Currently approved prophylactic HPV vaccines

20/02/2010

image_pdfimage_print

Currently approved prophylactic HPV vaccines.
Harper DM. Expert Rev Vaccines 2009; (12): 1663-1679
Palabra clave: Papilomavirus

Gardasil® y Cervarix® son dos vacunas profilácticas contra el VPH diseñadas principalmente para la prevención del cáncer de cervix. Cervarix® es eficaz frente al VPH-16, -18, -31, -33 y -45, los cinco tipos causantes de cáncer más comunes, incluida la mayoría de las causas de adenocarcinoma. Gardasil® es eficaz frente al VPH-16, 18 y 31, los tres tipos más comunes que causan cáncer de células escamosas. Además, Gardasil® es eficaz contra el VPH-6 y -11, que causan verrugas genitales y la papilomatosis respiratoria. El determinante más importante del impacto de la vacuna para reducir el cáncer de cuello uterino es la duración de su eficacia. Hasta la fecha, la eficacia de Cervarix® se ha probado para 6.4 años y de Gardasil® durante 5 años.

Las vacunas frente al VPH deben neutralizar las infecciones por VPH antes de la afectación de las células del epitelio basal. Otros cánceres menos estrechamente asociados con el VPH se producen en la vagina, vulva, pene, ano y oro faringe. Los resultados de los ensayos de vacunas contra el VPH para prevenir el cáncer de cuello uterino CIN y teóricamente debería traducirse en un cierto nivel de protección parcial frente a estos otros cánceres asociados a VPH.

La vacunación de las niñas a los 12-15-años de edad, sin duda se ha demostrado por modelos de coste-eficacia que tienen el potencial de reducir la incidencia de cáncer de cuello uterino durante muchas décadas. A pesar de que no hay datos de eficacia y no hay pruebas de duración de la eficacia más allá de la primera década, los organismos públicos de salud recomiendan la vacunación en jóvenes adolescentes.

En los países industrializados con sistemas de cribado organizados, independientemente de si se decide vacunar o qué vacuna se decida utilizar, el mensaje más importante para transmitir a las mujeres es la necesidad de seguir con los exámenes de detección de cáncer cervicouterino. Las vacunas no sustituyen las pruebas de Papanicolaou.

En países sin buena asistencia, ni cribados organizados, los efectos perdurables de vacunación contra el VPH serán totalmente dependientes de la duración de la eficacia de la vacuna y la cobertura de población cubierta, con el potencial de salvar cientos de miles de vidas de mujeres, con respecto al riesgo muy pequeño de acontecimientos adversos graves.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú