Effect of choice of measles-mumps-rubella vaccine on immediate vaccination pain in infants

21/04/2004

image_pdfimage_print

Effect of choice of measles-mumps-rubella vaccine on immediate vaccination pain in infants
Ipp M, Cohen E, Goldbach M, Macarthur C. Arch Pediatr Adolesc Med 2004; 158: 323-326
Palabra clave: Triple vírica

Los autores comparan la respuesta aguda al dolor a dos vacunas frente a sarampión-rubeóla-parotiditis, Priorix y MMR II. La población estudiada fueron los niños sanos de Toronto que acudieron al pediatra de su comunidad para recibir la primera vacunación frente a sarampión, rubéola y parotiditis. Estos niños fueron distribuidos al azar para recibir una u otra vacuna. Para mantener el ciego del estudio, las vacunas fueron preparadas por una enfermera no implicada en la administración de la vacuna y que no conocía la hipótesis del estudio. Ni el padre ni el pediatra que administró la vacuna sabían qué tipo de vacuna se inyectaba al niño. No se administraron anestésicos tópicos. La forma de realizar la inyección de la vacuna fue cuidadosamente definida y registrada en vídeo. Para valorar el dolor, se utilizó una escala (MBPS) que evalúa tres parámetros: expresión facial, llanto y movimientos.

La evaluación de la duración e intensidad de éstos parámetros se llevó a cabo tras grabación en video. El pediatra que administró la vacuna y uno de los padres del niño, de forma independiente, completaron una escala de dolor visual (VAS), que osciló entre 0 mm (ausencia de dolor) y 100 mm (máximo dolor). El padre había sido entrenado antes del estudio sobre la valoración de esta escala. De los 49 niños vacunados, 26 recibieron Priorix y 23 M-M-R II. Las puntuaciones medias de la escala MBPS y las dos escalas VAS (valoradas por pediatra y padres), fueron significativamente más bajas para Priorix. La escala VAS del pediatra para Priorix y M-M-R II fueron 15 vs 53 respectivamente (p=0.003); la escala VAS de los padres fue 22 vs 47 respectivamente (p=0,008); y la MBPS 3 vs 5 (p=0,03). Los autores concluyen que la reacción al dolor tras la vacunación con Priorix es significativamente menor que tras la vacunación con M-M-R II.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú