Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas, 11 a 12 diciembre 2013

27/02/2014

image_pdfimage_print

Los asesores en seguridad vacunal de la OMS han encontrado restos de ARN en la vacuna antigripal estacional elaborada por la compañía CSL Pharmaceuticals de Australia, lo que pudiera haber contribuido a la alta incidencia de convulsiones febriles en vacunados menores de cinco años, según pública el Global Advisory Committee on Vaccine Safety en Wekkly Epidemiological Record. Las partículas podrían provenir del propio proceso de elaboración de la vacuna ya que el proceso de fraccionamiento vírico es diferente al de otros productores.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú