Correlates for human papillomavirus vaccination of adolescent girls and young women in a managed care organization

16/04/2010

image_pdfimage_print

Correlates for human papillomavirus vaccination of adolescent girls and young women in a managed care organization
Chao C, Velicer C, Slezak J, Jacobsen S. Am J Epidemiol 2008; 171 (3): 357-367
Palabra clave: Papilomavirus

Trabajo que compara las características de aquellas adolescentes y mujeres que iniciaron y no iniciaron su vacunación con VPH en EEUU. La población de estudio son las mujeres de 9 a 26 años de la cohorte del Kaiser Permanente del Sur de California que fueron identificadas y se les aconsejó la vacunación entre octubre de 2006 y marzo de 2008. Las mujeres incluidas en dicha cohorte no necesitaban hacer desembolsos económicos adicionales para la vacunación.

Se realizó un análisis multivariante para determinar la asociación de las siguientes variables con el inicio de la vacunación: variables demográficas (edad, raza, tiempo en el Kaiser y características respecto a educación e ingresos del barrio de residencia), características del proveedor de salud (especialidad médica, edad, sexo), utilización de los servicios de salud en los 2 años anteriores (número de consultas externas, atención primaria, ingresos hospitalarios, urgencias y uso de vacuna de la gripe), enfermedades relacionadas con la salud de la mujer (historia obstétrica, enfermedades de transmisión sexual (ETS), citología y resultados anormales citológicos) y enfermedades relacionadas con el sistema inmune. Se realizó un análisis secundario restringido a aquellas que habían tenido al menos un contacto con su proveedor de salud.

La cohorte incluye un total de 285.265 mujeres, todos los análisis realizados fueron estratificados por 2 grupos de edad (9-17 (diferenciando las de 9-12 años) y 18-26 años). Durante los 18 meses de estudio un total del 37 de adolescentes y 16% de mujeres iniciaron la vacunación. Se encontró una relación negativa con el inicio de la vacunación: raza negra, tener un médico de atención primaria hombre e historia de hospitalizaciones previas. Relacionados de forma positiva se encontraron: pertenecer a un barrio de mayor poder adquisitivo (asociación débil), visitas a la consulta e historia de vacunación de gripe (fuerte asociación). En las adolescentes se asoció también de forma positiva que su médico fuera pediatra. Aquellas con una historia de ETS y las que se realizaron citologías presentaron mayor frecuencia de vacunación, mientras que las que presentaban una enfermedad relacionada con la inmunidad no presentaron menor cobertura vacunal. Los resultados del análisis secundario restringido fueron concordantes con los de toda la cohorte.

Los autores concluyen que los resultados observados son útiles para interpretar los resultados de los estudios de seguridad observacionales (puesto que si las que padeciesen enfermedades de tipo autoinmune no se vacunaran, los resultados de seguridad respecto a las enfermedades autoinmunes serían difícilmente interpretables) y pueden proporcionar datos para desarrollar programas de vacunación específicos.

Entre las limitaciones apuntadas por los autores están el hecho del uso de registros electrónicos y que al trabajar con una cohorte tan numerosa incluso cuestiones no relevantes de forma práctica, pueden ser estadísticamente significativas.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú