-valent pneumococcal polysaccharide vaccine versus separate administration, in adults ≥50 years of age: results from a phase III, randomized, non-inferiority trial

17/01/2018

Ofori-Anyiman O, Leroux-Roels G, Drame M, Aerssens A, Maes C, Amanullah A et al. Vaccine 2017;35:6321-6328

Datos de inmunogenicidad y seguridad procedentes de un ensayo clínico fase III, aleatorio, relativos a la administración concomitante de la vacuna antigripal inactivada tetravalente y la antineumocócica polisacárida simple de 23 serotipos en personas de cincuenta o más años con patologías de riesgo, realizado en un centro de Bélgica y en seis de Francia durante la temporada gripal 2015-16. Los resultados se compararon con los obtenidos en la administración separada por 28 días de ambas vacunas. En el estudio se cumplieron los objetivos coprimarios en relación a los títulos de anticuerpos para los cuatro antígenos gripales y para seis serotipos preseleccionados de la vacuna antineumocócica, independientemente del tipo de administración. En un análisis post-hoc con participantes de sesenta años o más la inmunogenicidad de la antigripal fue similar independientemente de si tenían (diabetes, patología respiratoria, cardiaca, renal, hepática o neurológica y/o obesidad mórbida) o no comorbilidades. Ambos esquemas de vacunación presentaron un aceptable perfil de seguridad y de reactogenicidad. El síntoma más frecuente en la administración concomitante fue el dolor. Los autores concluyen que ambas vacunas pueden administrarse en el mismo acto vacunal lo que mejoraría las coberturas de ambas.

[más información]

Artículos relacionados

2015-2016 vaccine effectiveness of live attenuated and inactivated influenza vaccines in children in the United States

17/01/2018

Poehling K, Caspard H, Peters T, Belongia E, Congeni B, Gaglani M et al. Clin Infect Dis published on line 4 October 2017

A la vista de publicaciones recientes en relación a la efectividad de la vacuna antigripal atenuada intranasal en niños de los Estados Unidos de 2 a 17 años, los autores la calculan con un estudio de diseño casos/control test negativo en la temporada 2015/16. Participaron en el estudio aquellos que acudían a consultas ambulatorias por fiebre y síntomas respiratorios de menos de cinco días de duración en ocho lugares del país entre noviembre de 2015 y abril de 2016, a los que se les tomó muestras de exudado nasofaríngeo para PCR de virus gripal y se constató la si/no vacunación frente a la enfermedad. Incluyeron en el análisis a 1012 de los que el 59% so estaban vacunados, 10% habían recibido la vacuna atenuada y el 31% la vacuna inactivada. El virus predominante en la circulación fue el A/H1N1pdm09 que se detectó en el 14% de las muestras positivas y el B en el 10%. Para todas las gripes la efectividad fue del 46% (7-69) para la vacuna atenuada y para la H1N1 fue del 50% (-2 a 75%) para la atenuada y del 71% (51-82) para la vacuna inactivada. La odds ratio para el fallo vacunal con PCR confirmada para H1N1 fue de 1.71 (0.78-3.73) para la atenuada respecto de la inactivada. Los autores, al margen de señalar lo limitado de la muestra, concluyen que ambas vacunas han mostrado efectividad frente a la gripe, pero frente a la cepa pandémica fue significativa para la inactivada y no así para la atenuada.

[más información]

Artículos relacionados

Safety and immunogenicity of an Anti-Zika virus DNA vaccine – Preliminary report

10/01/2018

Tebas P, Roberts C, Muthumani K, Reuschel E, Kudchodkar S, Zaidi F et al. N Eng J Med published on line October 4, 2017

Ensayo clínico fase I, abierto, con dosis escaladas, de una vacuna frente a las infecciones por virus Zika (ZIKV DNA vaccine, GLS-5700) llevado a cabo entre agosto y septiembre de 2016 en tres lugares de los Estados Unidos y Canadá, en voluntarios de 18 a 65 años serológicamente negativos para el virus dengue, para conocer su seguridad e inmunogenicidad. La vacuna, sintética, consta de un plásmido de ADN que codifica las proteínas de premembrana y de cubierta. Se administró a dos grupos de veinte participantes cada uno que recibieron uno o dos miligramos de vacuna por vía intradérmica, seguidas de electroporación en el lugar de la inoculación para introducir la secuencia de ADN en el interior de las células, en régimen de cero, cuatro y doce semanas. En el análisis provisional de resultados a las catorce semanas no se reportaron efectos adversos graves postvacunales. Las reacciones locales ocurrieron en la mitad de los participantes. Se detectaron anticuerpos específicos (binding) en todos los vacunados con mayores títulos en los que recibieron las dosis más altas de vacuna. Desarrollaron anticuerpos neutralizantes el 62%. Tras la inyección intraperitoneal de anticuerpos postvacunales a ratones quedaron protegidos de una dosis letal de virus salvaje 103 de 112 inoculados, mientras que no sobrevivió ninguno de los que recibieron suero basal prevacunal. Los autores concluyen que los prometedores resultados obtenidos avalan el proseguir con más estudios para poder evaluar mejor la seguridad y eficacia de la vacuna.

[más información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 587

Subir al menú