El NHS no interrumpirá el programa de vacunación con Cervarix®

5/09/2009

image_pdfimage_print

Considera “muy improbable” que causara la muerte de la adolescente británica fallecida el lunes. Las autoridades sanitarias británicas consideran “poco probable” que Cervarix®, la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) de GlaxoSmithKline (GSK), fuera la causa de la muerte de la adolescente que falleció el pasado lunes en Coventry (Reino Unido) tras recibir una dosis de vacuna. Los primeros resultados de la autopsia, practicada en el Hospital Universitario de Coventry donde fue atendida, ya han revelado que la paciente presentaba “una condición médica subyacente grave que probablemente haya causado la muerte”, en concreto la existencia de un tumor que afectaba a de pulmón y corazón.

El Departamento de Salud británico ha señalado que no hay planes de detener el programa bajo el cual se han administrado ya más de 1,4 millones de dosis de Cervarix®. El programa de vacunación de niñas de 12 y 13 años comenzó en Reino Unido en septiembre de 2008. La autopsia ha mostrado la presencia de un tumor maligno en el tórax que infiltraba masivamente el corazón y el pulmón izquierdo. El patólogo independiente Alexander Kolar afirmó que la condición de la niña era tan grave que la muerte le podía haber sobrevenido en cualquier momento. Mientras se están llevando a cabo pruebas adicionales para conocer el tipo de tumor.

[más información] [más información] [más información] [más información] [más información] [más información][más información] [más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú