Información general

24/04/2016

image_pdfimage_print

Encefalitis Japonesa

La enfermedad

La encefalitis japonesa (EJ) es la principal causa de encefalitis causada por virus en muchos países de Asia, en los que cada año se registran unos 68.000 casos clínicos, ocurriendo el 75% de estos casos en niños con edades comprendidas entre 0 y 14 años. En los países en los que es endémica, la mayoría de los adultos están naturalmente inmunizados por haber tenido la infección en la infancia, si bien la enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad.

Es endémica en las zonas rurales, sobre todo en las zonas donde coexiste el cultivo de arroz y la cría de cerdos, también se registran algunas epidemias en zonas urbanas. En la mayor parte de las zonas templadas de Asia, el virus de la encefalitis japonesa se transmite principalmente en verano, que es cuando se producen las grandes epidemias. En las regiones tropicales y subtropicales, la transmisión puede tener lugar durante todo el año,

El período de incubación oscila entre 5 y 15 días. La mayor parte de las infecciones con el virus de la encefalitis japonesa son leves (fiebre y cefalea) o asintomáticas, pero aproximadamente una de cada 250 infecciones se convierte en una enfermedad grave caracterizada por la repentina aparición de fiebre elevada, cefalea, rigidez de nuca, desorientación, coma, ataques, parálisis espástica y muerte.

Viajeros

La encefalitis japonesa es una enfermedad muy rara en viajeros (un caso por millón de viajeros), pudiendo afectar a viajeros de cualquier edad. Para la mayoría de las personas que viajan a Asia el riesgo es mínimo y éste variará principalmente según el destino, la duración de la estancia, la época del año y las actividades desarrolladas.

Por qué debemos vacunar

Las medidas de protección contra la picadura de mosquitos son importantes para disminuir el riesgo entre los viajeros, pero la medida más eficaz para prevenir la enfermedad es la vacunación.

Vacunación

Vacunas disponibles

Existen diferentes tipos de vacunas, pero dos (una viva y otra inactivada) son las más utilizadas globalmente. La vacuna inactivad, mayormente utilizada, es una vacuna de la misma cepa del virus salvaje que emplea hidróxido de aluminio como adyuvante. No tiene tiomersal como componente. Esta vacuna está aprobada para su uso en América del Norte, Australia y varios países europeos, y es la disponible actualmente en España (IXIARO®).

La vacuna, al ser inactivada y no contener organismos vivos, no puede causar la enfermedad contra la que protege.

Pauta de Vacunación

La pauta de vacunación, con la vacuna IXIARO®, consiste en dos dosis administradas de forma preferentemente intramuscular los días 0 y 28, con una protección entre el 88 y 100% a partir de los 10-14 días de la segunda dosis y una duración de la protección de 1 año. En niños entre 2 meses y 3 años, la dosis de vacuna indicada es la mitad de una dosis de adulto (0,25 ml), que se preparará según señalan las instrucciones del fabricante.

Indicaciones de la Vacuna

No es una vacuna obligatoria. Está recomendada principalmente a viajeros de zonas declaradas como endémicas que planean pasar más de un mes durante la temporada de mayor transmisión. También cuando en un periodo menor se pretende realizar actividades de paseo o estancias por zonas rurales, agrícolas y en cualquier situación en que se declare un brote en la región.

También recomienda la inmunización de todo el personal de laboratorio de investigación que tenga potencial exposición al virus. Se han registrado más de 20 casos de infección por el virus JE adquiridos en laboratorios.

Seguridad

Contraindicaciones de la Vacuna

No se debe administrar la vacuna entre los que han desarrollado:

Reacción anafiláctica o reacción sistémica grave a la primera dosis de la vacuna IXIARO®,

Reacción anafiláctica confirmada a cualquier componente de la vacuna (6).

Efectos adversos de la vacunación

Reacción local en el sitio de la inyección (10-20%) y otras reacciones inespecíficas pueden ocurrir. En menos del 10% puede producirse un síndrome similar a un estado gripal, con dolores musculares y articulares leves, cansacio, cefalea, leve sensación de distermia. Entre 1% o menos se asocian a vértigos, migrañas, dolor abdominal, cambios en ganglios linfáticos, alteración de las pruebas hepáticas, erupción cutánea y reacciones locales tipo sangrados o hematomas en el sitio de la inyección.

Como medida de precaución la administración de la vacuna para la encefalitis japonesa durante el embarazo y la lactancia debe evitarse.

image_pdfimage_print

Subir al menú