Inicio Nube de Tags
vih

Determinants of vaccine immunity in the cohort of human immunodeficiency virus-infected children living in Switzerland
Myers C, Posfay-Barbe K, Aebi C, Cheseaux J, Kind C, Rudin C et al. Pediatr Infect Dis J 2009; 28(11): 996-1001
Palabra clave: VIH

Estudio nacional prospectivo multicéntrico realizado en Suiza en el que se mide el seguimiento de las pautas de vacunación recomendadas en niños VIH positivos (mediante la medición de coberturas vacunales), así como la relación entre la historia vacunal y la inmunidad (mediante título de anticuerpos a los siguientes antígenos: tétanos difteria, 3 serotipos neumocócicos (14, 19F y 23), hepatitis B, sarampión, rubéola y varicela).
De un total de 87 niños VIH positivos seguidos (73% de toda la cohorte de niños VIH seguida en Suiza), la mayoría (76%) tuvieron CD4 >25%, estaba recibiendo terapia antirretroviral (79%) y presentaba una carga viral indetectable (60%). A pesar de esto, la cobertura vacunal fue menor que la observada en la población general (63% respecto a triple vírica, 62% en Td, 61% al menos una dosis de vacuna neumocócica conjugada, 54% en hepatitis B y 29% en varicela) y muchos no presentaban anticuerpos frente a sarampión (54%), varicela (39%) y hepatitis B (65%). La variable que se correlacionaba mejor con la presencia de anticuerpos era el hecho de presentar una historia vacunal actualizada, lo que probaría la capacidad de estos pacientes para la inducción y/o mantenimiento de la respuesta inmune en el caso de recibir las vacunas adecuadas. Presentar una vacunación actualizada no se relaciona con variables como la edad, el estado inmunitario o la viremia, observándose únicamente relación con el centro médico de referencia del paciente.

Se calculó el número de dosis de vacuna que faltaban a los 87 niños, resultando ser de 205 vacunas en 77 pacientes, sólo 10 (11,5%) de los pacientes no necesitaron vacunaciones posteriores. Al final del periodo de seguimiento (2 años) se les habían administrado 282 vacunas para actualizar calendario.

Los autores concluyen que todos los pediatras a cargo de niños VIH deberían identificar las vacunaciones pendientes en esta población de alto riesgo. Entre las razones aducidas para esta infra vacunación se encuentran: la presencia de mayor número de inmigrantes en esta cohorte de VIH positivos, la posible descoordinación entre los médicos de atención primaria y especializada que llevan a estos pacientes y el temor a efectos adversos.

 

Determinants of vaccine immunity in the cohort of human immunodeficiency virus-infected children living in Switzerland.
Myers C, Posfay-Barbe K, Aebi C, Cheseaux J, Kind C, Rudin C et al. Pediatr Infect Dis J 2009; 28(11): 996-1001
Palabra clave: VIH

Estudio nacional prospectivo multicéntrico realizado en Suiza en el que se mide el seguimiento de las pautas de vacunación recomendadas en niños VIH positivos (mediante la medición de coberturas vacunales), así como la relación entre la historia vacunal y la inmunidad (mediante título de anticuerpos a los siguientes antígenos: tétanos difteria, 3 serotipos neumocócicos (14, 19F y 23), hepatitis B, sarampión, rubéola y varicela).

De un total de 87 niños VIH positivos seguidos (73% de toda la cohorte de niños VIH seguida en Suiza), la mayoría (76%) tuvieron CD4 >25%, estaba recibiendo terapia antirretroviral (79%) y presentaba una carga viral indetectable (60%). A pesar de esto, la cobertura vacunal fue menor que la observada en la población general (63% respecto a triple vírica, 62% en Td, 61% al menos una dosis de vacuna neumocócica conjugada, 54% en hepatitis B y 29% en varicela) y muchos no presentaban anticuerpos frente a sarampión (54%), varicela (39%) y hepatitis B (65%). La variable que se correlacionaba mejor con la presencia de anticuerpos era el hecho de presentar una historia vacunal actualizada, lo que probaría la capacidad de estos pacientes para la inducción y/o mantenimiento de la respuesta inmune en el caso de recibir las vacunas adecuadas. Presentar una vacunación actualizada no se relaciona con variables como la edad, el estado inmunitario o la viremia, observándose únicamente relación con el centro médico de referencia del paciente.

Se calculó el número de dosis de vacuna que faltaban a los 87 niños, resultando ser de 205 vacunas en 77 pacientes, sólo 10 (11,5%) de los pacientes no necesitaron vacunaciones posteriores. Al final del periodo de seguimiento (2 años) se les habían administrado 282 vacunas para actualizar calendario.

Los autores concluyen que todos los pediatras a cargo de niños VIH deberían identificar las vacunaciones pendientes en esta población de alto riesgo. Entre las razones aducidas para esta infra vacunación se encuentran: la presencia de mayor número de inmigrantes en esta cohorte de VIH positivos, la posible descoordinación entre los médicos de atención primaria y especializada que llevan a estos pacientes y el temor a efectos adversos.

 

Immune responses to measles and tetanus vaccines among Kenyan human immunodeficiency virus type 1 (HIV-1)-infected children pre- and post-highly active antiretroviral therapy and revaccination.
Farquhar C, Wamalwa D, Selig S, John-Stewart G, Mabuka J, Majiwa M et al. Pediatr Infect Dis J 2009; 28(4): 295-299
Palabra clave: VIH

La revacunación frente a sarampión y tétanos tras tratamiento antirretroviral no está incluida actualmente en las guías de la OMS. El objetivo del estudio es medir el efecto en la inmunidad vacunal y como promueve la respuesta a la revacunación la terapia antirretroviral en niños VIH positivos.

El estudio se realiza en Kenia (agosto 2004 a noviembre 2005), en niños VIH+ previamente vacunados frente a sarampión y tétanos en los que se mide la respuesta a la vacunación, posteriormente se tratan durante 6 meses con antirretrovirales reevaluándose su inmunidad frente a sarampión y tétanos. Aquellos que cumplen los criterios (CD4%>15% y seronegativos) se revacunaron y se midió la respuesta a la vacuna.

Se reclutaron 90 niños de los que 62 completaron los 6 meses de tratamiento. Un 33% presentaba seroprotección frente a sarampión previa al tratamiento, mientras que un 42% lo presentó con posterioridad (78% vs 60% respecto al tétanos). De los 43 que no tenían títulos protectores frente al sarampión 17 (40%) seroconvirtieron tras el tratamiento mientras que de los 19 que si que tenían títulos protectores 10 (53%) perdieron su título de anticuerpos. Aquellos que perdieron el título protector presentaban una menor titulación previa que los que la conservaron (7,1 frente a 20,3). Respecto al tétanos 3 (23%) de los 13 seronegativos previamente al tratamiento seroconvirtieron de forma espontánea, mientras que 15 (31%) de los 49 con títulos protectores los perdieron tras el tratamiento. La edad se asoció positivamente con la conversión a tétanos. Tras la revacunación se observaron respuestas positivas en un 78 y 75% frente a sarampión y tétanos respectivamente.

Los autores concluyen que tras una terapia antirretroviral mantenida durante 6 meses más de la mitad de los niños vacunados previamente no presenta títulos protectores frente al sarampión, lo que puede llevar a que con el aumento del uso de estos tratamientos en poblaciones pediátricas la revacunación frente a sarampión y tétanos pueda ser una opción adecuada. La terapia antirretroviral no es suficiente para restablecer la inmunidad en niños previamente vacunados planteándose la revacunación como estrategia necesaria.

 

Vacunación en niños infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana.
Hernández-Sampelayo T, Santos M, Navarro ML, González F, Saavedra J. Vacunas 2008; 09:121-128
Palabra clave: Vacunación en especiales. VIH

Los niños infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) tienen un riesgo alto de presentar enfermedades infecciosas graves y recurrentes, muchas de ellas prevenibles por las vacunas. Aunque la vacunación rutinaria en los niños infectados por el VIH generalmente es segura, la respuesta a las vacunas puede ser subóptima debido a la inmunosupresión secundaria a la infección por el VIH. La terapia antirretroviral de alta potencia (TARGA) ha mejorado la situación inmunológica y la supervivencia de los pacientes infectados por el VIH. Se ha podido demostrar una reconstitución de su sistema inmunitario y, aunque su respuesta a las vacunas es menor que la de la población sana, en el momento actual se recomienda su vacunación, siguiendo prácticamente los calendarios sistemáticos de vacunación infantil, con pequeñas consideraciones y modificaciones en función de su situación inmunológica. Se revisan las indicaciones y los calendarios vacunales recomendados en población infantil infectada por el VIH.

 

Aerosol immunization with NYVAC and MVA vectored vaccines is safe, simple, and immunogenic.
Corbett M, Bogers W, Heeney J, Gerber S, Genin Ch, Didierlaurent A et al. Proc Natl Acad Sci USA, 10.1073/pnas.0705191105
Palabra clave: VIH

Resultados de un estudio de fase I en el que se utilizan vectores, poxvirus MVA y Nyvac, que vehiculizan cuatro antígenos modificados del VIH y que se administraron a monos junto con ADN que expresa los mismos antígenos (prime-boost). La vacuna se administró por vía aerosol a macacos y se observó una fuerte respuesta celular activando linfocitos CD4 y CD8 específicos frente a los antígenos del VIH, con alto perfil de seguridad. La respuesta se mantuvo durante 5 meses. Concluyen los autores que la vacunación con vectores NYVAC y MVA constituye una herramienta para iniciar ensayos clínicos a gran escala frente a patógenos transmitidos por vía mucosa.

 

Scientific and policy challenges to development o an AIDS vaccine
Franklin S, Koff W. The Lancet 2007; 370: 94-101
Palabra clave: VIH

Desde hace 24 años que se identificó el virus causante del SIDA la pandemia continúa fuera de control ya que la respuesta ha sido inadecuada, limitándose a manejar la crisis más que a instaurar medidas de salud pública.

No obstante se dispone de un compromiso global para controlar esta infección ya que en 2005 los líderes del G8 estuvieron de acuerdo en proporcionar para 2010 prevención y tratamiento a todos los que lo necesiten.

Debido a que el tratamiento sería insuficiente para controlar el SIDA el único remedio para controlar la pandemia pasaría por desarrollar y a administrar una vacuna preventiva. Esta, aunque sólo tuviera una eficacia del 50% y se llegara al 30% de la población en riesgo, evitaría hasta 1/3 de las infecciones.

Los autores, al hilo de estas consideraciones, plantean los retos en el desarrollo de una vacuna, el estado actual de la ciencia, las vacunas candidatas en el “pipeline”, y los retos políticos para el desarrollo de la vacuna.

 

Autor: Dr. José Alcamí.
Cargo: Unidad de Inmunopatología del SIDA. Instituto de Salud Carlos III Madrid (España)
Titulación: Doctor en Medicina.

 

HIV vaccine research gets $287 million boost

Hampton T. JAMA 2006; 296: 756.

Palabra clave: VIH

En un intento de de acelerar el ritmo del desarrollo de la vacuna del VIH, la Fundación Bill y Melinda Gates han aportado fondos de nuevo para crear un consorcio internacional de investigación en esta material, con 165 investigadores de 19 países diferentes.

 

Vaccines to prevent transmission of HIV-1 via breastmilk: scientific and logistical priorities

Luzuriaga K, Newell ML, Dabis F, Excler JL, Sullivan JL. Lancet 2006; 368: 511–21

Palabra clave: VIH

La transmisión vertical del VIH sigue siendo un importante problema a nivel mundial. En los países en vías de desarrollo, al problema de acceso a los antirretrovirales, se añade la imposibilidad en muchos casos de administrar lactancia artificial. Además, los niños que escapen de la infección en esta época de la vida, vuelven a estar en riesgo cuando inician la vida sexual en la época adolescente. Por tanto, la creación de una vacuna cuya administración comience en los primeros momentos de la vida, incluso al nacimiento, seria una estrategia muy atractiva, sobre todo si se produce protección de por vida. Ya se han realizado algunos ensayos con vacunas contra VIH en lactantes, con resultados esperanzadores, aunque la investigación continúa, buscando una vacuna totalmente eficaz y segura.

 

El desarrollo de una vacuna eficaz frente al VIH es la gran asignatura pendiente de la investigación sobre el SIDA y su obtención se ha convertido en un objetivo científico prioritario. Al debate sobre los aspectos estrictamente científicos se han sumado consideraciones éticas, económicas y el transfondo social de la insostenible situación originada por la progresión de la pandemia de SIDA.