image_pdfimage_print

Información general

24/04/2016

Rotavirus

Autora: Lydia Chao

El Rotavirus produce una infección intestinal, siendo la causa más común de diarrea severa en niños, especialmente entre los 6 meses y los 5 años de vida. Las gastroenteritis causadas por rotavirus constituyen una de las principales causas de mortalidad en los países en vías de desarrollo y de enfermedad en los países industrializados, siendo, en el caso de la población infantil, uno de los motivos más importantes de atención y/o ingreso hospitalario, con un elevado coste sanitario y social Cualquier niño puede contagiarse, ya que el rotavirus se propaga fácilmente entre los pequeños. Por otro lado, los adultos también pueden infectarse, aunque la afectación tiende a ser más leve.

Formas de contagio

La transmisión puede ocurrir a través de ingestión de aguas o comidas contaminadas por heces y mediante el contacto directo con superficies u objetos infectados (puede sobrevivir aquí varios días). También se puede producir por el contacto persona-persona (el rotavirus puede subsistir durante varias horas en las manos). La persona que padece la enfermedad mantiene su poder infeccioso en la materia fecal durante una semana.

El periodo de incubación de la enfermedad por rotavirus es de unos 2 días hasta la aparición de los síntomas tras el contagio.

Manifestaciones clínicas

El rotavirus se manifiesta con los siguientes síntomas: gastroenteritis de 3 a 8 días de duración con vómitos intensos, diarrea acuosa de repetición (hasta 20 deposiciones diarias), fiebre y dolor abdominal. Otros síntomas son la pérdida de apetito y en algunos casos los asociados a la deshidratación (orina poco, no moja el pañal, sequedad de boca y piel, mareos, lloros sin lágrimas, somnolencia o inquietud)

Tanto los niños vacunados como los que no han recibido la vacuna, pueden enfermarse por rotavirus más de una vez.

Las medidas de prevención de la infección por rotavirus son, además de la vacunación, la buena higiene de las manos y la limpieza general adecuada.

El rotavirus en imágenes

Vacunación

Vacunas disponibles

En la actualidad, son dos las vacunas vivas atenuadas, realizada con rotavirus vivos que han sido debilitados en el laboratorio. Estas dos vacunas tienen una eficacia y seguridad similares, y no existe preferencia de una sobre la otra.

Se utilizan por la boca (orales), son:

  • Vacuna pentavalente recombinante humana-bovina (RotaTeq®) Indicada para lactantes alérgicos al látex

  • Vacuna humana atenuada (RV1, HRV, Rotari)

Se recomienda administrar suavemente dentro de la mejilla. Si se vomitase o se escupiese, no es preciso repetirla. La vacuna de rotavirus, se puede administrar con otras vacunas en la misma visita.

Pautas de vacunación

La vacuna contra el rotavirus no está incluida como vacuna sistemática en el calendario de vacunación infantil en España.

Las pautas recomendadas de vacunación son:

  • RV5/RotaTeq®: 3 dosis orales a los 2,4 y 6 meses de edad.

  • RV1/Rotarix®: 2 dosis a los 2 y 4 meses.

Indicación de la vacuna

La inmunización de todos los niños contra el rotavirus se recomienda de manera universal habiendo demostrado su alta eficacia en la prevención de gastroenteritis, la hospitalización a causa de la misma y la disminución de utilización de cuidados y recursos sanitarios.

Eficacia/ Efectividad

En los dos primeros años de la vacuna Rotarix®, en países desarrollados se previno más del 80% de los casos graves de diarrea por rotavirus. Con Rotateq entre el 82 y 94%.

Seguridad de la vacuna

Seguridad

La inmunización con vacuna de rotavirus ha demostrado ser segura.

Reacciones adversas

  • Reacciones alérgicas a cualquiera de los excipientes o componentes de las vacunas.

  • Otras reacciones adversas descritas tras la vacunación, todas ellas leves son: irritabilidad, fiebre, vómitos o diarrea.

  • Invaginación intestinal (el intestino se mete sobre si mismo): se trata de un potencial efecto adverso raro. Ocurre aproximadamente en 1 de cada 20.000-100.000 receptores de la vacuna.

Contraindicaciones

  • Alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna. Rotarix® está contraindicada en niños alérgicos al látex, estando indicada en estos casos RotaTeq®.

  • Historia de reacción alérgica severa (anafilaxia) con dosis previas.

  • Historia previa de invaginación intestinal.

  • Niños con Inmunodeficiencia Severa Combinada.

  • Niños en espera de recibir, o que ya han recibido, un trasplante hematopoyético de células madre o de órgano sólido.

  • Niños en espera, o en actual tratamiento quimioterápico.

Los lactantes con problemas inmunitarios (disminución de las defensas) deben consultar con su pediatra.

Otras precauciones

  • No vacunar en caso de cuadro de gastroenteritis moderada-severa hasta la resolución del cuadro. Hacer igual en caso de cuadro febril moderado-severo (para poder diferenciar posibles efectos adversos secundarios a la vacuna). Se deberá consultar con su pediatra si se diese este caso para programar la inmunización tras resolverse el episodio.

Circunstancias especiales y falsas contraindicaciones

  • No está contraindicada la vacunación en niños prematuros.

  • Se puede administrar la vacuna en niños que conviven con individuos inmunocomprometidos.

  • No son contraindicaciones para recibir la vacuna la lactancia materna ni convivir con una embarazada.

  • Transmisión en heces tras vacuna rotavirus: la presencia de rotavirus en las heces persiste aproximadamente durante 7 días tras la administración de la vacuna. Por ello todos los individuos que cuiden de lactantes vacunados se laven bien las manos siempre después de cambiar un pañal durante al menos una semana tras la primera dosis de vacuna. Los individuos inmunodeprimidos deben evitar el cambio de pañales en niños que hayan recibido la vacuna durante al menos 4 semanas tras la administración.

Tratamiento de infección por rotavirus

El tratamiento de la enfermedad no es específico, y consiste principalmente en administrar líquidos por boca o intravenosos (según gravedad) para prevenir o tratar la deshidratación, respectivamente. La enfermedad es de resolución espontánea y en niños inmunocompetentes dura solo unos cuantos días (5-7 días aproximadamente).

image_pdfimage_print

Subir al menú