Carta del director – Julio

14/07/2013

image_pdfimage_print

Editorial3Durante este verano, los acontecimientos que afectan a una asociación como la nuestra, se suceden. Por un lado, la convocatoria abierta de elecciones a la Junta directiva, de extrema importancia para la continuidad y nuevos proyectos tanto de la asociación como de la Fundación Española de Vacunología y los nuevos retos que supone la crisis económica para el sustento y permanencia de las sociedades científicas.

Por otro, la publicación por parte el Ministerio de Sanidad y Política Social de la resolución de 24 de julio de 2013, de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, por la que se publica el Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre el calendario común de vacunación infantil, con cambios importantes para algunas Comunidades Autónomas, no tanto quizá en concepto, pero sí a la hora de organización del trabajo y de las neveras, en los puntos de vacunación, mayormente en los centros de salud. Además, filosóficamente y en el modelo político en el que vivimos, se plantea la cuestión de si estas recomendaciones no entran en conflicto con la potestad de dichas CCAA. Por no insistir en que alguna pauta, tomada probablemente por el momento económico actual, entra en conflicto con la opinión de los expertos en cuestiones en las que la ciencia todavía tiene que dar sus respuestas.

Además, en la Asamblea de Ginebra de la OMS que reúne a 194 banderas, se aprobó la obligación de los países miembros de presentar informes parciales sobre los avances en vacunación entre los años 2013 y 2020 para poder recibir apoyos y asesoría adicional y cumplir con un conjunto de metas establecidas en la campaña mundial llamada el Decenio de las Vacunas, que inició en 2011. Aún así, esta alianza no cubre de momento las vacunaciones de poblaciones refugiadas o afectadas por emergencias, lo que deja “importantes” necesidades sin cubrir en lugares donde los brotes pueden ocasionar verdaderos desastres.

Recordamos para terminar, la convocatoria Vacunas Solidarias, cuyo objetivo es colaborar en proyectos donde más se necesiten, relacionados con la inmunización de poblaciones con menos recursos.

 

Un afectuoso (y caluroso) saludo

Dra. María José Álvarez Pasquín, directora Vacunas.org

pdfDescargar Editorial en formato pdf

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú