Establishing a global vaccine-development fund

11/09/2015

image_pdfimage_print

Plotkin W, Mahmoud A, Farrar J. N Eng J Med 2015;373:297-300.

Palabra clave: Vacunas. Financiación.

Partiendo de la ausencia de disponibilidad de vacunas frente al virus Ebola, S Plotkin emite una interesantísima propuesta relativa a la creación de un fondo mundial para el desarrollo de vacunas frente a enfermedades prevalentes (Ebola, chikunguña, MERS, SARS, West Nile, Lyme…) ya que no se han desarrollado hasta ahora debido a la falta de priorización por parte de los gobiernos o por la falta de incentivos debido a considerar que el mercado potencial es muy pequeño como para justificar la inversión. Esta se estima entre 500 y 1.000 millones de dólares, y hay que tener en cuenta que solo el 7% de las vacunas en desarrollo que finalizan las fases preclínicas llegan a comercializarse. En definitiva, las pequeñas compañías tecnológicas y las universidades carecen de los recursos necesarios para comenzar la investigación preclínica y las primeras fases de los ensayos clínicos.

Al margen de la necesidad de estas nuevas vacunas, Plotkin y colegas piensan que hay que mejorar alguna de las “antiguas” como la de la tos ferina y la de la gripe, aunque el bajo coste actual de ellas desincentiva la investigación. Proponen que el fondo provenga de los gobiernos, fundaciones, industrias farmacéuticas, compañías de seguros y agencias de viajes, con un desembolso inicial de 2.000 millones de dólares y se invitaría a científicos y a compañías de biotecnología para las primeras y críticas fases del desarrollo, para que posteriormente la industria farmacéutica llevara a cabo los costosísimos ensayos clínicos de fase III, pero con apoyos gubernamentales o con incentivos especiales. Se trataría de un enfoque similar al del desarrollo de nuevos antibióticos.

La reflexión final va dirigida a la epidemia por virus Ebola y plantea que hubiera ocurrido si hubiera estado disponible antes del brote de 2014. De este brote extrae la lección de que la prevención de la enfermedad no debe de detenerse por falta de recursos económicos cuando una inversión estratégica relativamente modesta puede salvar miles de vidas y miles de millones de dólares.

[mas información]

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú