Colera

6/09/2012

image_pdfimage_print

AUTOR. Dra. Marta Aldea Novo. Medicina Preventiva y Salud Pública

Los casos

El cólera es una infección entérica aguda causada por la ingesta de agua y alimentos que contienen la bacteria Vibrio Cholerae, y es la principal causa de diarrea epidémica en los países de baja renta. Se estima que se producen entre 3 y 5 millones de casos y más de 100.000 muertes en el mundo cada año, aunque se notifican muchos menos.

La enfermedad se asocia a una falta de acceso a agua potable y a un saneamiento inadecuado, por lo que no supone una amenaza para los países que garantizan una mínima higiene, pero sigue siendo un importante problema de salud pública en los países que no mantienen estas condiciones. Los países en situación de emergencia compleja son especialmente vulnerables a sufrir brotes de cólera, debido a la falta de infraestructuras básicas y a los desplazamientos masivos de refugiados y/o desplazados internos a campos de refugiados donde vive una gran cantidad de personas y la provisión de agua potable y saneamiento es dificultosa.

Globalmente, los casos de cólera han aumentado en la última década, desde alrededor de 100.000 casos reportados en el año 2004, hasta casi 318.000 casos reportados en 48 países en 2010, principalmente debido a la persistencia de brotes en África Subsahariana y Asia. Habitualmente en África se producen el 93-98% de los casos de cólera, con la excepción del año 2010 en el que se produjo un importante brote en Haití que representó el 56,6% de los casos de cólera ese año. La mortalidad por cólera en 2010 fue del 2,38% (7543 muertes).

En Europa la incidencia de la enfermedad es muy baja, en el año 2009 se produjeron 22 casos y todos eran importados.

Tabla 1. Casos de cólera por continente reportados por la OMS:

Tabla 1. Casos de cólera por continente reportados por la OMS:

 

Tabla 2. Mapa mundial de casos de cólera reportados en 2010-2011:

Tabla 2. Mapa mundial de casos de cólera reportados en  2010-2011:

Mapa Propiedad de la Organización Mundial Salud (OMS)

 

La enfermedad

La mayor parte de las personas infectadas por el cólera no presentan síntomas (75%). Aun así, la bacteria está presente en sus heces durante 7-14 días, por lo que pueden transmitir la enfermedad a otras personas, si estas ingieren agua o alimentos contaminados por estas heces.
Una vez la persona se infecta, el tiempo que transcurre hasta que aparecen los síntomas es muy corto, desde 2 horas hasta 5 días, aunque lo más habitual es que sea de 2 o 3 días. Este período de incubación tan breve permite que los brotes se inicien de forma explosiva, ya que el número de casos puede aumentar muy rápido.

De las personas que desarrollan síntomas, el 80% son de tipo leve o moderado, mientras que el 10-20% restante presentan una forma grave de la enfermedad que se caracteriza por el inicio súbito de una diarrea acuosa y abundante, vómitos, aumento de la frecuencia cardíaca, disminución de la presión arterial, pérdida de la elasticidad cutánea, sequedad mucosa, sed, calambres musculares, ausencia de fiebre y agitación o irritabilidad. Las personas con cólera grave pueden presentar una insuficiencia renal aguda, desequilibrio electrolítico importante y coma. Si no se trata, puede llevar a la muerte por deshidratación en pocas horas en el 25-50% de los casos, sobretodo en personas con una alteración de la inmunidad como los niños mal nutridos o las personas infectadas por el VIH.

El tratamiento del cólera consiste básicamente en la rehidratación inmediata con sales de rehidratación oral (son suficiente en más del 80% de los casos) o endovenosa, para reponer los líquidos y sales que se pierden como consecuencia de la diarrea. También se recomienda el tratamiento antibiótico en los casos graves, ya que disminuye los requerimientos de líquido, la duración de la enfermedad y del período en el que se excreta V. Cholerae por heces. En los niños menores de 5 años, el tratamiento suplementario con zinc mejora los síntomas y reduce la duración de la diarrea.

Con el tratamiento correcto, la mortalidad del cólera es menor del 1%.

 

Medidas de prevención

Las medidas de prevención del cólera consisten en la provisión de agua potable y de un saneamiento adecuado a la población. La higiene de los alimentos y la educación sanitaria son igualmente importantes. Los 5 mensajes básicos para la prevención del cólera son los siguientes:
– Beber y usar agua potable.
– Lavarse las manos frecuentemente, con agua segura y jabón.
– Usar letrinas o enterrar las heces, y no defecar en ninguna extensión de agua.
– Cocer bien los alimentos (especialmente el marisco), mantenerlos cubiertos, comerlos cuando todavía están calientes, y pelar frutas y verduras.
– Limpieza escrupulosa de la cocina y de los sitios donde las personas se duchan y lavan la ropa.

 

La vacuna

Actualmente existen dos vacunas frente al cólera que se administran por vía oral:

1. Dukoral®:

Está precalificada y autorizada por la OMS en más de 60 países.

Se trata de una vacuna inactivada que contiene toxina colérica B recombinante y que ha demostrado ser segura y efectiva.
En los adultos y niños a partir de 6 años, la pauta recomendada es de dos dosis, y en niños de entre 2 y 6 años, de tres dosis. El intervalo entre dosis tiene que ser de al menos una semana, pero inferior a 6 semanas, y la pauta se debe completar al menos una semana antes de la potencial exposición a V. cholerae. Para conseguir una protección continuada, los adultos y niños mayores de 5 años deben recibir una dosis de recuerdo al cabo de dos años, y los niños de entre 2 y 6 años, al cabo de 6 meses. La vacuna del cólera no está recomendada en niños menores de 2 años.

Contraindicaciones y precauciones

La vacuna está contraindicada en personas que hayan presentado una reacción anafiláctica a una dosis previa de vacuna del cólera o a alguno de sus componentes, como el formaldehido. Se debe posponer la vacunación en el caso de personas con alguna enfermedad aguda, sobre todo si es de tipo gastrointestinal.

No existe evidencia de riesgo por vacunar a mujeres embarazadas o en período de lactancia, por lo que si el riesgo de cólera es elevado, se debe considerar la vacunación.

Efectos adversos

Los efectos adversos más frecuentes son los síntomas gastrointestinales leves (dolor abdominal, retortijones, diarrea, náuseas) y ocurren en el 0,1-1% de los casos. Los efectos adversos graves son inusuales (1 caso por cada 10.000 dosis distribuidas) e incluyen manifestaciones como rash cutáneo, artralgias, síndrome gripal y parestesias.

2. ShanChol:

Fabricada por Shantha Bioten en la India y pendiente de la precalificación de la OMS.

¿Cuándo está indicada?

Se considera que el riesgo de cólera en viajeros es muy bajo (dos o tres casos por cada millón de viajeros), por lo que sólo se debe considerar la vacunación frente al cólera en las siguientes categorías de viajeros:

  • – Cooperantes y personas que van realizar estancias prolongadas en zonas de riesgo.
  • – Personas que van a realizar un itinerario remoto en áreas donde hay epidemias de cólera y con acceso médico limitado.

En algunos países (Canadá, Suiza) la vacuna Dukoral® también está autorizada para la prevención de la diarrea del viajero (por E. coli enterotoxigénico).

Las recomendaciones oficiales de la OMS son las siguientes:

  • – La vacuna oral frente al cólera se debe usar como una medida adicional de salud pública, sin remplazar las medidas de control recomendadas como la provisión de agua potable, saneamiento adecuado y educación sanitaria.
  • – La vacuna no se recomienda una vez iniciado el brote de cólera, debido a que debe transcurrir un tiempo para conseguir eficacia protectora una vez realizada la pauta de vacunación, al elevado coste y a los problemas logísticos asociados a su uso.

 

Bibliografía:

– Centers for Disease Control and Prevention (CDC) [Internet]. 2012 [cited 2012 Jul 28]. Available from: http://www.cdc.gov/cholera/index.html
– World Health Organization (WHO) [Internet]. [cited 2012 Jul 28]. Available from: http://www.who.int/topics/cholera/en/
– World Health Organization. Weekly epidemiological record: relevé épidémiologique hebdomadaire. 2011 [cited 2012 Jul 31];(31):325–40. Available from: http://www.who.int/wer
– Salisbury D, Ramsay M, Noakes K, editors. Immunisation against infectious disease. Third edit. The Veterinary record. TSO; 2006. p. 441.
– European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC). Annual epidemiological report 2011. Reporting on 2009 surveillance data and 2010 epidemic intelligence data [Internet]. 2011. Available from: http://www.ecdc.europa.eu/en/healthtopics/cholera/Pages/index.aspx

image_pdfimage_print

Subir al menú