image_pdfimage_print

Información general

24/04/2016

Hepatitis A

Enfermedad

La hepatitis A corresponde a una infección del hígado, trasmisible de persona a persona, de distribución mundial, causada por el por el virus de la hepatitis A, siendo el reservorio únicamente humano. La sintomatología depende de la edad.

La hepatitis A no se cronifica. Es una enfermedad autolimitada, con recuperación espontánea (salvo complicaciones) y que deja protección para toda la vida.

La hepatitis A se contagia fundamentalmente vía fecal-oral, al estar en contacto con una persona enferma. Otras situaciones serían el consumo de pescado crudo o agua contaminada. Pueden aparecer brotes en guarderías y en viajes a zonas endémicas. Con poca frecuencia puede trasmitirse también por la práctica de relaciones sexuales (oral-anal) sin protección.

Por qué debemos vacunar

La OMS calcula que 1,4 millones de personas cada año en el mundo padecen hepatitis A. En España, en el año 2013 se declararon 614 casos de hepatitis A. En nuestro país el número de infecciones es muy baja en la infancia (menos del 5% en menores de 15 años) y aumenta en adolescentes y adultos jóvenes. Los mayoría de los mayores de 45 años han sido infectados.

Vacunación

Vacunas disponibles

En España las vacunas frente al virus de la hepatitis A son inactivadas, no contienen organismos vivos y no pueden producir la enfermedad. Existen presentaciones que protegen frente a la hepatitis A (monovalentes) y otras que protegen de la hepatitis A y hepatitis B (combinadas).

Pautas de vacunación e indicaciones

La vacuna de la hepatitis A se administra en dos dosis separadas por lo general un mínimo de 6 meses, y no deben pasar más de 12-18 meses entre dosis. Se administra mediante inyección en el músculo del muslo del lactante, o en el brazo de niños más mayores y adultos.

Las autoridades sanitarias españolas recomiendan la vacunación de niños y adultos jóvenes, que no hayan sido vacunados antes ni hayan pasado la enfermedad y que viajen a países de riesgo.

Efectividad de la vacuna

Diversos estudios realizados han demostrado que la eficacia de la vacuna de la hepatitis A oscila entre el 94 y el 100%.

La duración de la protección conferida mediante la administración de la vacuna inactivada es de unos 15-20 años.

Efectos secundarios

La vacunación puede causar problemas leves como dolor en el lugar de la inyección (1 de cada 6 niños y 1 de cada 2 adultos), dolor de cabeza (1 de cada 25 niños y 1 de cada 6 adultos), pérdida de apetito (1 de cada 12 niños) y cansancio (1 de cada 14 adultos). Si estos problemas ocurren, por lo general duran 1 ó 2 días. A nivel general las reacciones adversas son menos frecuentes: cefalea, fiebre, fatiga y trastornos gastrointestinales leves.

Contraindicaciones

Son las habituales de las vacunas inactivadas: haber tenido una reacción anafiláctica a una dosis previa, o presentar una hipersensibilidad grave a algún componente.

Estas vacunas no están autorizadas para niños menores de 1 año.

image_pdfimage_print

Subir al menú