image_pdfimage_print

Live attenuated influenza vaccine effectiveness against hospitalization due to laboratory confirmed influenza in children two to six years of age in England in the 2015/16 season

24/03/2017

Pebody R, Sile B, Warburton M, Tsang C, Zhao H, Ellis J et l. Euro Surveill. 2017;22(4):pii=30450

Mediante el método de screening evaluación de la efectividad de la vacuna antigripal atenuada en evitar hospitalizaciones por gripe confirmada en niños de 2 a 6 años en Inglaterra y durante la temporada 2015/16. Se incluyeron 176 sujetos que fueron hospitalizados entre la semana 40 de 2015 y la 20 de 2016, excluyéndose a once por diversos motivos. De los 157 restantes, 99 (63.1%) fueron positivo para gripe A/H1N1pdm09, 14 para virus A inespecificado y 44 (28%) para el tipo B. La edad media fue de 4 años y 34 casos (21.7%) habían recibido la vacuna atenuada en la temporada. El intervalo medio entre la vacunación y la fecha de comienzo de la gripe fue de 120 días. La efectividad ajustada por edad, lugar geográfico y mes fue del 54.5% (31.5-68.4) para todos los tipos gripales combinados, del 48.3% (16.9-67.8) para el subtipo A/H1N1pdm09 y del 70.6% (33.2-87.1) para el tipo B. Los autores concluyen que su estudio ha encontrado que la vacuna tetravalente atenuada fue moderadamente efectiva en evitar hospitalizaciones gripales y apoyan el mantenimiento del actual programa de vacunación infantil. Comentan las fortalezas (método de screening) y debilidades del estudio y enfatizan que es necesario un estrecho seguimiento a la vista de las recientes observaciones procedentes de los Estados Unidos, relativa a la inefectividad de la vacuna frente a A/H1N1pdm09.

Artículos relacionados

Influenza vaccination of health care workers; critical analysis of evidence for patient benefit underpinninig policies of enforcement

24/03/2017

De Serres G, Skowronski D, Ward B, Gardam M, Lemieux C, Yassi A et al. PLoS One 2017;12:e0163586

A la vista de que se dispone de cuatro ensayos clínicos controlados llevados a cabo en instalaciones de cuidados a enfermos de larga duración, en los que se puso de manifiesto una reducción en los pacientes de riesgo mediante el uso de la vacuna antigripal en los sanitarios, que ha motivado las políticas expansivas de refuerzo de la vacunación en sanitarios de hospitales con enfermos agudos y en otras instalaciones sanitarias, los autores, procedentes de varios países, analizan críticamente y cuantifican la evidencia de esos efectos indirectos sobre los pacientes que apuntalan la vacunación antigripal obligatoria de los sanitarios en algunos países. Concluyen que la validez de los datos que se obtienen de esos ensayos son dudosos y que la impresión de que los sanitarios no vacunados ponen en peligro a sus pacientes es exagerada. En su lugar, se desconoce tanto el riesgo atribuible a los sanitarios como la fracción prevenible, y que el número necesario a vacunar para conseguir beneficios en los pacientes precisa de un mejor entendimiento. Aunque los datos científicos actuales son inadecuados para apoyar la ética de la implantación de la vacunación antigripal obligatoria, no refutan la adopción de estrategias de apoyo a la vacunación voluntaria u otras medidas protectoras del tipo de permanecer en el domicilio mientras dure la enfermedad o utilizar máscaras durante el proceso agudo de la enfermedad.

[más información]

Artículos relacionados

Serotype-specific effectiveness of 23-valent pneumococcal polysaccharide vaccine against pneumococcal pneumonia in adults aged 65 years or older: a multicentre, prospective, test-negative design study

24/03/2017

Suzuki M, Dhoubhadel B, Ishifuji T, Yasunami M, Asoh N, Ishida M et al. Lancet Infect Dis published on line January 23, 2017

Los autores diseñan en Japón un estudio multicéntrico, prospectivo y con diseño de casos controles negativo, en adultos de 65 o más años, con el objetivo de conocer la efectividad de la vacuna antineumocócica polisacárida de 23 serotipos frente a la neumonía neumocócica. El diagnóstico de ésta lo realizan mediante PCR de esputo (para identificar neumolisina y autolisina) y sangre y mediante test urinario de antígeno. Incluyeron a 2621 pacientes con neumonía comunitaria tanto externos como ingresados, de los que se excluyeron 585 por no disponer de muestras de esputo. De los 2036 pacientes, 419 (21%) fueron positivos para infección neumocócica (232 por cultivo de esputo, 317 por PCR de esputo, 197 por test urinario y 14 por hemocultivo). 522 pacientes habían recibido la vacuna PnPS23 (cobertura aproximada del 25% en el año 2013). La efectividad fue del 27.4% (3.2-45.6) frente a la neumonía neumocócica independientemente del serotipo, del 33.5% (5.6-53.1) frente a los serotipos contenidos en la vacuna y del 2% (-78.9 a 46.3) frente a tipos neumocócicos no vacunales. Aunque no encontraron diferencias significativas entre subgrupos, se constató una mayor efectividad en los menores de 75 años, en mujeres y en aquellos con neumonía lobar.

Una editorial acompañante sugiere que la mejor opción sigue siendo la vacunación secuencial PnC13-PnPS23, siempre que esta pauta demuestre que es eficaz/efectiva.

[más información]

Artículos relacionados

A recombinant vesicular stomatitis virus Ebola vaccine

24/03/2017

Regules J, Beigel J, Paolino K, Voell J, Castelllano A, Hu Z et al. N Eng J Med 2017;376:330-341

Descripción de los dos ensayos fase I (controlados con placebo, doble ciego y con dosis crecientes de antígeno) de una vacuna atenuada, replicante y recombinante en virus de la estomatitis vesicular diseñada para prevenir la enfermedad por el virus Ebola (ZEBOV), en 78 participantes de Washington DC y del área metropolitana de Baltimore, divididos en grupos de trece que recibieron distintas dosis de vacuna en los que se analizó la seguridad e inmunogenicidad. El efecto adverso más común fue el dolor en el lugar de la inoculación, fatiga, mialgia y cefalea. Tras la primera dosis todos los sujetos presentaron viremia transitoria. Tanto ésta como la anterior fueron menos frecuentes tras la segunda dosis de vacuna. Para el día 28 postvacunación todos los vacunados habían seroconvertido mediante test de ELISA frente a la cepa Kikwit de Ebola, siendo los títulos de anticuerpos mayores en los que recibieron 20 o 100 millones de PFU (Unidades Formadoras de Placa) respecto de los que recibieron tres millones. Al administrar una segunda dosis de vacuna a los 28 días de la primovacunación (una dosis) aumentaron de manera significativa los títulos de anticuerpos hasta el día 56 para ir decayendo hacia los seis meses. Los autores concluyen que sus resultados apoyan evaluaciones posteriores de la vacuna con dosis de 20 millones para la profilaxis preexposición. Sugieren también la conveniencia de una segunda dosis para incrementar la respuesta de anticuerpos.

[más información]

Artículos relacionados

Large measles epidemic in The Netherlands, May 2013 to March 2014: changing epidemiology

17/03/2017

Woudenberg T, van Binnedijk R, Wallinga J, de Melker H, Ruijs W et al. Euro Surveill.2017;22(3):pii=30443

Holanda ha experimentado varios brotes de sarampión desde 1992 (1992-94, 1998-2000 y una última en 2013-14). Los autores describen este último brote que comenzó en mayo de 2013 con dos niños no vacunados que acudían a una escuela protestante ortodoxa. Esta comunidad religiosa representa el 1% de la población total del país y tienen coberturas de triple vírica de alrededor del 60%, aunque variables según la parroquia. La mayoría de sus seguidores habitan en la denominada cinturón bíblico que se extiende de noroeste al sudoeste del país. La epidemia se extendió hasta el 12 de marzo de 2014 y concluyó con 2.766 casos. La mayoría de los casos (94%) no estaban vacunados por motivos religiosos o antroposóficos. La edad media fue de 10 años con un rango de 0 a 68 años, aunque la mayoría tenían entre los 4 y 17 años. El análisis génico clasificó a la cepa causante como D8. El 11% tuvieron complicaciones, siendo las más frecuentes la neumonía y la otitis media, especialmente en los de menos de 4 y más de 40 años. Precisaron hospitalización el 7%, generalmente por neumonía o diarrea/deshidratación. 19 sanitarios contrajeron la enfermedad en el trabajo de los que dos habían nacido antes de 1965 y no estaban vacunados. El coste del brote epidémico se estimó en 3.9 millones de euros. Debido a las bajas tasas de declaración en la epidemia de 1999-2000, los autores piensan que en este brote de 2013-14 podrían haberse infectado unas 30.000 personas. Es por ello que teniendo en cuenta la incidencia de panencefalitis esclerosante subaguda, esperan hasta tres casos de esa complicación postsarampionosa en las próximas dos décadas.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness and duration of protection of one dose of a meningococcal conjugate vaccine

17/03/2017

Cohn A, MacNeil J, Harrison L, Lynfield R, Reingold A, Schaffner W et al. Pediatrics 2017;39:e20162193

Estudio de casos y controles para evaluar la efectividad y la duración de la protección conferida por una dosis de vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente (ACYW) conjugada con toxoide diftérico administrada en chavales de 11 años. Los casos de enfermedad invasora meningocócica por esos cuatro serogrupos de identificaron en las bases de datos de los sistemas de vigilancia de los Estados Unidos entre 2006 y 2013, y se seleccionaron cuatro controles por cada caso. Para el cálculo de la efectividad se controló por el consumo de tabaco y enfermedades subyacentes. Los casos de EMI por serogrupo C, Y y W supusieron el 49%, el 44% y el 7%, respectivamente. 36 casos (20%) y 87 controles (44%) recibieron la vacuna antimeningocócica, por lo que la estimación de la efectividad vacunal global entre los años cero y ocho fue del 69% (51-80), desglosándose en un 79% (49-91) en menos de un año desde la recepción, 69% (44-83) entre los años primero y tercero, y 61% (25-79) entre los años tercero y octavo. La efectividad frente al serogrupo C fue del 77% (57-88) y del 51% (1-76) para el Y. Los autores concluyen que es alta la efectividad de la vacuna en el primer año tras recibirla pero que va decayendo a partir del tercer año, y que los datos encontrados han permitido al ACIP establecer la recomendación de administrar una dosis de recuerdo a los cinco años de administrada a los preadolescentes.

[más información]

Artículos relacionados

Global Advisory Committee on Vaccine Safety, 30 November-1 December 2016

17/03/2017

World Health Organization. Wkly Epidemiol Rec 2017;92:13-20

El Global Advisory Committee on Vaccine Safety mantuvo su tradicional reunión bienal entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2016 tratándose cuatro temas: 1) resumen de la reunión que durante dos días de noviembre mantuvo el Vaccine Safety Net al que acudieron 25 personas, incluidos representantes de la Asociación Española de Vacunología y de Murciasalud. Se decidió en la reunión que se lanzaría un portal para finales de 2017 y la creación de un grupo asesor, 2) se analizaron los nuevos datos disponibles sobre la asociación de narcolepsia con la vacuna antigripal pandémica adyuvada (Pandemrix, Arepanrix y Focetria), provenientes de varios países. Se concluyó que los datos presentados reafirman que, con la excepción de Pandemrix, no se observa asociación sustancial entre las vacunas A/H1N1pdm2009 y la narcolepsia, 3) revisaron la seguridad de las distintas vacunas disponibles frente a la fiebre tifoidea (oral, parenterales Vi polisacáridas y conjugadas Vi). El GACVS concluyó que no se ha identificado ninguna nueva señal en relación a la seguridad de las vacunas comercializadas, y 4) uso de dosis fraccionadas de vacuna frente amarilla en los recientes brotes aparecidos en Angola y la República Democrática del Congo. El Comité enfatizó en la recomendación de utilizar herramientas estandarizadas para la recogida de datos y para la evaluación de la causalidad a escala de país, para disponer de datos agregados que mejoren la sensibilidad de la vigilancia de efectos adversos muy infrecuentes.

[más información]

Artículos relacionados

Extensive swelling of the limb and systemic symptoms after a forth dose of acellular pertussis containing vaccines in England in children aged 3-6 years

12/03/2017

Southern J, Waight P, Andrews N, Miller E. Vaccine 2017;35:619-625

A la vista de que se dispone de publicaciones acerca de una hinchazón extensa de extremidades (ELS) tras recibir varias dosis de vacunas conteniendo antígeno acelular de tosferina, los autores exploran esta condición en el Reino Unido donde comenzaron con estas vacunas en 2004 en pauta de 2, 3 y 4 meses. Estas cohortes recibieron un recuerdo (cuarta dosis) al comienzo de la escuela en 2007 y los autores evalúan la frecuencia de ELS (hinchazón de más de 100 mms de diámetro) en 973 niños a los siete días tras recibir esta cuarta dosis. Tanto ésta como las anteriores iban combinadas con polio, tétanos (Tdap/IPV) o DTPa/IPV con o sin Haemophilus infuenzae tipo B. Los datos se recogieron por teléfono o mediante un formulario diseñado al respecto. Se reportaron hinchazones de más de 50 mms en el 2.2% de los receptores de Tdap/VPI comparados con el 6.6%-17.7% de los que recibieron DTPa/VPI. La proporción correspondiente de enrojecimiento superior a 50 mms fue del 7.0% y del 13.3%-17.7%, respectivamente. En estos últimos la adición de vacuna Hib no afectó a la frecuencia o tamaño de las reacciones locales. El dolor local y los síntomas sistémicos no variaron entre los cuatro grupos de vacunados. Un total de 13 niños (1.3%) experimentaron un ESL de los que tres fue tras recibir Tdap/VPI. Estas se resolvieron en pocos días y no fueron, en general, dolorosas. Concluyen que se debe de informar a los padres de la posible aparición de estos fenómenos tras el booster escolar, pero que debemos tranquilizarlos al ser una condición benigna y transitoria y que pudiera confundirse con una celulitis infecciosa.

[más información]

Artículos relacionados

Developing better pneumococcal vaccines for adults

12/03/2017

Weinberger D, Harboe Z, Shapiro E. JAMA Inter Med published on line January 9, 2017

Interesante artículo de opinión en el que los autores se plantean cómo prevenir adecuadamente la enfermedad neumocócica invasora del adulto. Parten de la base de que las actuales vacunas (PnC13 y PnPS23) son inadecuadas al tener varias limitaciones: 1) los serotipos actuales en el adulto no coinciden exactamente con los contenidos en la conjugada, 2) las polisacáridas no son válidas para prevenir las bacteriemias, y 3) los adultos que habitan en comunidades con altas coberturas de vacunación infantil con PnC13 se encuentran parcialmente protegidos frente a estos serotipos (en los EEUU y tras cuatro años de uso de esta vacuna la incidencia de ENI causada por los cuatro tipos ha caído prácticamente a la mitad). Los autores abogan por el desarrollo de una nueva vacuna de adultos que incluya menos serotipos pero que contenga los más prevalentes en los adultos, manteniendo el programa de vacunación infantil con PnC13. Sería inviable, por otra parte, añadir nuevos tipos a la actual PnC13 por interferencias en las respuestas inmunes y por la dificultad de obtener la aprobación de las agencias regulatorias. Dado que no se vislumbra a día de hoy el uso de vacunas compuestas de antígenos proteicos subcapsulares, una nueva vacuna sería lo más adecuado aunque se enfrentaría a varios retos: 1) al ser dinámica la circulación de los serotipos se precisaría de una actualización periódica, 2) convencer a las autoridades de que esta nueva vacuna protegería adecuadamente, y 3) convencer a los fabricantes de que sería rentable.

[más información]

Artículos relacionados

Human papillomavirus in young womwn in Britain: population bases evidence of the effectiveness of the bivalent immunisation programme and burden of quadrivalent and 9-valent vaccine types

12/03/2017

Tanton C, Mesher D, Beddows S, Soldan K, Clifton S, Panwar K et al. Papillomavirus Research

En 2008 el Reino Unido introdujo la vacuna bivalente frente a las infecciones producidas por el virus del papiloma humano y el estudio se plantea conocer la efectividad poblacional y la carga de enfermedad para los tipos adicionales contenidos en la vacuna de cuatro y nueve tipos víricos. En la tercera encuesta nacional de actitudes sexuales de 2010-12 se estudió la orina para detectar VPH en 2569 mujeres iniciadas sexualmente de 16 a 44 años y se compararon los resultados con los de la segunda encuesta que se realizó en 1999-2001. En la tercera el 4.2% de las mujeres fueron positivas a VPH 16/18 y el 2.9% para VPH 6/11. En las de 16 a 20 años, el 4.5%, el 10.8% y el 20.7% tenían al menos un virus de los contenidos en las vacunas bivalentes, tetra o nonavalentes, respectivamente. La cobertura de vacunación con tres dosis fue del 52.0% en las mujeres de 18 a 20 años y en este grupo la prevalencia de los tipos 16/18 fue menor en la tercera respecto a la segunda encuesta (5.8% vs 11.2%. Ratio de prevalencia=0.48 con IC 95%: 0.24-0.93). No obstante, las prevalencias de los tipos 6/11 y de 31, 33, 45, 52 y 58 se mantuvieron sin cambios. Tampoco se observaron cambios en la prevalencia de 16 y 18 en las mujeres de 21 a 44 años (Ratio=0.85. IC 955: 0.61-1.19). Los autores enfatizan en la evidencia de que la vacunación ha impactado poblacionalmente, aunque persiste una alta carga de enfermedad prevenible mediante vacunación.

[más información]

[más información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 564

Subir al menú