Changing serotypes causing childhood invasive pneumococcal disease: Massachusetts, 2001-2007

16/05/2010

image_pdfimage_print

Changing serotypes causing childhood invasive pneumococcal disease: Massachusetts, 2001-2007.
Hsu K, Shea K, Stevenson A, Pelton S. MD. Pediatr Infect Dis J 2010; 29(4): 289-293
Palabra clave:Neumococo

Estudio de vigilancia epidemiológica poblacional de Massachusets que comenzó en 2001 para monitorizar la incidencia de enfermedad invasiva neumocócica (ENI) en menores de 18 años, distribución de serotipos, sensibilidad antibiótica y factores de riesgo de ENI infantil. Los autores han publicado con anterioridad datos referentes al periodo 2001-3 en el que se registró un descenso de ENI del 69%.
Se identificaron un total de 586 ENI entre octubre 2001 a septiembre 2007. El 85% de los casos serotipados fueron no vacunales, siendo el más frecuente el serotipo 19ª (28%), el 15% causado por serotipos vacunales se produjo fundamentalmente en el periodo 2001-5. La incidencia de ENI no sufrió cambios significativos durante todo el periodo (media de 6,5/100.000), ya que mientras la incidencia por vacunales descendió (de 1 a 0/100.000), la de no vacunales aumentó (de 3 a 5,3/100.000 menores de 18 años). Se observó una tendencia creciente respecto a la resistencia a penicilina y desde el año 2005 la resistencia a ceftriaxona se presentó en un 20% de aislamientos.

La mayor incidencia se registró en menores de 1 año, respecto a raza la incidencia fue 2,5 veces mayor en afroamericanos y 2 veces en latinos respecto a blancos. Las diferencias por etnia no pueden ser atribuidas a cuestiones de cobertura vacunal diferente entre los diferentes grupos. Se registraron un total de 8 defunciones (6 meningitis y 2 bacteriemias sin foco) (1,4%), 5 de los cuales en menores de 1 año (letalidad en este grupo 3,1%).

Los autores concluyen que los serotipos no vacunales se incrementaron durante el periodo de estudio lo que produjo que la incidencia se mantuviera estable aunque no pueden por el tipo de estudio vincularlo de forma concluyente a una sola causa como podría ser la presión selectiva de serotipos que origina la vacuna. La vigilancia seguirá siendo necesaria ante la introducción de nuevas vacunas conjugadas, que teóricamente proporcionarían una protección adicional del 17% (10 serotipos) y 65% (13 serotipos).

Hay que tener en cuenta respecto a la incidencia que la línea de base sobre la que se compara es la establecida entre el año 2001-2 cuando los efectos de la vacuna ya habían comenzado y no sobre un periodo totalmente prevacunal.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú