Dynamic models of meningococcal carriage, disease, and the impact of serogroup C conjugate vaccination

6/06/2005

image_pdfimage_print

Dynamic models of meningococcal carriage, disease, and the impact of serogroup C conjugate vaccination
Trotter C, Gay N, Edmunds J. Am J Epidemiol 2005:162:89-100
Palabra clave: Meningococo

Los autores desarrollan un modelo matemático referido a la población de Inglaterra y Gales para investigar el efecto directo e indirecto (inmunidad comunitaria) de la vacuna conjugada frente al meningococo C, investigando varios escenarios hipotéticos, con el objetivo de conocer desde la perspectiva teórica la mejor estrategia e vacunación en esas áreas. Teniendo en cuenta varios parámetros (población, estructura, fuerzas de infección, número reproductivo, duración del transporte nasofaríngeo y la efectividad de la vacuna frente al transporte, analizan las distintas pautas de vacunación: a) rutinaria a los 2, 3 y 4 meses, b) vacunación rutinaria a los 12 meses, c) 2, 3, 4 meses más catch-up en menores de 18 años, d) idem con catch-up hasta los 25 años, e) rutinaria a los 12 meses más catch-up hasta los 18 años, y f) rutinaria a los 12 meses y 12 años. Encuentran que la mejor opción es controlar rápidamente la enfermedad (estrategias c y d). En cuanto a futuras estrategias: h) añadir un recuerdo a los 12 años, a los 12 años de iniciada la vacunación, i) cambiar a una dosis rutinaria a los 12 meses, de 5 a 10 años de iniciada la vacunación, y j) cambiar a una dosis rutinaria a los 12 meses y otra a los 12 años, de 5 a 10 años después de iniciada la vacunación, piensan que la cuestión clave es conocer si retirar las vacunas de los 2, 3 y 4 meses aumentará el número de casos en menores de 12 meses. Respecto a este último pinto, todo dependerá de si la inmunidad comunitaria será suficiente para proteger indirectamente a los lactantes.

Concluyen que la estrategia menos efectiva es la de la vacunación en primer año sin catch-up, y la mejor es aquella que incluya catch-up en adolescentes por ser portadores hasta en un 25%, lo que maximizaría la inmunidad comunitaria. Desde la perspectiva coste/efectividad, sería buena opción pasar a la vacunación rutinaria a los 12 meses de edad porque no parece que con esta estrategia aumenten los casos en los menores de 1 año. Una vez demostrada la gran importancia de la inmunidad comunitaria, la tarea fundamental es la de vacunar a los grupos de edad donde la prevalencia del transporte nasofaríngeo es mayor. La vacunación rutinaria a los 2, 4 y 6 meses puede dejar desprotegidos a los niños durante largo tiempo, pero según el modelo de la vacunación rutinaria a los 12 meses presentado en este trabajo, estos niños pueden quedar protegidos indirectamente si fuera suficiente la inmunidad comunitaria proporcionada por una campaña de catch-up.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú