Determinants of vaccine immunity in the cohort of human immunodeficiency virus-infected children living in Switzerland.

2/01/2010

image_pdfimage_print

Determinants of vaccine immunity in the cohort of human immunodeficiency virus-infected children living in Switzerland.
Myers C, Posfay-Barbe K, Aebi C, Cheseaux J, Kind C, Rudin C et al. Pediatr Infect Dis J 2009; 28(11): 996-1001
Palabra clave: VIH

Estudio nacional prospectivo multicéntrico realizado en Suiza en el que se mide el seguimiento de las pautas de vacunación recomendadas en niños VIH positivos (mediante la medición de coberturas vacunales), así como la relación entre la historia vacunal y la inmunidad (mediante título de anticuerpos a los siguientes antígenos: tétanos difteria, 3 serotipos neumocócicos (14, 19F y 23), hepatitis B, sarampión, rubéola y varicela).

De un total de 87 niños VIH positivos seguidos (73% de toda la cohorte de niños VIH seguida en Suiza), la mayoría (76%) tuvieron CD4 >25%, estaba recibiendo terapia antirretroviral (79%) y presentaba una carga viral indetectable (60%). A pesar de esto, la cobertura vacunal fue menor que la observada en la población general (63% respecto a triple vírica, 62% en Td, 61% al menos una dosis de vacuna neumocócica conjugada, 54% en hepatitis B y 29% en varicela) y muchos no presentaban anticuerpos frente a sarampión (54%), varicela (39%) y hepatitis B (65%). La variable que se correlacionaba mejor con la presencia de anticuerpos era el hecho de presentar una historia vacunal actualizada, lo que probaría la capacidad de estos pacientes para la inducción y/o mantenimiento de la respuesta inmune en el caso de recibir las vacunas adecuadas. Presentar una vacunación actualizada no se relaciona con variables como la edad, el estado inmunitario o la viremia, observándose únicamente relación con el centro médico de referencia del paciente.

Se calculó el número de dosis de vacuna que faltaban a los 87 niños, resultando ser de 205 vacunas en 77 pacientes, sólo 10 (11,5%) de los pacientes no necesitaron vacunaciones posteriores. Al final del periodo de seguimiento (2 años) se les habían administrado 282 vacunas para actualizar calendario.

Los autores concluyen que todos los pediatras a cargo de niños VIH deberían identificar las vacunaciones pendientes en esta población de alto riesgo. Entre las razones aducidas para esta infra vacunación se encuentran: la presencia de mayor número de inmigrantes en esta cohorte de VIH positivos, la posible descoordinación entre los médicos de atención primaria y especializada que llevan a estos pacientes y el temor a efectos adversos.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú