Effectiveness of seven-valent pneumococcal conjugate vaccine against invasive pneumococcal disease: a matched case-control study

6/10/2006

image_pdfimage_print

Effectiveness of seven-valent pneumococcal conjugate vaccine against invasive pneumococcal disease: a matched case-control study

Whitney C, Pilishvili T, Farley M, Schaffner W, Craig A, Lynfield R et al. Lancet 2006;368:1495-1502

Palabra clave: Neumococo

Los autores plantean un estudio de 782 casos (menores de 2 años con enfermedad invasora por S pneumoniae entre enero 2001 y junio 2003 o 2 a 4 años con enfermedad entre enero 2001 y mayo 2004, con datos obtenidos del Active Bacterial Core Surveillance de los Estados Unidos y con coberturas de vacunación para 1 o más dosis del 50%) y 2512 controles sanos apareados por caso (con coberturas de vacunación para 1 o más dosis del 67%) para evaluar la efectividad de la vacuna conjugada heptavalente frente a enfermedad invasora por varios serotipos y para medir la efectividad de las pautas recomendadas y de las incompletas. Habiendo recibido ³ 1 dosis de vacuna, en niños sanos la efectividad para los 7 serotipos fue del 96% (93%,98%) y del 81% (57%,92%) para los que tenían enfermedades de base. La efectividad para todos los serotipos habiendo recibido ³ 1 dosis de vacuna fue del 71% (65%,78%) en niños sanos y del 77% (62%,87%) para niños con patología de base. Para serotipos “relacionados” la recepción de ³ 1 dosis de vacuna mostró una efectividad del 76% (39%,90%) para el 6A y del 26% (-45%,62%) para el 19A. Respecto a este serotipo encontraron que era el más frecuentemente aislado en los casos de enfermedad de los niños incluidos en el estudio. Para serotipos no vacunales la efectividad con ³ 1 dosis de vacuna en niños sanos fue del –36% (-122%,17%) y del 77% (32%,92%) para niños con patologías crónicas. En el análisis específico para los no vacunales, encontraron efectividades con al menos 1 dosis de vacuna del 22% (-206%,80%) para el 33F, del 30% (-131%,79%) para el serotipo 3, del –899% (-8302%,-19%) para el 22F, del –22% (-444%,73%) para el 7F y de –55% (-607%,66%) para el 15C. Respecto al número de dosis recibidas y frente a serotipos contenidos en la vacuna, las distintas pautas fueron más protectoras que la no vacunación y 3 dosis en el lactante con un recuerdo ofreció mayor protección que 3 dosis en los primeros 7 meses de vida (p=0.0323). Concluyen que la vacuna conjugada heptavalente protege en niños de 3 a 59 meses frente a la enfermedad causada por los 7 serotipos vacunales, frente a enfermedad causada por cepas resistentes ya que 5 de los 7 tipos vacunales suponen la mayoría de enfermedad causada por neumococos resistentes,  y frente a toda la enfermedad invasora independientemente del serotipo. Por otra parte, los niños vacunados sanos  pudieran estar en mayor riesgo de enfermedad por serotipos no vacunales respecto a los no vacunados, si bien este riesgo no es significativo estadísticamente. El riesgo sí alcanza significación estadística para el serotipo 22F. Una editorial acompañante ensalza los hallazgos del estudio y urge a los líderes de países, a las agencias de salud y a los fabricantes a hacer llegar esta vacuna a los niños de países de baja renta.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú