Epidemiology of invasive pneumococcal disease in the pre-conjugate vaccine era: England and Wales, 1996–2006

16/04/2010

image_pdfimage_print

Epidemiology of invasive pneumococcal disease in the pre-conjugate vaccine era: England and Wales, 1996–2006
Trotter C, Waight P, Andrews N, Slack M, Efstratiou A, George R et al. J Infect 2009; 60(3): 200-208
Palabra clave: Neumococo

El objetivo del estudio es describir la epidemiología de la enfermedad neumocócica invasiva (ENI) en Inglaterra y Gales en la era previa a la vacunación con Prevenar. Se analizan los casos de ENI comunicados al sistema nacional de vigilancia epidemiológica entre julio de 1996 y junio de 2006. Se proporcionan datos de meningitis pero no de muertes. Se registraron un total de 52.579 casos a lo largo del periodo de estudio. La incidencia de ENI fue en conjunto de 10/100.000 habitantes, con un ligero aumento a lo largo del tiempo. Se observó la distribución típica con respecto a la edad (máxima en menores de 1 año y mayores de 80). A pesar del amplio uso de vacuna 23 valente desde el año 2003 en población mayor de 65 años sólo se ha observado un pequeño descenso de la incidencia en dicha población. Se describió una clara estacionalidad de la ENI, que en los menores de 15 años se registró en los 3 meses de invierno, mientras que en los adultos se dio sólo en un mes (enero). La distribución de serotipos ha cambiado a lo largo del tiempo, los casos por el serotipo 14 han descendido mientras que los del serotipo 1 aumentaron. La cobertura de serotipos de la vacuna neumocócica conjugada y la polisacárida fueron del 52 y 92% respectivamente considerando todo el periodo de estudio, la cobertura de la conjugada en niños menores de 2 años fue del 73% durante la temporada 2005/06.

Respecto a la meningitis la incidencia fue de 0,6 casos/100.000 en conjunto, con una proporción respecto a la ENI mayor en los menores de 1 año (30%) y menos común en los mayores de 85 (1% de todas la ENI). Algunos serotipos (18C, 12F y 19F) se asociaron con la meningitis a pesar de controlar por edad y año. La relación entre casos/portadores está claramente marcada por el serotipo, siendo superior en el serotipo 8, 7F, 18C, 9V, etc. Esto implica mayor invasividad y tiene trascendencia a la hora de elegir los serotipos que deben incluirse en la vacuna.

Los autores concluyen que este artículo proporciona una línea de base para evaluar el impacto de las vacunas conjugadas introducidas en septiembre de 2006. Se observa un aumento de la incidencia pero como no se conoce el número de hemocultivos realizados a lo largo del tiempo, no se puede saber si dicho aumento es real, si se trata de un artefacto o ambos. Estudios de menor tamaño realizados en Inglaterra que tuvieron en cuenta este factor apuntarían a un aumento en el número de hemocultivos. Los autores concluyen que debido a las diferencias observadas en la epidemiología prevacunal del Reino Unido y EEUU, no es asumible que la experiencia con la vacuna Prevenar en EEUU sea trasladada al Reino Unido.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú