Inicio Información para profesionales Temas relevantes Meses anteriores Documento sobre la vacunación frente a la varicela en el calendario vacunal de la Comunidad de Madrid

Documento sobre la vacunación frente a la varicela en el calendario vacunal de la Comunidad de Madrid

La varicela es una enfermedad exantemática de distribución mundial producida por la infección primaria del virus varicela zoster (VVZ). Es de distribución universal y alta contagiosidad, afectando a más del 90% de los susceptibles, lo que supone un número nuevo de casos cada año equivalente a la cohorte de recién nacidos.

 

Agosto 2005

Autor: Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con el asesoramiento del Comité Asesor de Vacunas de dicha Comunidad.
Palabra clave: Varicela

[ Descargue el tema del mes en pdf ]

 

1. VARICELA

La varicela es una enfermedad exantemática de distribución mundial producida por la infección primaria del virus varicela zoster (VVZ). Es de distribución universal y alta contagiosidad, afectando a más del 90% de los susceptibles, lo que supone un número nuevo de casos cada año equivalente a la cohorte de recién nacidos.

Es típica de la infancia, pero por lo general de carácter benigno; cuando afecta a los recién nacidos y los adultos puede cursar con complicaciones graves y en los pacientes inmunodeprimidos suele ser muy grave.

En climas templados, más del 90% de la población ha padecido la enfermedad antes de los 15 años de edad y un 95% en el comienzo de la vida adulta.

En estos países la varicela presenta un patrón estacional muy característico y las epidemias anuales ocurren durante el invierno y principios de la primavera. En climas tropicales el patrón estacional no es tan evidente y la mayor proporción de casos se observa en adultos. i, ii, iii.

La reactivación del virus que ha permanecido latente en las raíces sensoriales de los ganglios dorsales medulares, tras la infección primaria, produce el herpes zóster (HZ). La infección latente se produce en la mayoría de los primoinfectados por el virus, pero sólo entre el 15%-20% desarrolla el herpes zoster en algún momento de su vida. Afecta principalmente a los adultos, sobre todo a los ancianos, y a los pacientes inmunodeprimidos de cualquier edad. No presenta variación estacional, siendo una enfermedad de aparición esporádica.

 

   1.1 Epidemiología y características de la enfermedad

El agente causal de la varicela y del herpes zoster es el virus varicella-zoster, un virus ADN que pertenece a la familia de los Herpesvirus con los que comparte características morfológicas y biológicas, como es la capacidad de permanecer en estado latente en el ser humano.

El virus, tras la infección primaria, se replica localmente en la nasofaringe y en los nódulos linfáticos regionales. Se produce una viremia primaria que disemina el virus al hígado, bazo y ganglios sensitivos (4 ó 6 días tras la infección). Una segunda viremia transportará el virus a la piel produciendo la erupción cutánea característica de la enfermedad (de 10 a 14 días tras la infección ).

Tras la primoinfección se desarrolla una respuesta inmunitaria humoral y celular que confiere protección frente a la enfermedad e inhibe la replicación viral, quedando el virus en situación latente, con un cierto grado de replicación endógena sin traducción clínica, que contribuye a reforzar la inmunidad.

Como resultado de la pérdida de la inmunidad celular el virus puede reactivarse y causar el herpes-zoster. Los factores que se asocian con la reactivación de la infección son: la edad avanzada, la inmunodepresión, la exposición intrauterina y sufrir la varicela a una edad temprana (<18 meses).

El único reservorio es el hombre. La transmisión del VVZ se realiza de persona a persona por vía respiratoria o por contacto directo con el líquido de las vesículas cutáneas; las costras de las lesiones no son infectantes. La varicela es una de las enfermedades que se transmite con mayor facilidad, especialmente en las primeras etapas de la erupción; el herpes zoster tiene una tasa de transmisión mucho menor.

El período de transmisibilidad varía desde 1 a 2 días antes del comienzo del exantema hasta que todas las lesiones están en fase de costra (generalmente unos 5 días). En los pacientes inmunodeprimidos éste periodo puede ser más prolongado.

El período de incubación , tras la exposición, es de 14 a 15 días por término medio, pudiendo variar entre 10 y 21 días, y ser más prolongado en personas inmunodeficientes.

La infección intrauterina en el primer o segundo trimestre del embarazo se puede manifestar clínicamente en el neonato por el “síndrome de varicela congénita” , con un riesgo de un 2% de presentar anomalías congénitas si la infección ocurre en la primeras 20 semanas.

La infección materna por varicela entre 5 días antes y 2 días después del parto, tiene un riesgo muy elevado de presentar una infección neonatal grave .

La varicela se manifiesta clínicamente por un exantema generalizado, fiebre y malestar general. La fiebre suele ser moderada (37,7-38,8º C) y persiste durante los 2-4 días primeros del exantema; éste es de tipo vesicular y se distribuye de forma centrífuga existiendo de forma simultánea lesiones cutáneas en distinta fase de evolución.

En función del número de lesiones cutáneas que se desarrollan se considera que una varicela es leve si presenta <50 lesiones, moderada entre 50-500 y grave si presenta >500 lesiones, si bien este grado de gravedad no implica la necesidad de hospitalización, hecho que suele ocurrir en los casos que cursan con complicaciones importantes.

El riesgo de complicaciones varía según la edad, son muy poco frecuentes en niños sanos y existe mayor riesgo en:

•  Las personas =15 años, menores de 1 año y neonatos, si la madre ha tenido varicela en los días en torno al parto.

•  Personas inmunocomprometidas: pacientes con leucemia aguda, pacientes en tratamiento inmunosupresor, pacientes trasplantados, etc.). Los niños infectados por el VIH tienen mayor riesgo de morbilidad por varicela y herpes zoster.

•  Pacientes con enfermedades crónicas: trastornos metabólicos y endocrinos, enfermedades pulmonares crónicas y cardiovasculares, mucoviscidosis y anormalidades neuromusculares.

La primoinfección proporciona inmunidad para toda la vida aunque se puede dar una recurrencia de varicela en personas inmunodeprimidas.

 

   1.2 Situación actual de la varicela en España

En España se ha notificado, a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, una media anual de unos 300.000 casos (tasa media de 500/100.000 habitantes), en los últimos 15 años (figura 1).

La información sobre hospitalización , recogida a través del CMBD (Conjunto Mínimo Básico de Datos), refiere que en el año 1999 se produjeron 1633 ingresos hospitalarios por varicela, el 63% en menores de 14 años (46% en menores de 5 años) y 2.930 ingresos por HZ, el 97,4% en mayores de 14 años (84,1% en mayores de 40 años).

La tasa de hospitalización para menores de 14 años fue de 2,6 por 1000 casos de varicela, mientras que en los mayores de 14 años fue de 15,5 iv. Datos similares se han encontrado para el periodo 1999-2000, refiriendo una letalidad de 7,3% en mayores de 50 años y de 0,14% en menores de 5 años v.

Figura 1. Casos de varicela y nacidos vivos en España, 1988-2002

Fuente: Red Nacional de Vigilancia. Instituto Nacional de Estadística

La mortalidad por varicela en España, según información obtenida del Instituto Nacional de Estadística (INE), oscila entre 2 y 10 casos anuales, menor que la detectada en otros países como los Estados Unidos. El 83% del total de defunciones registradas en el periodo entre 1987 y 2002 ocurre en mayores de 14 años (tabla 1).

La carga de enfermedad (CdE) por enfermedades inmunoprevenibles en población infantil y juvenil española, representan el 1,21% del total de la CdE para toda la población, siendo un 0,022% por enfermedades incluidas en el calendario de vacunación y un 1,19% de las no incluidas en calendario (enfermedad neumocócica y varicela). Esta última representa el 0,13% del total de años de vida ajustados en función de discapacidad (AVAD), en la población de 1 a 4 años y el 0,15% de 5 a 14 años vi.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

 

   1.3 Situación de la varicela en la Comunidad de Madrid

Anualmente presentan una primoinfección por varicela-zoster en la Comunidad de Madrid unas 40.000 personas, esta cifra ha oscilado entre 51.159 en el año 1999 y 37.986 en el año 2003.

En líneas generales, se estima que el número de personas que enferman anualmente por varicela se encuentra próximo a la cohorte de nacidos vivos. La varicela es una enfermedad de elevada capacidad de transmisión, encontrándose una tasa de ataque secundaria entre los contactos domésticos susceptibles del 90%.

La mayoría de las personas de nuestra población, entre el 90 al 97%, sufren la enfermedad antes de alcanzar los 14 años de edad. Esta situación se observa tanto al estudiar la incidencia por grupos de edad (Figura 2), como en las encuestas de seroprevalencia seroprevalencia vii, viii(figura 3)

Figura 2 Distribución de los casos de varicela por grupo de edad.

 

Figura 3 Seroprevalencia de anticuerpos frente a varicela. Años 1993 y 1999

La población susceptible a la varicela es baja a partir de los 11 años, siendo la proporción de susceptibles del 6,2% en el grupo de 16-20 años, del 4,2% en el de 21 a 30 y 2,6% en el de 31 y 40 años.

 

2. ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN Y SUS IMPLICACIONES EN SALUD PÚBLICA

Se contemplan dos estrategias posibles de vacunación frente a la varicela; la vacunación universal en la infancia y la vacunación de adolescentes susceptibles.

 

   2.1 Estrategia de vacunación universal en la infancia:

Consiste en la incorporación de la vacuna de varicela en el programa de inmunización infantil, de forma rutinaria y con carácter universal, a todos los niños a partir de los 12 meses de edad (en general 12-18 meses). El objetivo de esta estrategia es disminuir e incluso interrumpir la circulación del virus en la población.

El efecto de esta estrategia en la disminución de la morbilidad y mortalidad por varicela se ha observado en los Estados Unidos tras la implantación, en 1995, de la vacunación infantil de varicela, junto a la vacunación de preadolescentes susceptibles.

Informes recientes de la vigilancia centinela muestran una disminución en la incidencia de hasta un 90% en Estados Unidos, sin embargo la mortalidad registra un descenso del 66%; el mayor descenso, tanto de incidencia como de mortalidad, ha ocurrido en el grupo objeto de vacunación de varicela (niños de 1 a 4 años de edad), aunque no se registra descenso en personas mayores de 50 años ix.

Respecto al Herpes Zoster, hasta el momento no se ha detectado ningún efecto sobre su incidencia, hecho que puede deberse a muy diversos factores: la cobertura de vacunación alcanzada ha sido desigual entre los diferentes Estados y no han alcanzado buenas coberturas hasta los últimos dos años. Probablemente es muy pronto para poder detectar aumento de herpes zoster en adultos; es preciso tener un sistema de vigilancia adecuado y sensible.

Aunque parece que está claro el efecto de la vacuna de la varicela, a corto plazo, en la disminución de la morbilidad y mortalidad de la misma, existen aún importantes preocupaciones respecto a esta estrategia de vacunación, ligadas fundamentalmente a la disminución de la circulación del virus:

•  Necesidad de alcanzar altas coberturas de vacunación: Esta estrategia debe garantizar que se alcanzan coberturas altas de vacunación (=70%-80%), necesarias para generar una inmunidad de grupo que logre romper la transmisión del virus. Coberturas inferiores producirán una modificación del patrón epidemiológico de la infección, que se desplazará a edades más avanzadas en las que existe la posibilidad de un mayor número de complicaciones graves y con un especial riesgo para mujeres embarazadas y sus hijos (varicela congénita y neonatal) x.

•  Necesidad de estrategias complementarias de vacunación: Para aumentar la efectividad de esta estrategia y con el objetivo de minimizar el número de casos de varicela a corto plazo y/o retrasar el aumento de incidencia que se producirá tras un período de baja incidencia ó “luna de miel” de 15-25 años, la vacunación universal en la infancia deberá complementar con un programa de barrido entre los 1-12 años ó la vacunación de susceptibles entre los 10-14 años, hasta que los niños vacunados en la infancia alcancen esta edad x.

•  Necesidad de una segunda dosis de refuerzo: Si no se implanta alguna de estas estrategias complementarias, dada la disminución de la efectividad de la vacuna con el tiempo y el hecho de que los estudios realizados hasta la fecha hayan sido en un contexto en el que el virus salvaje de la varicela circula ampliamente, se plantea la posible necesidad de incorporar una segunda dosis de recuerdo, para prevenir fallos vacunales secundarios xi, xii.

•  Efecto de la vacunación sobre el herpes zoster: Aunque se alcanzaran altas coberturas de vacunación, hecho muy probable en España, hay que tener en cuenta el posible efecto de la estrategia de vacunación infantil sobre el herpes zoster.

Para mantener el estado de latencia del virus se considera necesario el refuerzo inmunitario que se alcanza con su circulación. Altas coberturas de vacunación producen una gran reducción de la circulación del virus de la varicela, evitando la reinfección natural en adultos.

La aplicación de modelos matemáticos para estudiar el impacto de la vacuna predicen un aumento significativo del herpes zoster en un periodo entre 30-50 años, seguido de una disminución a niveles inferiores a los de la etapa pre-vacunal y que cuanto más disminuya la incidencia de varicela, más aumentará la incidencia de zoster xiii.

Puede que sea posible que la vacuna de la varicela prevenga el zoster si se administra a personas mayores que han tenido varicela; en este sentido se están realizando actualmente estudios que estarán disponibles en un futuro próximo xiv.

 

   2.2 Estrategia de vacunación en adolescentes susceptibles:

Consiste en la administración de la vacuna de varicela en preadolescentes-adolescentes susceptibles. El objetivo de esta estrategia es disminuir la incidencia de la enfermedad en edades en que las complicaciones son más graves y hay más mortalidad.

Esta estrategia tiene poco impacto en la incidencia global de la enfermedad, pero tiene menos riesgo de efectos adversos sobre la epidemiología de la enfermedad: no reduce la circulación del virus en la población por lo que no produce aumento de la edad de la infección y no produce ningún efecto sobre la epidemiología del herpes zoster. Es la estrategia más coste-efectiva xv, xvi, , si la estrategia se aplica antes de los 13 años solo se precisa una dosis de vacuna.

En Europa, esta estrategia ha sido implantada en Suiza, que recomienda la vacunación en personas de 11 a 15 años sin antecedentes de haber padecido varicela y en sujetos no inmunes (seronegativos) que presenten un riesgo elevado de complicaciones. En Francia y en el Reino Unido están actualmente en discusión las posibles recomendaciones. Otros países europeos tienen en el momento actual recomendaciones dirigidas a grupos de riesgo.

 

3. RECOMENDACION DE VACUNACIÓN FRENTE A VARICELA EN ESPAÑA

 El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado el 2 de marzo de 2005 aprobó xvii:

Recomendar la vacunación de varicela en una cohorte elegida por cada Comunidad Autónoma entre las edades de 10 y 14 años (ambas inclusive), en aquellas personas que refieran no haber pasado la enfermedad ni haber sido vacunadas con anterioridad”.

Se considerará susceptible y, por lo tanto, objeto de vacunación toda aquella persona -incluida en el rango de edad recomendado de vacunación- que conste en su historial clínico que no ha pasado la enfermedad o, en su defecto, que sus padres o tutores refieran no haberla pasado o no lo recuerden y que no ha recibido anteriormente vacunación de varicela por cualquier otra causa. Cada Comunidad Autónoma, en su ámbito territorial, establecerá durante el año 2005 las medidas oportunas para la aplicación de esta recomendación.

Se mantendrán las recomendaciones de vacunación a personas susceptibles con un alto riesgo de padecer la enfermedad, tanto en niños como en adultos, y a sus contactos más próximos.

Se recomienda fortalecer el sistema de vigilancia de varicela e implantar un sistema de vigilancia de herpes zoster, que permita un conocimiento detallado del patrón epidemiológico de ambas enfermedades y su evolución.

Así mismo, se realizará un análisis continuado del impacto que las diferentes estrategias de vacunación de varicela tienen en los países en los que se ha implantado con el objetivo de ir adaptando la estrategia de vacunación recomendada en el momento actual en función de los avances científicos que se obtengan.

 

4. RECOMENDACION DE VACUNACIÓN FRENTE A VARICELA EN LA COMUNIDAD DE MADRID

En aras de mantener el compromiso de unanimidad del Sistema Nacional de Salud sobre la introducción de nuevas vacunas en los calendarios de las Comunidades Autónomas, la Comunidad de Madrid ha decidido recomendar la vacunación frente a la varicela a los 11 años de edad para las personas que refieran no haber pasado la enfermedad ni haber sido vacunadas con anterioridad . El nuevo calendario de vacunación infantil entrará en vigor el 1 de julio de 2005.

Esta decisión se enmarca en la estrategia de vacunación en adolescentes susceptibles aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Así mismo, este acuerdo ha sido ratificado por el Comité de Expertos Asesor de Vacunas de la Comunidad de Madrid, creado por Resolución de 20 de octubre de 2004.

   4.1 Objetivo general

El objetivo de esta medida es proteger a los jóvenes que no han pasado la enfermedad en la infancia evitando que padezcan la varicela a edades en las que las complicaciones son mas graves, sin modificar la epidemiología de la varicela.

   4.2 Población diana

La vacunación va dirigida a los niños de 11 años que refieran no haber pasado la enfermedad ni haber sido vacunadas con anterioridad y que cumplan los 11 años desde el día 1 de Julio de 2005. (Nacidos después del 30 de junio de 1994)
No se vacunará a mayores de 11 años.

No es necesario realizar serología previa dado que la vacuna no esta contraindicada en caso de que la persona se positiva y realizar esta prueba dificulta la vacunación.

Dentro del rango de edades aprobadas, la Comunidad de Madrid ha considerado lo más adecuado administrarla a los 11 años de edad dado que facilita el cumplimiento del calendario vacunal:

•  A esta edad existe antecedente de vacunación desde hace muchos años por lo que la población acude a los centros de vacunación y la captación es más elevada.

•  Previsiblemente se obtendrá mejor cobertura de vacunación dado que las coberturas de vacunación disminuyen con la edad.

•  En menores de 13 años solo es necesaria una dosis de vacuna para estar correctamente vacunado.

•  La vacuna esta contraindicada en embarazadas y a los 11 años el riesgo de embarazos no deseados es menor que en edades superiores.

 

   4.3 Vacunas adquiridas

Se ha estimado, en base a los resultados de la III Encuesta de Seroprevalencia de la Comunidad de Madrid, que las personas seronegativas más las que no recuerden haber pasado la enfermedad son un 20% . Las previsiones de dosis vacunales y el suministro se va a realizar en base a este porcentaje.

Se ha adquirido la vacuna VARIVAX ® de Sanofi Pasteur MSD, única que actualmente por ficha técnica (Anexo 3) se puede administrar a niños sanos menores de 13 años.

 

   4.4 Distribución de vacunas

Durante la segunda quincena de junio s e realizara una primera distribución de vacunas a todas las Gerencias del Servicio Madrileño de la Salud y a los centros colaboradores del sector privado autorizados. Las distribuciones posteriores se realizarán igualmente a través de las Gerencias o directamente a los centros privados.

Con el fin de optimizar los recursos disponibles, se evaluará mensualmente que las solicitudes se ajusten a la población estimada.

 

   4.5 Registro de dosis administradas

El registro de dosis administradas se realizará de forma mecanizada en el sistema OMI-AP en los centros donde se disponga de dicho sistema. En este caso s e utilizará el código VAR-1 y se registrarán los siguientes datos:

•  Lote
•  Laboratorio
•  Fecha de vacunación

En el caso de que la vacunación se realice a un niño sin historia clínica en el centro de salud (sin tarjeta sanitaria, desplazados, inmigrantes sin documentación), el registro de la dosis administrada deberá acompañarse de la cumplimentación de los datos personales contenidos en la “ficha rápida”, incluyendo al menos:

•  Nombre
•  Primer apellido
•  Segundo apellido
•  Fecha de nacimiento
•  Sexo
•  Teléfono
•  Nº de la Seguridad Social

En los centros donde no se disponga de sistema OMI-AP o centros privados, será necesario al menos registrar los datos contenidos en el Registro Nominal de Varicela (Anexo 1). Estos registros serán remitidos mensualmente al Servicio de Salud Pública correspondiente (Anexo 2).

5. VACUNAS FRENTE A LA VARICELA

La vacuna antivaricela es una preparación liofilizada de virus vivos atenuados, derivados de la cepa Oka del virus varicela-zoster, y obtenidos por propagación en células diploides humanas MRC5. La cepa de virus Oka/Biken fue desarrollada por Takahashi en Japón en 1974 y es la única aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS ) para la producción de la vacuna.

La vacuna antivaricela fue registradainicialmente para uso exclusivo en pacientes inmunodeprimidos (Europa, 1984; Japón, 1986). Posteriormente se autorizó para uso general y vacunación sistemática en Japón y Corea del Sur en 1988 y en EEUU, Suecia y Alemania en 1995.

Existen dos vacunas autorizadas en España: VARIVAX ® , virus cepa OKA/MERCK y VARILRIX ® , virus cepa OKA-RIT, con algunas características diferentes: los cultivos seriados de la cepa OKA, el número de unidades formadoras de placa mínimo por dosis y los componentes xviii.

En España, en 1998 se autorizó una vacuna, VARILRIX ® , con la indicación de uso hospitalario y solo para grupos de riesgo. En 2003 pasa a ser de diagnóstico hospitalario y continúa la indicación de grupos de riesgo.En este mismo año se autorizó otra vacuna, VARIVAX ® , virus cepa OKA/MERCK, con indicaciones más amplias que la anterior.

 

   5 .1 Características de las vacunas disponibles en España

 

VARIVAX ®

VARILRIX ®

Fabricante

Sanofi Pasteur MSD

GSK

Ficha técnica: última revisión

Septiembre 2003

Febrero 2003

Presentación

1 vial con polvo + jeringa precargada con disolvente

1 vial con polvo + jeringa precargada con disolvente

Cepa del virus de la varicela (ambas del virus OKA)

Cepa Oka/Merck atenuada sometida a 31 pases seriados en cultivos celulares

Cepa Oka/RIT atenuada sometida a 35 pases seriados en cultivos celulares

Nivel mínimo de potencia

Contienen un mínimo de =1350 UFP

Contiene un mínimo de 10 3,3 UFP

Excipientes

Sacarosa
Gelatina hidrolizada
Urea
Cloruro sódico
L-glutamato monosódico
Fosfato sódico dibásico
Fosfato potásico monobásico
Cloruro potásico
Agua para inyectables

Sulfato de neomicina (max. 25 µg/dosis)
Albúmina humana
Lactosa
Aminoácido para inyección
Sorbitol
Manitol
Agua para inyectables

 

5.2 Indicaciones

Según sus fichas técnicas, ambas vacunas tienen autorización de administración diferente:

VARIVAX ® esta indicada para la inmunización activa para la prevención primaria de la varicela en individuos de edad igual o superior a 12 meses . También se puede administrar a individuos susceptibles que han estado expuestos a varicela. La vacunación dentro de los 3 días posteriores a la exposición puede prevenir una infección clínicamente aparente o modificar el curso de la infección. Además, existen algunos datos que indican que la vacunación hasta 5 días después de la exposición puede modificar el curso de la infecciónxix.

VARILRIX ® esta indicado para la inmunización activa frente a la varicela en adultos y adolescentes sanos = de 13 años seronegativos . No esta indicada para su uso sistemático en niñosxx.

Se recomienda la vacunación de pacientes susceptibles con alto riesgo de padecer la enfermedad en los siguientes casos:

- Pacientes con leucemia aguda.

Los pacientes leucémicos tienen especial riesgo de padecer una varicela grave y deben vacunarse si son seronegativos. Cuando se vacunan pacientes durante la fase aguda de la leucemia, debe interrumpirse la quimioterapia de mantenimiento una semana antes y una semana después de la vacunación. Los pacientes sometidos a radioterapia no deberían vacunarse durante la fase de tratamiento.

- Pacientes en tratamiento inmunosupresor.

Los pacientes que reciben tratamiento inmunosupresor (incluida la terapia con corticoesteroides) para tumores sólidos malignos o enfermedades crónicas graves (tales como insuficiencia renal crónica, enfermedades autoinmunes, colagenosis, asma bronquial grave) están predispuestos a desarrollar una varicela grave. En general debe vacunarse a los pacientes cuando están en remisión hematológica completa de la enfermedad. Es aconsejable que el recuento total de linfocitos no sea inferior a 1.200 por mm3, o no exista otra evidencia de deficiencia inmunitaria celular.

- Pacientes con trasplante programado de órgano.

En el caso de que se esté considerando un trasplante de órgano (p.e. trasplante renal), la vacuna debe administrarse algunas semanas antes de la instauración del tratamiento inmunosupresor.

- Pacientes con enfermedades crónicas.

Otras enfermedades crónicas que puedan predisponer a una varicela grave, tales, como enfermedades pulmonares crónicas y cardiovasculares, enfermedad cutánea diseminada y mucoviscidosis . Los niños en tratamiento crónico con salicilatos constituyen también un grupo de riesgo en el que el beneficio de la vacunación es superior al riesgo

- Contactos próximos sanos.

Los contactos próximos sanos seronegativos de los pacientes que tienen riesgo de padecer una varicela grave deben vacunarse, para reducir el riesgo de transmisión del virus a los pacientes de alto riesgo. Estos incluyen los menores de 13 años y el personal sanitario en contacto con pacientes de alto riesgo.

 

   5.3 Pautas de administración

 

VARIVAX®

VARILRIX®

Edad

Dosis

Personas entre 12 meses y 12 años de edad

Una dosis única de 0,5 ml reconstituida

Personas de 13 años y mayores

Dos dosis de 0,5 ml con un intervalo de 4-8 semanas

Dos dosis de 0,5 ml con un intervalo de 8 semanas (intervalo mínimo de 6 semanas)

 

No se debe administrar la vacuna a menores de 1 año.

En la actualidad no se recomiendan dosis de recuerdo de ninguna de las vacunas ya que se desconoce la duración de la protección frente a la varicela en ausencia de un refuerzo natural.

 

   5.4 Inmunogenicidad de las vacunas

La inmunogeneidad de la vacuna varía en función del colectivo de población vacunada. Los mejores resultados se dan en niños sanos. En los niños inmunodeprimidos y en los adultos la inmunogeneidad es menor y, por lo general, se requieren dos dosis administradas con un intervalo de 1-2 meses para alcanzar porcentajes de seropositividad semejantes a los de los niños sanos ii.

En estudios de inmunogenicidad realizados en Estados Unidos se observó una tasa de seroconversión del 96% en niños y de 79% en adolescentes de 13 a 17 años. Después de una segunda dosis administrada con un intervalo de 4-8 semanas el 99% de los adolescentes desarrollaban anticuerpos xxi.

En varios estudios se ha documentado la persistencia de anticuerpos frente a la varicela durante 10 a 15 años después de la vacunación xxii, xxiii, aunque todos estos estudios se han realizado en presencia de infección natural de varicela, lo que proporciona una dosis de recuerdo natural. Si la utilización de la vacuna contra la varicela se convierte en habitual y, en consecuencia, la enfermedad se hace menos común, habrá menos recuerdo natural. En estas condiciones puede ser necesario administrar una dosis de recuerdo algún tiempo después de la inmunización primaria, si bien este aspecto no esta actualmente definido.

 

   5.5 Efectividad de las vacunas

Los estudios de efectividad están hechos prácticamente en su totalidad con la vacuna VARIVAX © , única autorizada en los Estados Unidos. Diversos estudios han estimado la efectividad de la vacuna entre 71% a 100% con unos resultados medios en torno al 86% para todo tipo de varicela y con valores superiores al 95% de protección frente a la enfermedad moderada o grave xxiv.

Algún estudio ha aportado estimaciones bajas de la efectividad, de 44% (-6% - 67%) contra todo tipo de varicela, sin que esté claro la razón de este bajo valor xxv.

Un estudio reciente de duración de la inmunidad, tras un período de 7-8 años de seguimiento, detecta una efectividad global de la vacuna, frente a todas las formas de varicela, del 87% y frente a la enfermedad moderada o grave del 98%.

Se observó una disminución de la efectividad de la vacuna con el tiempo: l a efectividad de la vacuna en el primer año después de la vacunación fue del 97%, con un descenso significativo en el segundo año después de la vacunación (86%) y con una efectividad del 81% a los 7 – 8 años xxvi.

Un hecho preocupante en la vacunación de varicela es la presentación de la enfermedad tras la vacunación “ breakthrough” (varicela moderada). Son cuadros de varicela que se presenta en vacunados aunque hayan seroconvertido correctamente a la vacuna, aparecen al menos 42 días después de la vacunación y mantienen la capacidad de transmitir la enfermedad a otros susceptibles xxvii.

La enfermedad es significativamente más leve, con menores lesiones (normalmente menos de 50), muchas de las cuales son máculo-papulares en lugar de vesiculares; la mayoría de ellos no presentan fiebre y no se han observado complicaciones importantes. Su frecuencia oscila entre un 6-12%, xxviiiaunque rangos más altos han sido dados por otros autores, entre 10-20% y un estudio Japonés notifica hasta un 34% xxix.

La transmisión del virus vacunal ocurre solo cuando existe exantema postvacunal y la probabilidad de transmisión es directamente proporcional al número de lesiones cutáneas del vacunado.

 

   5.6 Contraindicaciones

•  Historia de hipersensibilidad a cualquier componente de la vacuna.

•  Discrasias sanguíneas, leucemias, linfomas de cualquier tipo u otras neoplasias malignas que afecten al sistema hemático o linfático.

•  Individuos que estén recibiendo tratamiento inmunosupresor (incluidas dosis altas de corticosteroides).

•  Individuos con inmunodeficiencia humoral o celular (primaria o adquirida), incluida la hipogammaglobulinemia e individuos con SIDA o infección por VIH sintomática, o con CDC Clase 2 o superior, o con un porcentaje de linfocitos-T CD4+ específicos de cada edad <25%.

•  Individuos con una historia familiar de inmunodeficiencia congénita o hereditaria, salvo si se demuestra la inmunocompetencia del receptor potencial de la vacuna.

•  Tuberculosis activa no tratada.

•  Cualquier enfermedad que presente fiebre >38,5º C. Sin embargo, una fiebre con temperatura inferior, no es por sí misma una contraindicación a la vacunación.

•  Embarazo. Antes de vacunar a mujeres en edad fértil se deberá descartar el embarazo y asegurar el empleo de métodos anticonceptivos efectivos durante los 3 meses siguientes a la vacunación.

   5.7 Precauciones especiales de empleo

Los receptores de la vacuna deben evitar el uso de salicilatos durante las 6 semanas posteriores a la vacunación.

En raras ocasiones es posible la transmisión del virus de la vacuna desde individuos vacunados que desarrollan una erupción de tipo varicelosa a contactos susceptibles.

Por tanto, los vacunados deberán evitar el contacto estrecho con personas susceptibles de alto riesgo hasta 6 semanas después de la vacunación.

Entre estas personas se encuentran: Individuos inmunocomprometidos, mujeres embarazadas sin historia de varicela ni evidencia de laboratorio de infección previa, recién nacidos de madres sin historial positivo documentado de varicela ni evidencia de laboratorio de infección previa.

Debido al riesgo teórico de transmisión, la vacunación generalmente no esta recomendada para mujeres en periodo de lactancia.

Se deberá posponer la vacunación al menos 5 meses tras transfusiones de sangre o plasma o la administración de inmunoglobulina inespecífica humana o de inmunoglobulina de varicela-zoster. Así mismo, se deberá posponer la administración de cualquiera de estos productos hasta 1 mes después de la vacunación.

 

   5.8 Reacciones adversas

El seguimiento de los efectos secundarios de la vacuna, realizado durante un período en el que se han administrado casi 10 millones de dosis, demuestra que es muy segura xxx. La incidencia de efectos adversos ha sido 67/ 100.000 dosis de vacuna, siendo los exantemas los más frecuentes (37/ 100.000 dosis).

El examen de los exantemas utilizando la PCR demuestra que los que aparecen en la primera semana tras la vacunación se deben al virus salvaje (se trata de casos de varicela que ocurren antes de que la vacuna haya inducido protección), mientras que los que aparecen más allá de 4 semanas postvacunación están producidos por la cepa OKA. Los exantemas que ocurren entre la primera y cuarta semana de vacunación pueden estar causados tanto por el virus salvaje como por el vacunal.

Las reacciones adversas más frecuentes tras la vacunación con la vacuna antivaricela son las molestias relacionadas con el lugar de inyección como dolor, inflamación y enrojecimiento. Según la información de los ensayos clínicos realizados por los fabricantes, el 19% de los niños y un 24% de los adultos refirieron reacciones locales (33% de los adultos tras la segunda dosis).

Generalmente estas reacciones locales son leves y autolimitadas. Un 3% de los niños presentaron un exantema similar al de la varicela en el lugar de inyección, así como un 1% de los adolescentes y adultos tras la segunda dosis.

En ambos casos se presentó una mediana de 2 lesiones. Estas lesiones aparecen generalmente en las dos primeras semanas, y son más maculo papulares que vesiculares. En las fichas técnicas de ambas vacunas se recoge información detallada de los efectos adversos en estar causados tanto por el virus salvaje como por el vacunal.

 

   5.9 Condiciones generales de uso

 

VARIVAX ®

VARILRIX ®

Vía de administración

Vía subcutánea preferiblemente en la región deltoidea

Interacción

Otras vacunas inyectables o medicamentos se deben administrar en inyecciones separadas y en diferentes lugares de inyección

Intercambiabilidad

Se recomienda emplear el mismo preparado comercial para ambas dosis

Administración conjunta

Se puede administrar conjuntamente con TV, Hib, HB, DTP y polio.
Si no se administra conjuntamente con TV deberá dejarse un intervalo de 1 mes entre estas dos vacunas de virus vivos

Conservación

Entre 2º C y 8º C. Mantener el vial en el embalaje exterior para protegerlo del a luz

Periodo de validez

Una vez reconstituida se deberá usar la vacuna inmediatamente.
Desechar la vacuna si no es usada en los 30 minutos tras ser reconstituida

 

subir

ANEXO 1 REGISTRO NOMINAL DE VARICELA

[ descargar ]

ANEXO 2. SERVICIOS DE SALUD PÚBLICA DE AREA

[ descargar ]

 ANEXO 3 FICHA TÉCNICA DE VARIVAX®

[ descargar ]

FICHA TECNICA

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

VARIVAX olvo y disolvente ara susensión inyectable

[Vacuna antivaricela, de virus vivos]

 

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

La vacuna es una rearación liofilizada de un virus atenuado de la varicela (cea Oka/Merck).
Desués de su reconstitución, una dosis (0,5 ml) contiene:

Virus de la varicela** (cea Oka/Merck) >1350 UFP***
** Producidos en células diloides humanas (MRC-5).
***UFP= Unidades Formadoras de Placa

Para exciientes, véase sección 6.1

 

3. FORMA FARMACÉUTICA

Polvo y disolvente ara susensión inyectable.
Polvo blanco o blanquecino y disolvente.
Cuando se reconstituye, VARIVAX es un líquido transarente, desde incoloro a amarillo álido.

 

4. DATOS CLÍNICOS

   4.1 Indicaciones teraéuticas

Inmunización activa ara la revención rimaria de la varicela en inpiduos de edad igual o suerior a 12 meses.

VARIVAX también se uede administrar a inpiduos suscetibles que han estado exuestos a varicela. La vacunación dentro de los 3 días osteriores a la exosición uede revenir una infección clínicamente aarente o modificar el curso de la infección.

Además, existen algunos datos que indican que la vacunación hasta 5 días desués de la exosición uede modificar el curso de la infección (véase sección 5.1). VARIVAX debe ser administrado de acuerdo con las recomendaciones oficiales.

   4.2 Posología y forma de administración

Posología
Los inpiduos de edad comrendida entre 12 meses y 12 años deben recibir una dosis única de 0,5 ml. VARIVAX no se debe administrar a inpiduos menores de 1 año.

Los inpiduos de edad comrendida entre 12 meses y 12 años con una infección asintomática de VIH [CDC Clase 1] con un orcentaje de linfocitos T CD4 + esecíficos de cada edad > 25%, deben recibir dos dosis de 0,5 ml con un intervalo de 12 semanas.

Los inpiduos de 13 años de edad y mayores, deben recibir dos dosis de 0,5 ml administradas con un intervalo de 4-8 semanas. Si el intervalo entre las dosis excede de 8 semanas, la segunda dosis deberá administrarse tan ronto como sea osible. Algunos inpiduos odrían no estar rotegidos hasta desués de la administración de la segunda dosis.

Existen datos disonibles sobre la eficacia rotectora hasta 9 años desués de la vacunación (véase sección 5.1). Sin embargo, no se ha determinado todavía la necesidad de dosis de refuerzo.

Si VARIVAX se administra a inpiduos seronegativos antes de un eriodo de una inmunosuresión laneada o osible en un futuro (como es el caso de inpiduos que estén eserando un translante de órgano y aquéllos que estén en eriodo de remisión de una enfermedad maligna), la auta de vacunación deberá tener en cuenta el intervalo requerido desués de la segunda dosis ara oder alcanzar la máxima rotección (véase secciones 4.3, 4.4, y 5.1).

Ancianos
No existen datos de la eficacia rotectora ni de la resuesta inmune a VARIVAX en ersonas seronegativas mayores de 65 años.

Forma de administración
La vacuna debe inyectarse or VÍA SUBCUTÁNEA en la región deltoidea o en la región anterolateral suerior del muslo.

NO ADMINISTRAR POR VÍA INTRAVENOSA.

 

   4.3 Contraindicaciones

• Historia de hiersensibilidad a cualquier vacuna frente a la varicela, a alguno de los exciientes o a la gelatina o neomicina (que ueden estar resentes como residuos traza, véase secciones 4.4 y 6.1)

• Discrasias sanguíneas, leucemias, linfomas de cualquier tio u otras neolasias malignas que afecten al sistema hemático o linfático.

• Inpiduos que estén recibiendo tratamiento inmunosuresor (incluidas dosis altas de corticosteroides).

• Inpiduos con inmunodeficiencia humoral o celular (rimaria o adquirida), incluida la hiogammaglobulinemia e inpiduos con SIDA o infección or VIH sintomática, o con CDC Clase 2 o suerior, o con un orcentaje de linfocitos-T CD4 + esecíficos de cada edad <25%.

• Inpiduos con una historia familiar de inmunodeficiencia congénita o hereditaria, salvo si se demuestra la inmunocometencia del recetor otencial de la vacuna.

• Tuberculosis activa no tratada.

• Cualquier enfermedad que resente fiebre >38,5ºC, sin embargo, una fiebre con temeratura inferior, no es or sí misma una contraindicación a la vacunación.

• Embarazo (véase también secciones 4.4 y 4.6).

 

   4.4 Advertencias y recauciones eseciales de emleo

Como con todas las vacunas inyectables, deberá estar inmediatamente disonible un tratamiento médico adecuado y suervisión ara el caso de que sucediera una reacción anafiláctica rara desués de la administración de la vacuna.

Antes de vacunar a mujeres en edad fértil, se deberá descartar el embarazo y asegurar el emleo de métodos anticoncetivos efectivos durante los 3 meses siguientes a la vacunación (véase secciones 4.3 y 4.6). Además, VARIVAX no está generalmente recomendado ara mujeres en eriodo de lactancia (véase sección 4.6).

Como sucede con otras vacunas, VARIVAX no rotege comletamente a todos los inpiduos frente a la varicela adquirida natural.

Los ensayos clínicos sólo han valorado la eficacia desde las 6 semanas desués de una dosis única en inpiduos sanos hasta los 12 años de edad, o desde 6 semanas desués de la segunda dosis en inpiduos mayores (véase sección 5.1).

Como en otras vacunas, existe la osibilidad de reacciones de hiersensibilidad, no sólo al rinciio activo, sino también a los siguientes exciientes y residuos resentes en cantidades de trazas en la vacuna: gelatina y neomicina, comonentes residuales de células MRC-5, incluyendo ADN y roteínas; y cantidades traza de suero bovino fetal del medio de cultivo de las células MRC-5.

Existen algunos datos sobre la seguridad y la eficacia de la vacuna en inpiduos de 12 meses de edad y mayores infectados or el virus de la inmunodeficiencia humana con y sin evidencia de inmunosuresión.

Sin embargo, VARIVAX se uede administrar a inpiduos de edades comrendidas entre 12 meses y 12 años con infección asintomática de VIH [CDC Clase 1] con un orcentaje de linfocitos T CD4 + esecíficos de cada edad > 25% (véase sección 4.3).

Los recetores de la vacuna deben evitar el uso de salicilatos durante las 6 semanas osteriores a la vacunación (véase sección 4.5).

Transmisión

En raras ocasiones, es osible la transmisión del virus de la vacuna desde inpiduos sanos vacunados que desarrollan una erución de tio varicelosa a contactos suscetibles sanos, mujeres embarazadas e inmunoderimidos (véase sección 4.8).

Por tanto, los recetores de la vacuna deberán intentar evitar, en la medida de lo osible, un contacto estrecho con ersonas suscetibles de alto riesgo hasta 6 semanas desués de la vacunación.

En aquellas circunstancias en las que sea inevitable el contacto con ersonas de alto riesgo, antes de la vacunación se deberá valorar el riesgo otencial de transmisión del virus de la vacuna frente al riesgo de adquirir y transmitir el virus de la varicela de tio salvaje.

Entre las ersonas suscetibles de alto riesgo se encuentran:

• Inpiduos inmunocomrometidos (véase sección 4.3);
• Mujeres embarazadas sin historia documentada de varicela ni evidencia de laboratorio de infección revia;
• Recién nacidos de madres sin historial ositivo documentado de varicela ni evidencia de laboratorio de infección revia.

   4.5  Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

VARIVAX no debe mezclarse con ninguna otra vacuna o medicamento en la misma jeringa. Otras vacunas inyectables o medicamentos se deben administrar en inyecciones searadas y en diferentes lugares de inyección.

Administración concomitante con otras vacunas

Se ha administrado VARIVAX al mismo tiemo, ero en un lugar diferente de inyección, que la vacuna combinada frente a la rubéola, saramión y arotiditis, vacuna conjugada frente al Haemohilus influenzae tio b, vacuna frente a la heatitis B, vacuna frente a difteria/tétanos/tos ferina de célula entera, y vacuna oral frente a la olio, a niños de entre 13 y 35 meses de edad.

No hubo evidencia de una diferencia clínicamente relevante en la resuesta inmune a ninguno de los antígenos cuando se administraron concomitantemente con VARIVAX. Si la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) no se administra concomitantemente con la vacuna de virus vivos frente a saramión, arotiditis y rubeola, deberá resetarse un intervalo de 1 mes entre estas dos vacunas de virus vivos.

No se ha evaluado la administración concomitante de VARIVAX y vacunas tetravalentes, entavalentes o hexavalentes (rearadas a artir de la vacuna de difteria, tétanos y tos ferina acelular [DTPa]).

Se deberá osoner la vacunación al menos 5 meses tras transfusiones de sangre o lasma o la administración de inmunoglobulina inesecífica humana o de inmunoglobulina de varicela-zoster (IGVZ).

La administración de roductos derivados de la sangre que contienen anticueros frente al virus varicela zoster, incluyendo IGVZ u otras rearaciones de inmunoglobulinas, dentro de 1 mes osterior a la dosis de VARIVAX, uede reducir la resuesta inmune a la vacuna y, reducir or ello su eficacia rotectora.

Por lo tanto, se deberá evitar la administración de cualquiera de estos roductos hasta 1 mes desués de la dosis de VARIVAX, a menos que se considere que es esencial.

Los recetores de la vacuna deberán evitar el uso de salicilatos durante las 6 semanas osteriores a la vacunación con VARIVAX, ya que se ha notificado la aarición del síndrome de Reye desués del uso de salicilatos durante la infección con el virus salvaje de la varicela (véase sección 4.4).

 

   4.6 Embarazo y lactancia

No se han realizado estudios con esta vacuna en mujeres embarazadas. Se desconoce si esta vacuna uede rovocar daño fetal tras la administración a la mujer embarazada o afectar a su caacidad reroductora.

Sin embargo, se conoce que el virus salvaje de la varicela causa daño fetal y está asociado con un incremento del riesgo de adecer heres zoster en el rimer año de vida y casos graves de varicela en el recién nacido.

Por tanto, no deberá administrarse VARIVAX a mujeres embarazadas (véase sección 4.3). Antes de vacunar a mujeres en edad fértil, se deberá descartar el embarazo y asegurar el emleo de métodos anticoncetivos efectivos durante los 3 meses siguientes a la vacunación.

Lactancia
Debido al riesgo teórico de transmisión de la cea del virus de la vacuna desde la madre al niño, VARIVAX generalmente no está recomendado ara mujeres en eriodo de lactancia (véase también sección 4.4). La vacunación de las mujeres exuestas con historia negativa de varicela o que se conozca que son seronegativas a la varicela, se deberá evaluar en base a criterios inpiduales.

 

   4.7 Efectos sobre la caacidad ara conducir y utilizar máquinas

No se esera que la vacunación con VARIVAX ueda afectar a la caacidad de conducir y manejar maquinaria.

 

   4.8 Reacciones adversas

Estudios clínicos

Perfil global de seguridad de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck)

En ensayos clínicos, se administró una formulación congelada y otra estable en nevera de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) a aroximadamente 17.000 inpiduos sanos de edad &su3; 12 meses que fueron monitorizados hasta 42 días desués de cada dosis.

Aparentemente, no hubo un incremento en el riesgo de reacciones adversas con el uso de VARIVAX en inpiduos seroositivos. El erfil de seguridad de la formulación estable en nevera de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck), fue generalmente similar al erfil de seguridad de formulaciones anteriores de la vacuna.

En un estudio doble ciego y controlado con lacebo en 956 inpiduos sanos de edades comrendidas entre 12 meses y 14 años, de los que 914 fueron serológicamente confirmados como suscetibles a la varicela, las únicas reacciones adversas detectadas con una tasa significativamente mayor en los recetores de la vacuna que en los recetores del lacebo fueron dolor (26,7% frente a 18,1%), enrojecimiento en el unto de inyección (5,7% frente a 2,4%) y erución de tio varicelosa en áreas distintas del unto de inyección (2,2% frente a 0,2%).

A lo largo de los estudios clínicos en los cuales se evaluó la causalidad (5129 sujetos), se notificaron las siguientes reacciones adversas en asociación temoral con la vacunación:

Muy frecuentes ( > 1/10), Frecuentes ( > 1/100, <1/10), Infrecuentes ( > 1/1000, <1/100), Raras ( > 1/10000, <1/1000)

Inpiduos sanos de 12 meses a 12 años de edad (1 dosis)

Infecciones e infestaciones

Frecuentes : infección del tracto resiratorio suerior.

Infrecuentes: grie, gastroenteritis, otitis, otitis media, faringitis, varicela, exantema viral, infección viral.

Raras: infección, candidiasis, enfermedad tio grial, icadura/mordedura no venenosa.

Alteraciones del sistema hematológico y linfático

Raras: linfadenoatía, linfadenitis, trombocitoenia

Alteraciones metabólicas y nutricionales

Infrecuentes: anorexia.

Alteraciones siquiátricas

Frecuentes: irritabilidad.
Infrecuentes: llanto, insomnio, alteraciones del sueño.

Alteraciones del Sistema Nervioso

Infrecuentes: cefalea, somnolencia
Raras: aatía, nerviosismo, agitación, hiersomnia, anormalidad en el sueño, cambios emocionales, alteraciones en la marcha, convulsión febril, temblor.

Alteraciones oculares

Infrecuentes: conjuntivitis.
Raras: conjuntivitis aguda, lagrimeo, edema en el árado, irritación.

Alteraciones del oído y el laberinto

Raras: dolor de oído.

Alteraciones vasculares

Raras: extravasación.

Alteraciones resiratorias, torácicas y mediastínicas

Infrecuentes: tos, congestión nasal, congestión resiratoria, rinorrea.

Raras: sinusitis, estornudos, congestión ulmonar, eistaxis, rinitis, resiración sibilante, bronquitis, infección resiratoria, neumonía.

Alteraciones gastrointestinales

Infrecuentes: diarrea, vómitos.

Raras: dolor abdominal, nauseas, flatulencia, hematoquecia, úlcera bucal.

Alteraciones de la iel y del tejido subcutáneo

Frecuentes: erución, erución de tio saramión/rubéola, erución de tio varicelosa.

Infrecuentes : dermatitis de contacto, dermatitis del añal, eritema, miliaria rubrum, rurito, urticaria.

Raras: rubor, vesículas, dermatitis atóica, eccema, acné, heres simlex, erución semejante a urticaria, contusión, dermatitis, erución medicamentosa, imétigo, infección de la iel, saramión, quemaduras solares.

Alteraciones del tejido músculo-esquelético y del tejido conectivo

Raras: dolor músculo-esquelético, mialgia, dolor en la cadera, ierna o cuello, rigidez.

Alteraciones generales y afecciones en el lugar de inyección

Muy Frecuentes: fiebre.

Frecuentes: eritema en el lugar de inyección, erución, dolor/dolor al tacto/molestias, hinchazón, y erución de tio varicelosa.

Infrecuentes: astenia / fatiga, equimosis en el lugar de inyección, hematoma, induración, erución, malestar.

Raras: eccema en el lugar de inyección, bultos, calor, erución semejante a urticaria, decoloración, inflamación, rigidez, trauma, asereza/sequedad, edema/hinchazón, dolor/dolor al tacto/molestias, sensación de calor, calor al tacto, hemorragia en el lugar de inyección, anormalidad en los labios.

Se comunicaron las siguientes reacciones adversas graves asociadas temoralmente con la vacunación en inpiduos de edades comrendidas entre 12 meses y 12 años a los que se administró vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck): diarrea, convulsión febril, fiebre, artritis ost-infecciosa, vómitos.

Inpiduos sanos de edad igual o suerior a 13 años (la mayoría recibió 2 dosis con un intervalo de 4-8 semanas)

No se valoró la causalidad en inpiduos de edad igual o suerior a 13 años, con la exceción de reacciones adversas graves. No obstante, a lo largo de los estudios clínicos (1648 sujetos), los siguientes acontecimientos se asociaron temoralmente con la vacunación:

Frecuentes: erución de tio varicelosa, generalizada

Alteraciones generales y afecciones en el lugar de inyección

Muy frecuentes: fiebre > 37,7ºC oral, eritema en lugar de inyección, dolor e hinchazón.

Frecuentes: erución en el lugar de inyección, rurito y erución de tio varicelosa.

Infrecuentes: equimosis en el lugar de inyección, hematoma, induración, entumecimiento y calor.

Raras : esadez, hierigmentación, rigidez.

Ancianos
La exeriencia de los ensayos clínicos no ha identificado diferencias en el erfil de seguridad entre los ancianos (inpiduos de edad > 65 años) y sujetos más jóvenes.

Casos de heres zoster en estudios clínicos

En ensayos clínicos, se comunicaron 12 casos de heres zoster en 9543 inpiduos vacunados de edades comrendidas entre 12 meses y 12 años durante el seguimiento de 84.414 ersonas-año.

Esto dio como resultado el cálculo de una incidencia de al menos 14 casos or 100.000 ersonas-año en comaración con 77 casos or 100.000 ersonas-año desués de una infección con el virus salvaje de la varicela. En 1652 inpiduos vacunados de edad igual o suerior a 13 años, se notificaron 2 casos de heres zoster.

Los 14 casos fueron leves y no se comunicaron secuelas. En la actualidad se desconoce el efecto a largo lazo de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) en la incidencia del heres zoster, articularmente en aquellas ersonas vacunadas exuestas a la varicela de tio salvaje.

Uso concomitante de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) con otras vacunas ediátricas
Cuando la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) se administró concomitantemente con la vacuna frente a saramión, arotiditis y rubeola (Vacuna Trile Vírica) a inpiduos de edad comrendida entre los 12 y 23 meses, se notificó fiebre ( > 38,9ºC, equivalente oral, Días 0 a 42 desués de la vacunación) en 26-40%.

Estudios clínicos ost-comercialización
En un estudio ost-comercialización con la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) llevado a cabo ara evaluar la seguridad a corto lazo (seguimiento de 30 ó 60 días) en aroximadamente 86.000 niños, de 12 meses a 12 años de edad, y 3.600 inpiduos, de edad igual o suerior a 13 años, no se comunicaron acontecimientos adversos graves relacionados con la vacuna.

Seguimiento ost-comercialización
Desués de la autorización de comercialización, se han comunicado otros efectos adversos muy raramente (<1/100.000) en relación temoral con la vacunación.

Infecciones e infestaciones

Encefalitis * ; faringitis; neumonía * ; heres zoster *.

Alteraciones de la sangre y del sistema linfático
Trombocitoenia.

Alteraciones del Sistema Inmune

Anafilaxia en inpiduos con o sin historia alérgica.

Alteraciones del sistema nervioso

Accidente cerebrovascular; convulsiones febriles y no febriles; síndrome de Guillain-Barré; mielitis transversa; arálisis de Bell; ataxia; vértigo/mareo; arestesias.

Alteraciones resiratorias, torácicas y mediastínicas

Faringitis; neumonitis.

Alteraciones de la iel y de los tejidos subcutáneos

Síndrome de Stevens-Johnson; eritema multiforme; úrura de Schönlein-Henoch; infecciones bacterianas secundarias de iel y tejidos blandos, incluidos el imétigo y la celulitis.

* Estas reacciones adversas, notificadas con la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck), son también una consecuencia de la infección or el virus salvaje de la varicela. No existe indicio de un riesgo incrementado de estas reacciones adversas desués de la vacunación en comaración con la enfermedad de tio natural, en estudios de seguimiento ost-comercialización o informes de seguimiento ost-comercialización (véase sección 5.1 y Estudios clínicos ost-comercialización).

Las eruciones desués de la vacunación en las cuales se aisló la cea Oka/Merck, fueron generalmente leves (véase sección 5.1).

 

Transmisión

El virus de la vacuna odría transmitirse raramente a contactos de vacunados que desarrollaron una erución de tio varicelosa (véase sección 4.4). En articular, esta clase de transmisión se documentó en 3 ocasiones hasta Mayo de 2003 desde que el roducto se comercializó or rimera vez (1995). Durante este tiemo, se han distribuido más de 40 millones de dosis. Se ha descrito la transmisión del virus de la vacuna a artir de vacunados sin una erución de tio varicelosa, ero no se ha confirmado.

 

   4.9 Sobredosificación

Se ha comunicado la administración accidental de más dosis de la recomendada de vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) (se inyectó una dosis mayor a la recomendada, o se administró más de una inyección, o el intervalo entre las inyecciones fue menor que el recomendado).

En estos casos, se describieron los siguientes efectos adversos: enrojecimiento en el lugar de inyección; molestias; inflamación; irritabilidad; molestias gastrointestinales (or ejemlo hematemesis, emesis fecal, gastroenteritis con vómitos y diarrea); tos e infección viral. Ninguno de estos casos tuvo secuelas a largo lazo.

 

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

   5.1 Proiedades farmacodinámicas

Gruo farmacoteraéutico: {Vacunas víricas- virus de la varicela}

Código ATC: J07BK

Evaluación de la eficacia clínica

Inpiduos sanos de edad comrendida entre los 12 meses y los 12 años.
En ensayos clínicos combinados emleando formulaciones anteriores de la vacuna viva antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) a dosis comrendidas entre aroximadamente 1.000 y 17.000 UFP, la mayoría de los sujetos que recibieron la vacuna viva antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) y se exusieron al virus de tio salvaje, se encontraron comletamente rotegidos frente a la varicela o desarrollaron una forma más leve de la enfermedad.

En articular, se evaluó la eficacia rotectora de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) emezando 42 días desués de la vacunación de 3 maneras diferentes:

• en un ensayo clínico doble ciego y controlado con lacebo, durante 2 años (N=956; eficacia del 95 al 100%; formulación conteniendo 17.430 UFP);

• mediante la evaluación de la rotección frente a la enfermedad tras la exosición a familiares a lo largo de 7 a 9 años de observación (N=259; eficacia del 81 al 88%; formulación conteniendo 1000 - 9000 UFP); y

• mediante la comaración de las tasas de varicela a lo largo de 7 a 9 años en los vacunados frente a datos de controles históricos desde 1972 a 1978 (N=5404; eficacia del 83 al 94%; formulación conteniendo 1000 - 9000 UFP).

En un gruo de 9.202 inpiduos de edad comrendida entre los 12 meses y 12 años que recibieron una dosis de la vacuna viva antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck), se observaron 1.149 casos de infección (ocurriendo más de 6 semanas desués de la vacunación) en un eriodo de seguimiento de hasta 13 años.

De los 1.149 casos, 20 (1,7%) se clasificaron como graves (número de lesiones > 300 y temeratura oral > 37,8 ° C). Los datos mencionados, comarados con la roorción del 36% de casos graves observados tras la infección or el virus salvaje en controles históricos no vacunados, reresenta una reducción relativa del 95% en el orcentaje de casos graves observados en los vacunados que adquirieron la infección tras la vacunación.

Se evaluó la eficacia rotectora en la exosición familiar durante un eriodo de 6 a 7 años tras la administración de 2 dosis con un intervalo de 4 a 8 semanas en inpiduos de edad igual o suerior a 13 años. La eficacia clínica osciló desde aroximadamente el 80 al 100%.

Se ha investigado la rofilaxis de la varicela mediante la vacunación hasta 3 días desués de la exosición en dos equeños estudios controlados.

El primer estudio demostró que ninguno de los 17 niños desarrollaron varicela desués de una exosición familiar, en comaración con 19 de los 19 contactos sin vacunar.

En un segundo estudio de rofilaxis ost-exosición controlado con lacebo, uno de los 10 niños en el gruo de los vacunados, frente a 12 de los 13 niños en el gruo lacebo, desarrolló varicela. En un estudio no controlado en un ámbito hositalario, 148 acientes, de los cuales 35 eran inmunocomrometidos, recibieron una dosis de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) de 1 a 3 días desués de la exosición a la varicela y ninguno desarrolló la enfermedad.

Datos ublicados sobre la revención de la varicela a los 4-5 días de la exosición son escasos. En un ensayo doble-ciego, se randomizaron ara recibir lacebo o vacuna antivaricela 26 hermanos de niños con varicela activa.

En el grupo que recibió vacuna antivaricela, 4 de los 13 niños (30,8%) desarrollaron la enfermedad, de los cuales 3 niños fueron vacunados en los días 4-5. Sin embargo, la enfermedad fue leve (1, 2, y 50 lesiones).

Por el contrario, 12 de los 13 niños (92,3%) en el gruo lacebo desarrollaron la tíica varicela (60 a 600 lesiones). Por lo tanto, la vacunación 4 a 5 días desués de la exosición a la varicela uede modificar el curso de cualquier caso secundario de varicela.

Inmunogenicidad de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck)
Se ha establecido en estudios clínicos que la inmunogenicidad de la formulación estable en nevera es similar a la inmunogenicidad de formulaciones anteriores en las que se evaluó la eficacia.

Se ha demostrado que un título > 5 unidades gELISA (gELISA es un ensayo muy sensible que no está disonible comercialmente) 6 semanas desués de la vacunación tiene una buena correlación con rotección clínica. Sin embargo, no se conoce si un título > 0,6 unidades gELISA se correlaciona con rotección a largo lazo.

Resuesta inmune humoral en inpiduos de edad comrendida entre los 12 meses y los 12 años.
Se observó la seroconversión (basada en un unto de corte del análisis que generalmente corresonde a > 0,6 unidades gELISA) en el 98% de los 9.610 inpiduos suscetibles de 12 meses a 12 años de edad que recibieron dosis comrendidas entre las 1.000 y las 50.000 UFP. Se generaron títulos de anticueros frente a varicela &su3; 5 unidades gELISA en aroximadamente el 83% de estos inpiduos.

En el 93% de los inpiduos vacunados de edad comrendida entre 12 y 23 meses, la administración de VARIVAX refrigerado (8000 UFP/dosis ó 25000 UFP/dosis) indujo títulos de anticueros frente a varicela &su3; 5 unidades gELISA 6 semanas desués de la vacunación.

Resuesta inmune humoral en inpiduos de edad igual o suerior a 13 años
En 934 inpiduos de edad igual o suerior a 13 años, varios ensayos clínicos con la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck), con dosis comrendidas entre aroximadamente 900 a 17.000 UFP, han demostrado una tasa de seroconversión (títulos de anticueros antivaricela &su3; 0,6 unidades gELISA) tras 1 dosis de la vacuna comrendida entre el 73 y el 100%. La roorción de sujetos con títulos de anticueros > 5 unidades gELISA varió del 22 al 80%.

Desués de 2 dosis de vacuna (601 sujetos) a dosis comrendidas entre aroximadamente 900 a 9000 UFP, la tasa de seroconversión varió del 97 al 100% y la roorción de sujetos con títulos de anticueros > 5 unidades gELISA varió del 76 al 98%.

No existen datos sobre la resuesta inmune a VARIVAX en ersonas seronegativas al virus varicela de edad > 65 años.

Comienzo de la resuesta inmune

En un estudio clínico en inpiduos de edad comrendida entre 12 meses y 12 años a los que se administró una única dosis de vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) (872 a 8715 UFP), la cinética de la resuesta de los anticueros se evaluó mediante un ensayo de hemaglutinación de inmunoadherencia. A las 2 semanas, el 91% (32/35) habían seroconvertido; a las 4 semanas, el 100% (31/31).

Duración de la resuesta inmune

Inpiduos de edad comrendida entre 12 meses y 12 años

En aquellos estudios clínicos con inpiduos sanos de edad comrendida entre 12 meses y 12 años, que han sido monitorizados durante largo tiemo desués de una única dosis de vacuna, el 99,1% (3.092/3.120) resentaron anticueros antivaricela detectables ( > 0,6 unidades gELISA ) a 1 año; el 99,4% (1.382/1.391) a los 2 años; el 98,7% (1.032/1.046) a los 3 años; el 99,3% (997/1004) a los 4 años; el 99,2% (727/733) a los 5 años; y el 100% (432/432) a los 6 años desués de la vacunación.

Inpiduos de edad igual o suerior a 13 años

En estudios clínicos con inpiduos sanos de edad igual o suerior a 13 años, que recibieron 2 dosis de la vacuna, el 97,9% (568/580) resentaron anticueros antivaricela detectables ( > 0,6 unidades gELISA ) a 1 año; el 97,1% (34/35) a los 2 años; el 100% (144/144) a los 3 años; el 97,0% (98/101) a los 4 años; el 97,5% (78/80) a los 5 años; y el 100% (45/45) a los 6 años desués de la vacunación.

Se ha observado un aumento en los niveles de anticueros de los vacunados tras la exosición al virus salvaje de la varicela, que odría ser la consecuencia de la aarente ersistencia a largo lazo de los niveles de anticueros desués de la vacunación en esos estudios.

Se desconoce la duración de la resuesta inmune frente a la varicela tras la administración de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) en ausencia de contacto con el tio salvaje (véase sección 4.2).

Se demostró la existencia de memoria inmunológica mediante la administración de una dosis de refuerzo de la vacuna antivaricela de virus vivos (cea Oka/Merck) 4 a 6 años desués de la rimera vacunación en 419 inpiduos que tenían entre 1 y 17 años de edad en el momento de la rimera inyección. La media geométrica de los títulos de anticueros (GMT) anterior a la dosis de refuerzo era de 25,7 unidades gELISA/ml, y se incrementó hasta 143,6 unidades gELISA/ml aroximadamente 7-10 días desués de la dosis de refuerzo.

 

   5.2 Proiedades farmacocinéticas

La evaluación de las roiedades farmacocinéticas no se requiere ara las vacunas.

   5.3 Datos reclínicos sobre seguridad

No se han desarrollado estudios reclínicos tradicionales de seguridad, ero no existen asectos reclínicos que se consideren relevantes ara la seguridad clínica más allá de los datos incluidos en otras secciones de la Ficha Técnica.

 

6. DATOS FARMACÉUTICOS

   6.1 Lista de exciientes

Polvo:

Sacarosa
Gelatina hidrolizada
Urea
Cloruro sódico
L-glutamato monosódico
Fosfato sódico dibásico
Fosfato otásico monobásico
Cloruro otásico

Para información sobre comonentes residuales en cantidades traza, véase secciones 4.3 y 4.4.

Disolvente:

Agua ara inyectables.

 

   6.2 Incomatibilidades

La vacuna no debe mezclarse con otros medicamentos.

 

   6.3 Período de validez

18 meses.

Desués de la reconstitución, se deberá usar la vacuna inmediatamente. Sin embargo, se ha demostrado la estabilidad de la rearación durante 30 minutos entre +20ºC y +25ºC.

Desechar la vacuna si no es usada en los 30 minutos tras su rearación.

 

   6.4 Precauciones eseciales de conservación

Conservar entre 2ºC y 8ºC (en nevera). Mantener el vial en el embalaje exterior ara rotegerlo de la luz.

Los tiemos de conservación de la rearación y sus condiciones antes de utilizarla, no deberán exceder de 30 minutos a +20ºC - +25ºC.

No congelar.

 

   6.5 Naturaleza y contenido del reciiente

Vial

Vial de 3ml (vidrio tio I), con taón (goma de butilo) y taa “fli-off” (aluminio).

Jeringa recargada

Jeringa recargada de 1 ml (vidrio tio I), con taón-elastómero (goma de clorobutilo) y unta de cauchón (goma de clorobutilo), sin aguja.

Envase de 1 vial + 1 jeringa.

 

   6.6 Instrucciones de uso y maniulación

Instrucciones ara la rearación de la vacuna

Evitar el contacto con desinfectantes.

Para reconstituir la vacuna, utilizar solamente el agua ara inyección que se incluye en la jeringa recargada.

Inyectar el contenido comleto de la jeringa recargada en el vial que contiene el olvo. Agitar suavemente ara mezclarlo totalmente.

Extraer totalmente el contenido del vial con la misma jeringa e inyectar la vacuna or vía subcutánea.

Desechar la vacuna si no es usada en los 30 minutos tras su rearación.

Se deberá inseccionar visualmente la vacuna reconstituida ara detectar cualquier artícula extraña y/o variación en su aariencia física. La vacuna no debe usarse si se detecta cualquier artícula extraña o si la aariencia de la vacuna difiere de lo descrito en la sección 3.

Es imortante utilizar una nueva jeringa y nueva aguja ara cada aciente con el fin de revenir la transmisión de agentes infecciosos de una ersona a otra.

Cualquier roducto sin usar o cualquier material de desecho deberán eliminarse de acuerdo a los requerimientos locales.

 

7. NOMBRE O RAZÓN SOCIAL Y DOMICILIO O SEDE SOCIAL DEL TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Aventis Pasteur MSD S.A.
Paseo de la Castellana 141 2º, Edificio Cuzco IV
28046 Madrid

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

i Whitley RJ. Virus varicela-zoster. En: Mandell, Douglas y Bennett. Enfermedades Infecciosas. Princiios y ráctica, 5ª ed. Pananmericana. 2000:1931-8.

ii Gershon AA, Takahashi M and Seward J. Varcella Vaccine. In: Plotkin SA, Orenstein WA eds. Vaccines, 4th ed. Philadelhia: Saunders Comany 2004:783-823.

iii Chin J. Varicela-Heres Zoster. En: El control de las enfermedades transmisibles. American Public Health Association. J. Chin editor. 17ª ed. Publicación Científica y Técnica No.158.OPS.
2000:665-74.

iv Peña-Rey I, Martínez MV, Cortés M, Amela C. La varicela en Esaña: incidencia y hositalización. Rev Pediatr Aten Primaria 2004;6:559-71.

v Gil A, San-Martín M, Carrasco P, González A. Eidemiology of severe varicella-zoster virus infection in Sain. Vaccine 2004;22:3947-3951

vi Cortés M, Pereira J, Peña-Rey I, Génova R, Amela C. Carga de enfermedad atribuible a las afecciones inmunorevenibles en la oblación infantojuvenil esañola. Gac Sanit 2004;18(4)312-20.

vii Dirección General de Salud Pública y Alimentación. Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid. Morbilidad or enfermedades de declaración obligatoria año 2003. Boletín Eidemiológico de la Comunidad de Madrid octubre 2004; Vol. 10 (10) 3-66.

viii Dirección General de Salud Pública y Alimentación. Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid. III Encuesta de Serovigilancia de la Comunidad de Madrid. Boletín Eidemiológico de la Comunidad de Madrid. Mayo 2002. Vol.8 (5)

ix Nguyen HQ, Jumaan AO, Seward JF. Decline in Mortality Due to Varicella after Imlementation of Varicella Vaccination in the United States. N Eng J Med 2005;352:450-458.

x Brisson M, Edmunds WJ, Gay NJ, De Serres G. Modelling the imact on the eidemiology of varicella zoster virus. Eidemiol. Infect. 2000;125:651-669.

xi Tugwell B, Lee L, Gillette H, Lorber E, Hedberg K, Cieslak P. Chickenox Outbreak in a Highly Vaccinated School Poulation. Pediatrics 2004;113:455-459.

xii Gershon A. Varicella vaccine--are two doses better than one?. N Eng J Med 2002;347:1962- 1963

xiii Brisson M, Gay NJ, Edmunds WJ, Andrews NJ. Exosure to varicella boosts immunity to heres-zoster: imlications for mass vaccination against chickenox. Vaccine 2002;20:2500-7.

xiv Vázquez M, Shairo E. Varicella vaccine and infection with varicella-zoster virus. N Eng J Med 2005;352:439-440.

xv Peña-Rey I, Pérez-Fariños N, Cortés M, Amela C. Coste-efectividad de la vacunación contra
la varicela en adolescentes en Esaña. Gac Sanit 2004;18(4):287-94.

xvi Thiry N, Beutels P, Van Damme P, Van Doorslaer E. Economic evaluations of varicella vaccination rogrammes: a review of the literature. Pharmacoeconomics 2003;21(1):13-38.

xvii htt://www.msc.es/roteccionSalud/infancia/vacunaciones/imagenes/c2005.gif

xviii Lau YL, Vessey SJ, Chan SF et al. A comarison of safety, tolerability and immunogenicity of Oka/Merck varicella vaccine and VARILRIXTM in healthy children. Vaccine 2002;20:2942- 2949.

xix Agencia Esañola del Medicamento. Fichas técnicas. Resumen de las características del roducto VARIVAX.
htt://sinaem.agemed.es:83/resentacion/rincial.as

xx Agencia Esañola del Medicamento. Fichas técnicas. Resumen de las características del roducto VARILRIX.
htt://sinaem.agemed.es:83/resentacion/rincial.as

xxi Kuter BJ, Ngai A, Patterson CM, Staehle BO, Cho I, Matthews H et al. Safety, tolerability, and immunogenicity of two regimens of Oka/Merck varicella vaccine (Varivax) in healthy adolescents and adults. Oka/Merck Varicella Vaccine Study Grou. Vaccine 1995; 13(11):967- 972.

xxii Asano Y, Nagai T, Miyata T, Yazaki T, Ito S, Yamanishi K et al. Long-term rotective immunity of reciients of the OKA strain of live varicella vaccine. Pediatrics 1985; 75(4):667- 671.

xxiiiJohnson CE, Stancin T, Fattlar D, Rome LP, Kumar ML. A Long-term Prosective Study of Varicella Vaccine in Healthy Children. Pediatrics 1997; 100(5):761-766.

xxiv Seward JF. Udate on varicella. Pediatr Infect Dis J 2001;20:619-621

xxv Galil K, Lee B, Strine T, Carraher C, Baughman AL, Eaton M et al. Outbreak of varicella at a day-care center desite vaccination. N Engl J Med 2002; 347(24):1909-1915.

xxvi Vazquez M, LaRussa PS, Gershon AA, Niccolai LM, Muehlenbein CE, Steinberg SP et al. Effectiveness over time of varicella vaccine. JAMA 2004; 291(7):851-855.

xxvii Centers for Disease Control and Prevention. Outbreak of varicella among vaccinated children. Michigan, 2003.MMWR Mor Mortal Wikly Re 2004;53:389-92

xxviii Gershon AA. Live-attenuated varicella vaccine. Infect Dis Clin North Am. 2001;15:65-81.

xxix Takayama N, Minamitani M, Takayama M. High incidence of breakthrough varicella observed in healthy Jaanese children immunized with live attenuated varicella vaccine (Oka strain). Acta Paediatr Jn 1997; 39(6):663-668.

xxx Wise RP, Salive ME, Braun MM, Mootrey GT, Seward JF, Rider LG et al. Postlicensure safety surveillance for varicella vaccine. JAMA 2000; 284(10):1271-1279.

subir

smaller text tool icon medium text tool icon larger text tool icon