Carta del director-Septiembre

25/09/2013

image_pdfimage_print

Editorial4En la pasada editorial comentábamos que las vacunas habían perdido su inocencia…y no parecen recuperarla. ¿Importa más el mensaje político de la unificación de calendario vacunal o una política razonada y razonable de salud pública? ¿O son medidas puras y duras económicas por la crisis en las que la salud se resentirá en el futuro?.

Respecto a la vacuna de la varicela, en los países donde se ha implementado una política de vacunación infantil, ha tenido un efecto positivo en la prevención y control de la enfermedad. Además, los modelos matemáticos arguyen beneficios económicos tanto para la sociedad como el individuo en particular. La OMS recomienda introducirla en calendario vacunal en aquellos países donde sea un problema de salud pública y socioeconómico, pueda financiarse y se alcancen y mantengan altas coberturas vacunales (85-90%). En España tenemos un mapa variado, con vacunación indicada de forma común a mayores de 11 años que no han pasado la enfermedad para evitar los casos más graves y a los grupos de riesgo, y políticas autonómicas diferentes. Y las coberturas vacunales en las CCAA que se ha implementado han sido muy elevadas, superiores al 90%.

Actualmente, coinciden dos hechos sucesivos respecto a esta vacuna: su restricción en farmacias, situación única en Europa, y la salida anunciada del calendario vacunal de Madrid. Me pregunto si se desplazará la edad de la aparición de la enfermedad ocasionando formas más graves con estas medidas. La experiencia pasada de hace años en Grecia respecto a la vacunación de rubéola, con la aparición de más casos de rubéola congénita hace razonable esta pregunta. Y siendo razonable la pregunta del futuro sobre la misma cuestión y lo que pasará con el zóster, que no ha ocurrido en los países en los que la vacuna de la varicela se ha implementado durante años como en Japón y USA, la respuesta la tiene el seguimiento epidemiológico.

Creo que estamos en un mal momento: no armoniza la economía con el deseo de los políticos; las medidas centrales del ministerio de sanidad con las de las comunidades autónomas; las recomendaciones ministeriales con las de las sociedades científicas. Pero sobre todo creo que no armonizan las medidas tomadas a día de hoy, con las coberturas vacunales que tenemos (públicas y privadas) con un planteamiento de futuro de la enfermedad de la varicela. Creo sinceramente que habrá más enfermos y más enfermos graves de varicela.

 

Un afectuoso saludo

Dra. María José Álvarez Pasquín, directora Vacunas.org

pdfDescargar Editorial en formato pdf

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú