Effect of immunisation against angiotensin II with CYT006-AngQb on ambulatory blood pressure : a double-blind, randomised, placebo-controlled phase IIa study

8/03/2008

image_pdfimage_print

Effect of immunisation against angiotensin II with CYT006-AngQb on ambulatory blood pressure : a double-blind, randomised, placebo-controlled phase IIa study.
Tissot A, Maurer P, Nussberger J, Sabat R, Pfister T, Ignatenko S et al. Lancet 2008; 371: 821-827
Palabra clave: Hipertensión

Los investigadores plantean un ensayo clínico IIa, multicéntrico, doble ciego, aleatorio y controlado con placebo para conocer la seguridad y la eficacia de la vacuna CYT006-AngQb, partícula tipo virus (VLP) producida por Cytos Biotechnology AG, que va dirigida frente a la angiotensina II. La vacuna está conjugada y compuesta de angiotensina II químicamente unida a partículas tipo víricas recombinantes derivadas del fago RNA-phage QB.

La población estaba constituida por 72 pacientes de 18 a 65 años con hipertensión media-moderada (140-179 de sistólica y 90-109 de diastólica). La vacuna o el placebo (fosfato sódico salino) se administró subcutáneamente en dosis de 100 microgramos o de 300 microgramos en pauta 0, 4 y 12 semanas. Cada grupo estaba constituido por 24 pacientes. La tensión arterial se midió con registros ambulatorios de 24 horas desde antes de la vacunación hasta la semana 14.

El análisis fue el de intención de tratar y el objetivo primario era conocer la seguridad y la tolerancia.

Como hallazgos relevantes encontraron que hubo 1, 3 y 0 abandonos en los grupos de 100 mcg, de 300 mcg y de placebo, respectivamente. Se registraron 5 efectos adversos graves (2, 2 y 1 en los grupos de 100, 300 y placebo, respectivamente), aunque ninguno pareció relacionado con la vacunación. Se registraron síntomas transitorios tipo gripal en 3, 7 y 0 en los grupos de 100, 300 y placebo, respectivamente).

Se observó respuesta de anticuerpos frente a angiotensina II tras una dosis de vacuna. A la semana 14 los anticuerpos fueron de alta afinidad con un marcado efecto booster tras la segunda y la tercera dosis. La vida media de los anticuerpos fue de 17 semanas.

En el grupo de 300 microgramos se redujo la tensión arterial en relación a la basal, y en la semana 14, para la sistólica y diastólica pero con significación estadística solo para la primera (p=0.015). Esta misma dosis redujo la tensión arterial del despertar significativamente tanto para la sistólica (p<0.0001) como para la diastólica (p=0.0035).

Los autores concluyen que la dosis de 300 microgramos reduce la tensión especialmente la de primera hora de la mañana.
En un comentario aparte el autor se plantea dos aspectos muy interesantes:
a) ¿es seguro inhibir durante meses el sistema renina-angiotensina-aldosterona?, y
b) ¿la estimulación repetida del sistema inmune por un péptido endógeno ligado a partículas tipo víricas puede causar una enfermedad autoinmune?.

No obstante puntualiza, al igual que los investigadores, que el ensayo era de tamaño reducido y exploratorio y que se precisan mayores estudios para mostrar la eficacia y la seguridad de los anticuerpos frente a la angiotensina II.

image_pdfimage_print

Subir al menú