Corticoides de liberación lenta y vacunas atenuadas

21/03/2007

image_pdfimage_print

Respuesta del Experto a …

Corticoides de liberación lenta y vacunas atenuadas

Pregunta

¿Se puede administrar una vacuna de virus vivos atenuados, como es la fiebre amarilla, tras una inyección única, vía intramuscular, de Trigon depot a un adulto?. La duda me surge por ser un preparado depot y no conocer si esto se puede equiparar a dosis mantenidas de > 20 mg prednisona/ día durante más de 1-2 semanas.
Muchas gracias.   

Respuesta del Dr. José María Bayas (19 de septiembre de 2007)

Efectivamente la administración de corticoides a dosis de 2 mg /Kg de peso/ día de prednisona o de 20mg/ día durante más de 2 semanas consecutivas produce un marcada inmunodeficiencia que contraindicada el empleo de vacunas vivas durante los 3 meses que siguen a la cesación del tratamiento.

El empleo de vacunas inactivadas no plantea un problema de seguridad, pero sí, un problema de respuesta inmune y de eficacia vacunal (también para las vacunas vivas), ya que los corticoides provocan una disminución de las células T en circulación como consecuencia de la alteración en la producción de linfocinas y la interferencia en la comunicación entre los linfocitos.

En el caso que nos ocupa se ha administrado una dosis única de Trigon depot, esto es, 40 mg de triamcinolona. En “términos de prednisona”, 40 mg de triamcinolona equivalen a 50 mg de prednisona. Esta dosis, aunque liberada más lentamente, resulta muy inferior a la expresada en el párrafo anterior (fruto de consenso de expertos, no de resultados de ensayos clínicos controlados) como dosis inmunosupresora y no segura.

Si como parece deducirse de la pregunta la dosis de triamcinolona se administró “unos días antes” parece muy remota la posibilidad de que la vacunación origine un problema de seguridad, si bien, la respuesta inmune podría verse limitada.

Fundamentalmente por este motivo y en la medida de lo posible, sería preferible diferir más tiempo la vacunación, quizá 2 o 3 semanas o más. Habrá que valorar la urgencia para lograr la protección contra la fiebre amarilla versus las limitaciones expuestas. Una vez más nos encontramos ante una situación de “Precaución” (que no de “Contraindicación”), y a sopesar, como siempre en vacunología, las ventajas e inconvenientes de cada una de las posibles opciones disponibles. 
                       
Referencias

– Centers for Disease Control and Prevention. Update: vaccine side effects, adverse reactions, contraindications, and precautions—recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR 1996;45(No. RR-12): 1-36.

– García-Patos V, Aparicio G. Terapéutica sistémica en dermatología pediátrica. En: Moraga FA, ed. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 1ª edición. Barcelona: Asociación Española de Pediatría; 2005

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú