Cellular and Humoral Responses to a Second Dose of Herpes Zoster Vaccine Administered 10 Years After the First Dose Among Older Adults

10/03/2016

image_pdfimage_print

Levin MJ, Schmader KE, Pang L, Williams-Diaz A, Zerbe G, Canniff J. Journal Infectious Diseases. 2016;213:14-22.

La vacuna frente al herpes zóster (HZ) previene la aparición de HZ y neuralgia post-herpética al ser administrada en personas mayores de 50 años de edad. Es conocido que durante el envejecimiento se produce una disminución progresiva en la capacidad de la respuesta inmune a la vacunación y un acortamiento de la duración de la inmunidad inducida por una vacuna. La administración de una segunda dosis vacunal a este tipo de población podría aumentar la inmunogenicidad de la misma.
El objetivo de este trabajo ha sido evaluar la respuesta frente a una segunda dosis de la vacuna frente al herpes zoster. Para ello se determinó que una dosis de refuerzo de HZ administrada a 200 adultos mayores de 70 años provocaría una respuesta de anticuerpos frente al VZV que no es inferior a cuando se administra la vacuna HZ como primera dosis, y se compararon las respuestas inmunes celulares y humorales a esta dosis de recuerdo. Estos adultos habían recibido una primera dosis 10 años antes. El estudio fue diseñado para demostrar la no inferioridad de la respuesta de anticuerpos VZV a las 6 semanas en el grupo de dosis de refuerzo, en comparación con el grupo de la primera dosis de la misma edad.
Los principales resultados fueron: las respuestas de anticuerpos fueron similares al inicio del estudio y después de la vacunación en todos los grupos de edad y de tratamiento. Los resultados basales fueron más bajos en los grupos de mayor edad. Los resultados de IFN-γ e IL-2 en mayores de 70 años fueron significativamente mayores al inicio del estudio y después de la vacunación en el grupo al que se administró la dosis de dosis de refuerzo, en comparación con el grupo de la primera dosis, lo que indica que un efecto residual de la vacuna, en concreto la inmunogenicidad persistió más de 10 años y fue reforzada por la dosis de recuerdo.
Estos hallazgos apoyan la investigación de que la administración de la vacuna en mayores de 50 años y más tarde de las dosis de recuerdo un intervalo apropiado, mejora la inmunogenicidad en los sujetos vacunados.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú