Hepatitis B

AUTOR. Dr. Joan Pericas Bosch. Pediatra

La hepatitis B es una infección vírica que afecta al hígado. Es importante porque muchos pacientes:

· Se convertirán en portadores crónicos, que contagiarán la enfermedad a sus contactos.
· Sufrirán enfermedad hepática crónica o carcinoma hepático.

 Ver documento en pdf

Los casos

En España los infectados por el virus de la hepatitis B son el 15-17% de la población. Los portadores crónicos el 0,6-1,3 %.

Las principales vías de infección son:

· Vertical madre-hijo: Embarazadas portadoras, que transmiten el virus a sus hijos a través de las   secreciones vaginales en el parto, intraútero antes de nacer (raro), leche materna o por el contacto   estrecho en los primeros años de la vida.
· Horizontal, por contacto de persona a persona.
· Secreciones: Semen, secreciones vaginales, sangre o líquidos corporales infectados.
· En un tercio de los casos el momento y la causa de la transmisión son desconocidos.

En nuestro país el máximo riesgo de transmisión lo tienen los adolescentes y adultos jóvenes. Son importantes la transmisión sexual y por el uso de drogas intravenosas. Sólo el 8% de infecciones ocurren en menores de 10 años, la mayoría neonatos que la adquieren por transmisión vertical, pero supondrán un tercio de las infecciones crónicas.

La enfermedad

De entre los infectados por el virus de la hepatitis B:

· Muchos nunca mostrarán síntomas de enfermedad.
· Otros mostrarán síntomas de hepatitis aguda, que pueden durar semanas o meses:

- Malestar general.
- Cansancio.
- Pérdida del apetito.
- Diarrea, vómitos, dolor abdominal.
- Dolores musculares o articulares.
- Ictericia (coloración amarilla de la piel y las conjuntivas).

Parte de los enfermos no curará su infección totalmente y sufrirá una hepatitis crónica, a veces con   pocos o ningún síntoma. Estos portadores crónicos:

  • Pueden infectar a otras personas durante toda su vida.
  • Algunos desarrollarán a la larga una lesión crónica (cirrosis) o cáncer de hígado.

La evolución más probable de los infectados varía según su edad:

· La hepatitis aguda es rara en menores de un año de edad (95% son asintomáticos).
· De 1 a 3 años de edad son asintomáticas el 85-95% de las hepatitis.
· En niños mayores y adultos, el 50-65%.

Menos del 1% son hepatitis fulminantes

Evolucionan a portadores crónicos:

- Hasta el 90% de niños infectados al nacer.
- El 20-50% de los infectados antes de los 5 años.
- El 5-10% de los infectados más allá de los 6 años o en la edad adulta.

Evolucionarán a cirrosis o hepatocarcinoma el 25% de las hepatitis B adquiridas en la infancia,   mientras que en las adquiridas en otras edades lo harán el 10-15%.

La vacuna

Existen diversos tipos de vacunas anti-hepatitis B:

· Hepatitis B, con presentación adulta y pediátrica.
· Hepatitis A+B, también con presentación pediátrica y para adultos.
· Hepatitis B + otras vacunas: Difteria, tétanos, tos ferina, polio inyectable, Hib.

La vacuna tiene una eficacia del 90% en adultos y adolescentes y casi del 100% en neonatos. Se alcanzan niveles protectores a las 2 semanas de la 2ª dosis y duran al menos 10 años.

Los efectos secundarios son infrecuentes y leves, incluyendo reacciones locales y síntomas generales discretos: febrícula, dolores musculares o articulares, erupciones, urticaria y raramente reacciones alérgicas severas, hipotensión, broncospasmo, vasculitis o adenopatías.

No se ha demostrado la relación causal entre esta vacuna y algunas enfermedades de las que se la acusó de ser responsable:

· Esclerosis múltiple.
· Síndrome de muerte súbita del lactante.
· Síndrome de fatiga crónica.
· Síndrome de Guillen-Barré.
· Artritis reumatoidea.
· Mielitis transversa.
· Neuritis óptica.

Tiene escasas contraindicaciones:

· Enfermedad aguda en el momento de la vacunación, como en todas las vacunas.
· Reacción alérgica a dosis anteriores de la vacuna.
· Alergia a la levadura de panadero.

¿Cuándo está indicada?

La pauta de vacunación sistemática decidida por las Autoridades Sanitarias de nuestro España incluye la vacunación de:

 Todos los recién nacidos de madres portadoras de la hepatitis B.

 Todos los lactantes de 0-2-6 ó 2-4-6 meses. *

 Todos los adolescentes no vacunados previamente.

 * Dependiendo de la Comunidad Autónoma de que se trate.

Para vacunar a niños mayores de 18 meses y adolescentes se recomienda la pauta 0-1-6 meses.

Los que no hayan recibido la serie completa de 3 dosis a los 11-12 años (y los adolescentes mayores de esta edad no vacunados) deben iniciar o completar su serie de 3 dosis de vacuna lo antes posible.

Los grupos de riesgo que constituyen indicación para la vacunación antihepatitis B se exponen en la tabla:

 Recién nacidos de madres portadoras (HBsAg +).

 Contacto familiar con enfermos o portadores crónicos.

 Niños y adultos institucionalizados y personal que trabaja con ellos.

 Pacientes en hemodiálisis, hemofílicos o que precisan múltiples transfusiones de sangre o derivados.

 Grupos étnicos de riesgo o emigrantes de países con gran endemicidad (asiáticos).

 Exposición percutánea o mucosa a sangre, fluidos corporales u objetos posiblemente contaminados.

 Viajes a países con gran endemicidad si la estancia es prolongada o se tienen relaciones sexuales.

 Inmunodeficiencia (incluida la infección VIH).

 Personal sanitario con riesgo de exposición.

La prevención de la transmisión vertical (madre-hijo) de la hepatitis B se basa en:

· Hacer cribado de hepatitis B en todas las embarazadas, en el 3er trimestre.
· Los recién nacidos de madre positiva para la hepatitis B deben recibir vacuna e inmunoglobulina anti-  hepatitis B en las primeras 12-24 horas de vida.

En estos niños debe efectuarse serología postvacunal 1-6 meses tras la 3ª dosis, para descartar la   infección y comprobar la inmunización (si no es así, deberá repetirse la dosis). 

El resto de contactos familiares no vacunados deben hacerse serología si no lo han hecho antes y   vacunarse si aún no se han infectado.

 Gammaglobulina Anti-HB en las primeras 12-24 horas de vida.

 1ª dosis de vacuna en los primeros días de vida.

 2ª dosis al mes.

 3ª dosis a los 6 meses.

 Marcadores (analítica) 1-6 meses después de la 3ª dosis.

 Dosis de recuerdo a los 5 años.

 Vacunar también a la pareja y otros convivientes.

Con esta pauta es posible prevenir la transmisión vertical del virus hasta en el 95% de hijos de madres portadoras de la hepatitis B. La lactancia materna, en estas condiciones, no está contraindicada.

Son situaciones de riesgo agudo, posiblemente tributarias de gammaglobulina específica y vacuna:

· Contacto accidental con sangre u objetos posiblemente contaminados (ej. jeringas).
· Contacto sexual con individuos con infección aguda o portadores crónicos del virus de la hepatitis B.
· Convivientes con individuos con infección aguda por el virus de la hepatitis B.

smaller text tool icon medium text tool icon larger text tool icon
Ultima actualización ( Lunes 31 de Mayo de 2010 )