cobertura de vacunación

Effectiveness of a community coalition for improving child vaccination rates in New York City.
Sally E. Findley, Matilde Irigoyen, Martha Sanchez. Am J Public Health 2008; 98 11): 1959-1962
Palabra clave: Cobertura de vacunación

Los autores evalúan el efecto de un programa de vacunación infantil de tipo global con estrategias de divulgación, educación y recordatorios en una comunidad latina urbana, utilizando un diseño de cohortes de nacimiento de tipo retrospectivo. Tras controlar por etnicidad latina y por Medicaid, encuentran que los niños incluidos en el programa tenían una probabilidad 53% mayor de estar al día en su calendario de vacunación (odds ratio ajustada = 1,53, intervalo de confianza 95% = 1,33, 1,75) y de recibir las dosis de vacuna en el momento adecuado, en comparación con los niños del grupo control (t = 3,91). La conclusión de los autores es que este programa de vacunación basado en la comunidad fue efectivo para mejorar la cobertura de vacunación infantil con dosis administradas en el momento adecuado.

 

Comparison of two survey methodologies to assess vaccination coverage
Luman ET, Worku A, Berhane Y, Martin R, Cairos L. Internat J Epidemiol  2007.doi:10.1093/ije/dym025
Palabra clave: Cobertura de vacunación

La medición de la cobertura de vacunación permite la evaluación de los servicios de vacunación. La metodología “cluster survey” desarrollada por la OMS, conocida como la metodología “Expanded Program on Immunization” (EPI) se ha utilizado en todo el mundo para evaluar la cobertura.

Sin embargo la forma en que se seleccionan los convivientes ha sido criticada por los estadísticos por su escaso rigor metodológico y por que introduce sesgos. En este estudio se seleccionan 30 clusters de un área urbana (Ambo) y una rural (Yaya-Gulelena D/Libanos) de Etiopia;

Se llevaron a cabo encuestas de cobertura utilizando dos métodos de muestreo de convivientes: el muestreo EPI y el muestreo sistemático randomizado (SystRS). Se utilizó el test Chi-cuadrado para comparar los resultados de las dos metodologías; se evaluó también la relativa factibilidad de ambas metodologías. 

La cobertura vacunal de una campaña frente a sarampión reciente entre niños de 6 meses a 14 años fue alta: 95% en Ambo (ambas metodologías), 91 y 94% (muestreo SystRS y EPI respectivamente, P= 0.05) en Yaya-Gulelena D/Libanos. La cobertura de vacunación rutinaria entre los niños de 12–23 meses fue <20% en ambos distritos; en Ambo, el muestreo EPI produjo sistemáticamente estimaciones más altas de la cobertura de vacunación rutinaria que el muestreo SystRS.

Se encontraron diferencias entre los dos métodos en lo que respecta a las características demográficas e historias recientes de enfermedad. El tiempo medio requerido para completar un cluster fue de 16 horas para el muestreo EPI y de 17 horas para el SystRS; El coste total fue equivalente. Los entrevistadores notificaron una leve mayor dificultad para llevar a cabo el SystRS.

Los autores concluyen que debido a las ventajas metodológicas y a su demostrada factibilidad, el muestreo SystRS debe preferirse en la mayoría de las situaciones. Recomiendan validar los resultados en escenarios adicionales.