Changing epidemiology of invasive pneumococcal disease among older adults in the era of pediatric pneumococcal conjugate vaccine

6/11/2005

image_pdfimage_print

Changing epidemiology of invasive pneumococcal disease among older adults in the era of pediatric pneumococcal conjugate vaccine
Lexau CA, Lynfield R, Danila R, Pilishvili T, Facklam R, Farley MM, et al. JAMA 2005; 294: 2043-2051
Palabra clave: Neumococo

En el año 2000 fue autorizada para niños una vacuna conjugada contra 7 serotipos neumocócicos. A diferencia de la vacuna 23 valente de polisacáridos utilizada en adultos, la vacuna 7 valente conjugada afecta a portadores de la enfermedad y a su transmisión. Tras la introducción de la vacuna se produjo un descenso de la enfermedad neumocócica invasiva entre adultos de edad avanzada, el grupo con mayor riesgo de enfermedad neumocócica. El objetivo del trabajo fue d eterminar, entre los adultos mayores de 50 años (50 años incluido), si se han producido cambios en los 4 años desde la autorización de la vacuna en la incidencia de enfermedad neumocócica invasiva, las características de la enfermedad, o en el grupo de población que adquiere la enfermedad. Para ello se estudia la p oblación sometida a vigilancia epidemiológica de enfermedad neumocócica en 8 áreas geográficas (población total: 18 813 000) entre 1998-2003. Estudiando la incidencia de enfermedad neumocócica invasiva por serotipo y otras características; Frecuencia entre pacientes con enfermedades concomitantes y otros factores que influyen en la mortalidad.

Entre los resultados más relevantes cabe destacar que s e ha estimado una incidencia de enfermedad neumocócica invasiva entre mayores de 50 años (incluidos los de 50 años) de un 28% (CI 95% (24-31)), variando de 40.8 casos /100.000 habitantes en 1998- 1999 a 29.4 en 2002-2003. Entre los mayores de 65 años (65 años incluido), la tasa en 2002-2003 (41.7 casos/100.000) fue menor que el objetivo pretendido por Healthy People para 2010. Entre los mayores de 50 años, la incidencia de enfermedad provocada por alguno de los serotipos incluidos en la vacuna 7 valente disminuyó un 55%, IC 95%(51-58), se pasó de 22.4 a 10.2 casos/100.000 habitantes. Por el contrario, la incidencia de enfermedad causada por cualquiera de los 16 serotipos incluidos sólo en la vacuna polisacárida no varió, y la tasa de enfermedad causada por alguno de los serotipos no incluidos en ninguna de las vacunas aumentó de 6,0 a 6,8 casos/100.000 habitantes (13%; IC 95% (1%-27%). Entre 1998-1999 y 2002-2003 la proporción de casos con infección por VIH aumentó de 1.7% (47/2737) a 5,6% (124/2231) ( p <0.001), y la tasa de afectados de enfermedad neumocócica con alguna enfermedad concomitante, que es el indicador para la vacunación con vacuna polisacárida, aumentó de 62,3(( 1842/2955) a 72,0% (1721/2390) ( p <0.001).

Los autores concluyen diciendo que los hallazgos indican que el uso de vacuna conjugada en niños proporciona un sustancial beneficio en adultos de avanzada edad. El beneficio por efectos indirectos de la nueva vacuna puede ser menor en personas con enfermedades concomitantes que en personas sanas.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú