image_pdfimage_print

Bibliografía

4/05/2016
  1. Kapikian AZ, Chanock RM. Rotaviruses. En: Fields BN, Knipe DM, eds. Field’sVirology. Filadelfia: Lippincott-Raven, 1996; 1657-1708.
  2. Glass RI, Bresee JS, Parashar U, Turcios R, Fischer T, Jiang B, Widdowson ma, Gentsch J. Archives de Pédiatrie 2005, june; volume 12, issue 6: 844-847
  3. http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/ROTAVIRUS.pdf
  4. http://www.cdc.gov/rotavirus/about/symptoms-sp.html
  5. Ficha técnica de Rotateq. Disponible en http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000669/WC500054185.pdf
  6. Ficha técnica de Rotarix. Disponible en http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000639/WC500054789.pdf
  7. Página web de la OMS. Disponible en http://www.who.int/wer/2013/wer8805.pdf?ua=1
  8. Pagina web de la AAP. Disponible en http://pediatrics.aappublications.org/content/123/5/1412

Enlaces de interés

Asociación Española de Vacunologia www.vacunas.org

Bibliografía comentada

4/05/2016

Preguntas al experto

4/05/2016

Si eres personal sanitario

4/05/2016

Diagnóstico de rotavirus

Puede hacerse mediante la detección rápida del antígeno del rotavirus en una muestra de heces. En cuanto a la caracterización de las cepas, se realiza mediante análisis inmunoenzimáticos o reacciones en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa, pero estas pruebas no suelen realizarse con frecuencia.

Tratamiento de infección por rotavirus

El tratamiento de la enfermedad no es específico, y consiste principalmente en fluidoterapia oral o intravenosa (según gravedad) para prevenir o tratar la deshidratación, respectivamente. La enfermedad es de resolución espontánea y en niños inmunocompetentes dura solo unos cuantos días (5-7 días aproximadamente).

Seguridad de la vacuna frente al Rotavirus

4/05/2016

Seguridad

La inmunización con vacuna de rotavirus ha demostrado ser segura.

No se ha demostrado relación causa-efecto en relación a la vacuna de rotavirus y aparición de la enfermedad de Kawasaki.

Para ver más acerca de seguridad de la vacuna de Rotavirus según la CDC (Centers forDisease Control and Prevention) y la OMS (Organización Mundial de la Salud), pincha en cada una de las asociaciones.

Reacciones adversas

  • Reacciones alérgicas a cualquiera de los excipientes o componentes de las vacunas, a destacar el látex, presente en la vacuna Rotarix® (por lo que en este caso estaría indicado vacunar con RotaTeq®).

  • Otras reacciones adversas descritas tras la vacunación, todas ellas leves – pero que no han demostrado diferencia en los estudios comparativos realizados respecto a la administración de placebo- son: irritabilidad, fiebre, vómitos o diarrea.

  • Invaginación intestinal: se trata de un potencial efecto adverso raro. Ocurre aproximadamente en 1 de cada 20.000-100.000 receptores de la vacuna. El riesgo de sufrir este eventotras la vacunación es mucho menor que el de padecer una gastroenteritis severa por este virus en niños no vacunados. Sin embargo, el antecedente de invaginación intestinal es una contraindicación para recibir la vacuna. Así, se debe acudir al médico en caso de comenzar con signos de invaginación intestinal (dolor abdominal, vómitos, sangre en hecesocambios en hábito intestinal), especialmenteen las 2 semanas siguientes a la vacunación. El riesgo de invaginación intestinal es significativamente menor enlas vacunas Rotarix® y RotaTeq®en comparación con RRV-TV, que fue retirada del mercado por este motivo en el año 1999.

Contraindicaciones

  • Alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna.Rotarix® está contraindicada en niños alérgicos al látex, estando indicada en estos casos RotaTeq®.

  • Historia de reacción alérgica severa (anafilaxia) con dosis previas.

  • Historia previa de invaginación intestinal.

  • Niños con Inmunodeficiencia Severa Combinada.

  • Niños con otras inmunodeficiencias combinadas (Síndrome de Di George, síndrome Wiskott-Aldrich, síndrome linfoproliferativo ligado a X y alteraciones familiares que predispongan a linfohistiocitosishemofagocítica –síndrome Griscelli, síndrome Chediak-Higashi, síndrome Hermanski-Pudlak-).

  • Presencia de alguna deficiencia de células fagocíticas.

  • Presencia de deficiencia de anticuerpos que precise terapia con inmunoglobulinas.

  • Niños en espera de recibir, o que ya han recibido,un trasplante hematopoyético de células madre.

  • Niños en espera, o en actualtratamiento quimioterápico.

  • Niños que han recibido un trasplante de órgano sólido.

  • Enfermedades inflamatorias crónicas tratadas con inmunosupresores como prednisona, azatioprina, 6-mercaptopurina o agentes biológicos.

Las guías de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas de 2013 sugieren que se puede administrar la vacuna de rotavirus en individuos inmunocomprometidos en las siguientes circunstancias:

  • Exposición o infección VIH: se ha visto en varios estudios que la infección por rotavirus en estos pacientes puede ser particularmente severa, con hospitalización más prolongada y aumento de la mortalidad en comparación con otros niños no infectados por el VIH en los mismos hospitales. En ensayos con la vacuna en países en desarrollo no se encontró evidencia de empeoramiento de la enfermedad en niños infectados por el VIH (ensayos incluyendo invariablemente lactantes infectados por el VIH). En estudiosaleatorizados, la vacuna Rotarix® se demostró segura y efectiva en 3 dosis en niños VIH positivo.

Algunos grupos y asociaciones (Centro de Prevención y Control de Enfermedades, la Academia de Pediatras Americana) apoyan, teniendo en cuenta los potenciales riesgos y beneficios de la vacuna antes de su administración, no retrasar la vacunación de rotavirus en niños infectados o expuestos a VIH por querer establecer un diagnóstico de VIH definitivo previo.

  • Deficiencias primarias o congénitas de complemento.

  • Enfermedad granulomatosa crónica.

  • Neutropenia congénita o neutropenia cíclica.

  • Deficiencia IgA.

  • Deficiencia específica de anticuerpos anti-polisacárido.

Otras precauciones

  • Diferir la inmunización en caso de cuadro de gastroenteritis moderada-severa hasta la resolución del cuadro. Hacer igual en caso de cuadro febril moderado-severo (para poder diferenciar posibles efectos adversos secundarios a la vacuna). Se deberá consultar con su pediatra si se diese este caso para programar la inmunización tras resolverse el episodio.

  • En caso de enfermedad gastrointestinal adquirida o preexistente(excepto invaginación intestinal) que no están recibiendo tratamiento inmunosupresor, el niño se puede beneficiar de la vacuna del rotavirus.

  • En los pacientes afectados de espina bífida o extrofia vesical tienen alto riesgo o tendencia a desarrollar alergia al látex, por lo que se sugiere utilizar RotaTeq® para su vacunación directamente. En caso de no disponer de esta vacuna se debería vacunar con Rotarix®, ya que el beneficio de la vacuna es mayor que el riesgo de reacción alérgica.

Circunstancias especiales y falsas contraindicaciones

  • No está contraindicada la vacunación en niños prematuros, siendo vacunados en acuerdo a su edad cronológica. Se debe administrar teniendo al menos 6 semanas de vida, encontrándose clínicamente estable y si va a ser dado de alta próximamente.

  • Las primeras infecciones naturales por rotavirus no producen inmunidad completa contra contagios severos posteriores, ya que existen múltiples tipos del virus en la comunidad. Por ello, hay que vacunar o completar la vacunación en caso de haberla iniciado si se produjesen cuadros de gastroenteritis por rotavirus intercurrentes durante los meses de vacunación.

  • Se puede administrar la vacuna en cualquier momento tras la recepción de cualquier producto sanguíneo (transfusiones, anticuerpos).

  • Se puede administrar la vacuna en niños que conviven con individuos inmunocomprometidos.

  • En caso de precisar hospitalización por gastroenteritis tras recibir la vacuna de rotavirus, se deben prestar las mismas medidas de higiene y precaución que en situaciones normales, sin precisar otras medidas adicionales de seguridad. No se recomienda en estos casos compartir habitación con niños con Inmunodeficiencia Combinada Severa o sospecha de inmunodeficiencia severa.

  • No son contraindicaciones para recibir la vacuna la lactancia materna ni convivir con una embarazada.

  • Transmisión en heces tras la administración de la vacuna del rotavirus: la presencia de rotavirus en las heces persiste aproximadamente durante 7 días tras la administración de la vacuna, siendo más común en la primera dosis y más prolongada en niños con inmunodeficiencias. Es extremadamente raro padecer una gastroenteritis sintomática por transmisión del virus de la vacuna, estando esto en probable relación con el “efecto rebaño” de la vacuna, aunque no se conoce bien el motivo. Para minimizar este riesgo, se recomienda que todos los individuos que cuiden de niños se laven bien las manos siempre después de cambiar un pañal durante al menos una semana tras la primera dosis de vacuna. Los individuos inmunodeprimidos deben evitar el cambio de pañales en niños que hayan recibido la vacuna durante al menos 4 semanas tras la administración.

Vacunación

4/05/2016

VACUNAS DISPONIBLES

Se han desarrollado vacunas a partir de cepas de rotavirus animales, recombinaciones de rotavirus humanos y animales (utilizando genes de cepas del virus humanas y animales), rotavirus humanos atenuados y subunidades de viriones de rotavirus.

En la actualidad, son dos las vacunas vivas atenuadas, realizada conrotavirus vivos que han sido debilitados en el laboratorio para que evitar causar la enfermedad, que tienen licencia para su uso. Estas dos vacunas tienen una eficacia y seguridad similares, y no existe preferencia de una sobre la otra, excepto en ocasiones concretas (como, por ejemplo, la alergia al látex, que se explica más adelante).

Por su parte, algunos estudios han demostrado que la infección natural por un serotipo de rotavirus confiere cierta protección cruzada contra muchos otros serotipos, lo que significa que haber padecido la infección por un tipo de rotavirus puede producir cierta inmunidad frente a otros tipos de rotavirus.

Las vacunas contra el rotavirus disponibles a día de hoy, todas ellas orales, son:

  • Vacuna pentavalente recombinante humana-bovina (RV5, PRV, RotaTeq®): atenuada para humanos de forma natural. No contiene látex, por lo que es la indicada en niños alérgicos al mismo. Cada dosis tiene una cantidad de 2ml de producto.

  • Vacuna humana atenuada (RV1, HRV, Rotarix®): es una vacuna atenuada derivada del tipo de rotavirusque más comúnmente afecta a los humanos. Esta vacuna contiene látex, por lo que está contraindicada en niños con alergia a este material. Cada dosis tiene una cantidad de 1ml de producto.

La administración de cualquier vacuna de rotavirus es por vía oral. Para evitar la pérdida de cantidad de la dosis o inoculación accidental en los ojos, se recomienda administrar suavemente dentro de la mejilla. No se precisa ayuno previo a la administración, ni existe afectación en la lactancia materna. Si se produjese regurgitación de la dosis, se vomitase o se escupiese, no es preciso repetirla.En caso de que por error la vacuna de Rotavirus se administre de forma inyectada, esta dosis no se consideraría válida y se debería repetir por la vía y pauta de administración correctas (vía oral).

La vacuna de rotavirus, asimismo, se puede administrar con otras vacunas en la misma visita, ya sean sus vías de administración inyectable o intranasal. La única excepción es la de la vacuna oral de polio en los países donde persiste su administración, siendo la recomendación no suministrarla en la misma visita.

PAUTAS DE VACUNACIÓN

La vacuna contra el rotavirus no está incluida como vacuna sistemática en el calendario de vacunación infantil en España.

Las pautas recomendadas de vacunación son:

  • RV5/RotaTeq®: 3 dosis orales a los 2,4 y 6 meses de edad.No se debería iniciar la vacunación en niños mayores de 14 semanas y 6 días. La primera dosis se administra entre la 6ª y 15ª semana de edad en Estados Unidos, y entre las 6ª y 12ª semana en Europa (preferiblemente en las semanas 6-8). Las dos dosis siguientes se administran con un intervalo mínimo entre dosis de 4 semanas. La tercera dosis no debería darse más allá de los 8 meses de edad. RotaTeq puede administrarse a niños nacidos prematuramente siempre que el periodo de gestación haya sido de al menos 25 semanas. Estos niños deben recibir la primera dosis de RotaTeq al menos seis semanas después del nacimiento.

  • RV1/Rotarix®: 2 dosis a los 2 y 4 meses. En Estados Unidos, la primera dosis debería administrarse entre las semanas 6 y 15, y completar la vacunación antes de los 8 meses de edad. En Europa, se debería vacunar entre las semanas6 y 12, completando la vacunación antes de las 24 semanas de edad. Rotarix se puede administrar con la misma posología a niños prematuros de 27 semanas o más de gestación.

La vacunación contra el rotavirus debería ser completada con el mismo producto, es decir, la vacuna del mismo laboratorio (RotaTeq® o Rotarix®). Se deben dar un total de 3 dosis en niños que han recibido cualquier dosis deRotaTeq®y en aquellos niños donde se desconoce el producto de vacuna de la dosis anterior.

INDICACIÓN DE LA VACUNA

La inmunización de todos los niños contra el rotavirusse recomienda de manera universalhabiendo demostrado su alta eficacia en la prevención de gastroenteritis, la hospitalización a causa de la misma y la disminución de utilización de cuidados y recursos sanitarios.

EFICACIA/ EFECTIVIDAD

En los dos primeros años de la vacuna Rotarix®, se previno más del 80% de los casos graves de diarrea por rotavirus en países de mortalidad baja (países desarrollados) y, al menos, el 40% en países de mortalidad alta (países en vías de desarrollo). A pesar de que la eficacia es menor en países de mortalidad alta o en vías de desarrollo, no podemos olvidar que se previene un número más elevado de casos de gastroenteritis por Rotavirus y otras causas debido a la elevada frecuencia de este tipo de infecciones.

Los resultados de eficacia de la vacuna contra el rotavirus desde su introducción, según varios ensayos aleatorizados y meta-análisis, son los siguientes:

VACUNA

Casos graves* por Rotavirus

Casos graves* por todas las causas

Hospitalización

Visitas Urgencias

RV1

85%

40%

85% por Rotavirus y 42% por otras causas

90%

RV5

98%

74%

96% por Rotavirus y 59% por otras causas

94%

* Casos graves de gastroenteritis se definen como episodios de ≥3 deposiciones blandas o líquidas en 24 horas, con o sin vómitos asociados, que requiere hospitalización o rehidratación hospitalaria.

En definitiva, todos estos datos apoyan la recomendación de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a la vacunación contra el rotavirus a nivel internacional.

En cuanto a la inmunización incompleta con vacuna de rotavirus, se ha demostrado que aporta cierta protección frente a gastroenteritis por rotavirus (eficacia del 82 al 94% con RotaTeq®en hospitalización y visitas a urgencias por gastroenteritis de rotavirus de cualquier serotipo).

Además de todo esto, la vacunación de rotavirus ha demostrado provocar la llamada inmunidad de grupo o “efecto rebaño” (protección que el resto de la población posee frente a una infección debido a la presencia de un porcentaje de individuos vacunados e inmunes en su interior), con reducción significativa del grado de afectación por la enfermedad en niños mayores y adultos no vacunados.

Por qué debemos vacunar

4/05/2016

Situación mundial

Antes de la introducción de la vacuna, la enfermedad ocasionaba en EEUU más de 400.000 consultas al médico y 200.000 ingresos en urgencias anualmente, con un resultado de hasta 60 muertes en niños menores de 5 años anualmente. A nivel mundial, en la actualidad, el rotavirus mata a 450.000 niños cada año, ocurriendo la mayor parte de estos fallecimientos en países en vías de desarrollo.

En 1998, se aprobó en Estados Unidos el uso de la vacuna contra el rotavirus. Se realizaron ensayos clínicos en Estados Unidos, Finlandia y Venezuela, obteniendo una elevada efectividad (80-100% en la prevención de la diarrea grave causada por el rotavirus). Sin embargo, posteriormente se comenzaron a detectar efectos adversos graves significativos, siendo la invaginación intestinal (deslizamiento de una parte del intestino dentro de otra) el más importante y llamativo. De esta forma, se retiró la vacuna del mercado en 1999 al descubrirse que ésta podría haber contribuido a este aumento del riesgo de invaginación intestinalen uno de cada 12.000 niños vacunados.

En 2006, aparecieron dos nuevas vacunas contra el rotavirus que han demostrado ser seguras y efectivas en los niños por lo que, en 2009, la Organización Mundial de la Salud recomendó incluir en todos los programas de inmunización la vacunación contra el rotavirus.

El rotavirus en imágenes

Puntos clave

4/05/2016

Formas de contagio (Ministerio de sanidad)

La forma de transmisión más común es por vía fecal-oral, ya que el virus es estable en el medio ambiente. Es decir,la transmisión puede ocurrir a través de ingestión de aguas o comidas contaminadas por heces y mediante el contacto directo con superficies u objetos infectados (puede sobrevivir aquí varios días). También se puede producir por el contacto persona-persona (el rotavirus puede subsistir durante varias horas en las manos). La persona que padece la enfermedad mantiene su poder infeccioso en la materia fecal durante una semana, aunque, en pacientes inmunodeprimidos, la excreción se ha notificado incluso pasados los 30 días.

El periodo de incubación de la enfermedad por rotavirus es de unos 2 días hasta la aparición de los síntomas tras el contagio.

Manifestaciones clínicas

El rotavirus se manifiesta con los siguientes síntomas: gastroenteritis de 3 a 8 días de duración con vómitos intensos, diarrea acuosa de repetición (hasta 20 deposiciones diarias), fiebre y dolor abdominal. Otros síntomas son la pérdida de apetito y en algunos casos los asociados a la deshidratación como complicación del cuadro (micciones menos frecuentes, no mojar el pañal, sequedad de boca y piel, mareos, lloros sin lágrimas, somnolencia o inquietud).

Tanto los niños vacunados como los que no han recibido la vacuna, pueden enfermarse por rotavirus más de una vez, ya que ni la vacuna ni la infección adquirida de manera natural proporcionan una inmunidad total contra futuras infecciones. Los síntomas más graves se presentan en la primoinfección (el primer episodio de enfermedad).

Las medidas de prevención de la infección por rotavirus son, además de la vacunación, la buena higiene de las manos y la limpieza general adecuada.

image_pdfimage_print

Subir al menú