image_pdfimage_print

Información general

24/04/2016

Parotiditis

La parotiditis es una enfermedad transmisible causada por un agente viral, el virus de la Parotiditis, de la familia Paramyxovirus. La primera manifestación clara y más frecuente es la inflamación de la glàndula parótida, que puede ser uni o bilateral.

Reservorio y formas de transmisión

El reservorio de los virus es exclusivamente humano, no existiendo reservorio animal ni vectores implicados.

El mecanismo de transmisión es por contacto directo, por vía respiratoria, de persona a persona. Los enfermos (incluso asintomáticos) transmiten la enfermedad a los huéspedes susceptibles El periodo de incubación de la enfermedad es de 15-18 dias desde la exposición, aunque puede abarcar hasta 3 semanas.

El periodo de transmisibilidad se establece desde 2 días antes de la aparición de los síntomas y se prolonga hasta 9 días después.

La infección natural por este virus confiere protección durante toda la vida.

Manifestaciones clínicas

Este virus causa una enfermedad que se inicia con escasos o nulos pródromos, consistentes en fiebre, mialgias, cefalea y dolor a nivel de la región parótidea, que se intensifica con los movimientos masticatorios y los alimentos ácidos. La primera manifestación clara y más frecuente (70% de los casos) suele ser la tumefacción de la glàndula parótida, uni o bilateral, màxima hacia el tercer día

Las complicaciones son más frecuentes en adultos. La más frecuente es la inflamación del testículo en un 20-30% de las parotiditis en hombres pospúberes y puede provocar atrofia del testículo afectado. Otras complicaciones frecuentes son la inflamación de los ovarios,que afecta a un 5% de los casos en mujeres pospúberes y la pancreatitis que afecta a un 4% de los casos.

La meningoencefalitis aséptica se da en el 10% de los casos

La sordera neurosensorial, por neuritis a nivel del nervio auditivo, es una complicación de baja frecuencia (5/10.000) pero grave, ya que generalmente es permanente aunque unilateral.

Contraer parotiditis durante las primeras 12 semanas de embarazo está asociado a una incidencia de un 25% de abortos espontáneos

¿Por qué debemos vacunar?

En la mayor parte de las regiones del mundo, la incidencia anual de parotiditis en ausencia de vacunación está comprendida entre 100 y 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, con máximos epidémicos en ciclos de 2 a 5 años y con una tasa de letalidad de 1/10.000 casos.

Aunque en la mayoría de los países la inmunización con la vacuna da lugar a una reducción considerable de la incidencia de la parotiditis durante algunos años (<1 caso/100.000 habitantes durante 10 años), siguen produciéndose casos y brotes epidémicos, que se atribuye a un descenso de los anticuerpos protectores con el tiempo y por acúmulo de individuos susceptibles debido tanto a la utilización de una cepa no efectiva, para algunas cohortes, como la menor respuesta de anticuerpos que genera el componente antiparotiditis

Vacunas disponibles

Actualmente las vacunas autorizadas de virus vivos atenuados contra la parotiditis están combinadas junto con el componente del sarampión y la rubéola: la vacuna combinada triple vírica frente al sarampión, la rubeola y la parotiditis (SRP).

Actualmente hay 2 vacunas trivalentes autorizadas y 2 tetravalentes de virus vivos:

Pautas de vacunación

La vacuna combinada SRP se administra en dos dosis.

Se recomienda administrar la primera dosis a los 12 meses de edad y la segunda entre los 3-4 años. Esta dosis se puede aplicar antes si se respeta 1 mes entre dosis.

En el caso de aplicar calendarios de rescate, tanto en niños como en adultos, se recomienda aplicar las dos dosis separadas al menos de 1 mes.

Indicaciones de esta vacuna

La OMS recomienda la inmunización frente a sarampión, parotiditis y rubéola en todos los niños y adultos susceptibles.

La vacunación sistemática del 95% de la población susceptible, impediría la circulación del virus generando inmunidad de grupo.

Se recomienda la vacunación de todas aquellas personas adultas, nacidas con posterioridad al año1966, sin historia demostrada de haber padecido la enfermedad o sin antecedentes de vacunación.

Se debe evitar el embarazo hasta un mes tras la vacunación.

Viajeros

Personal sanitario

Eficacia

La evaluación de la efectividad de las diferentes vacunas es compleja, Sin embargo, a largo plazo, la efectividad es del 78% con una dosis y del 88% con dos dosis.

Actualmente se recomiendan esquemas de dos dosis para mantener niveles de protección adecuados a largo plazo.

Seguridad de la vacuna

La experiencia acumulada de ensayos clínicos realizados como en el uso de la vacuna demuestra que la vacuna tiene un excelente perfil de seguridad.

Reacciones adversas

No produce autismo

Efectos secundarios leves:

  • Fiebre alta.
  • Llanto anormal.
  • Sarpullido leve.
  • Hinchazón de las glándulas en las mejillas o cuello.
  • Reacciones locales en el lugar de la inyección

Si ocurren estos problemas, es por lo general dentro de 7-12 días después de la inyección. Se producen con menos frecuencia después de la segunda dosis.

Efectos secundarios moderados:

  • Convulsión causada por la fiebre (alrededor de 1 de cada 3.000 dosis).
  • Dolor temporal y rigidez en las articulaciones, principalmente en mujeres adolescentes o adultas (hasta 1 de cada 4).
  • Recuento de plaquetas bajo temporal, que puede causar un trastorno hemorrágico (alrededor de 1 de cada 30.000 dosis).

Efectos secundarios graves (muy raros):

  • Reacción alérgica grave (menos de 1 de cada millón de dosis)
  • Otros problemas graves se han comunicado después de recibir la vacuna , incluyendo: sordera temporal (1/100.000 dosis), meningitis asèptica (1/1.000.000 millón de dosis)

Estos son tan raros que es difícil decir si son causados por la vacuna. Es importante notificar cualquier sospecha de reacción adversa posterior a la vacunación.

Contraindicaciones

  • Alergia grave a la vacuna
  • Reacción anafiláctica o hipersensibilidad a algún componente
  • Inmunodeficiencia (salvo infección por el virus de la inmunodeficiencia humana en ciertas condiciones) o inmunodepresión, incluyendo la causada por determinados medicamentos.

Precauciones

Las habituales de la vacunación.

Falsas contraindicaciones

La lactancia no supone ninguna contraindicación, ni para la madre ni para el hijo lactante.

Se puede administrar con seguridad la vacuna a la mayoría de los alérgicos al huevo.

image_pdfimage_print

Subir al menú