Effectiveness of meningococcal serogroup C conjugate vaccine 4 years after introduction

6/07/2004

image_pdfimage_print

Effectiveness of meningococcal serogroup C conjugate vaccine 4 years after introduction
Trotter C, Andrews N, Kaczmarski E, Ramsay M. Lancet 2004; 364: 365-367
Palabra clave: Meningococo

 Los autores, una vez transcurridos 4 años desde la implantación de la vacunación antimeningocócica frente al serogrupo C, calculan por el método de “screening” la efectividad de la vacuna en los inmunizados rutinariamente con 3 dosis (2, 3 y 4 meses) y los del “catch-up” (5 meses a 18 años). Detectaron 53 fallos vacunales en los 4 años de seguimiento (40% en vacunados rutinariamente) con 4 fallecimientos. La efectividad global en los del “catch-up” ascendió al 85% y al 66% en los vacunados rutinariamente. Un año después de la vacunación la efectividad fue similar entre rutinaria y “catch-up”. Más de 1 año después de la vacunación la efectividad en rutinarios bajó a –81% y bajó, aunque no significativamente en los del “catch-up”. Comentan que el decaimiento de la inmunidad en los pequeños es preocupante a pesar de que el número de fallos no es alto porque todavía persiste una alta inmunidad comunitaria. Piensan que, como con Hib, la protección es edad-dependiente por lo que las cohortes vacunadas con mayor edad tienen protección mayor y más duradera que los vacunados rutinariamente en la infancia, y que los calendarios acelerados puede que no sean buenos para las vacunas conjugadas. Por los hallazgos encontrados, creen que los parámetros séricos subrogados de protección a largo plazo (respuestas “booster” y madurez de la avidez) no son buenos predictores de la efectividad sobre el terreno. Debido a que la efectividad es mayor en los vacunados a los 5-11 meses que en los vacunados a los 2, 3 y 4 meses, proponen calendarios de vacunación alternativos con una dosis tardía, al final del primer año o durante el segundo, ya que puede ser más importante la edad a la que se administra la última dosis que el propio “booster” en sí.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú