Debemos defender las vacunas

3/06/2014

image_pdfimage_print

Que hoy en día se disponga de vacunas para prevenir el cáncer de cuello de útero, el segundo más común entre las mujeres y que sigue matando cada año a 300.000 de ellas en el mundo, tiene mucho que ver con la razón por la que Harald zur Hausen ganó el Nobel de Medicina en 2008. Invitado por el programa Con-Ciencia de la Universidad de Santiago, zur Hausen aboga por vacunar contra el virus del papiloma humano también a niños, porque los varones “son los principales transmisores de la enfermedad”. En La Nueva España se publica una interesante entrevista a este Premio Novel.

 [Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú