Expanding prevention of invasive meningococcal disease

20/02/2010

image_pdfimage_print

Expanding prevention of invasive meningococcal disease.
Pelton SP, Gilmer GP. Expert Rev Vaccines 2009; (6): 717-727
Palabra clave: Meningococo

La enfermedad meningocócica invasora debida a los serogrupos A, C, Y, W-135 prevenibles por vacunación, es un grave problema de salud pública en todo el mundo. A pesar de los avances en el tratamiento médico precoz, la morbilidad y mortalidad han permanecido esencialmente sin cambios. Las vacunas monovalentes, conjugadas meningocócica frente al serogrupo C (MCC), de la Neisseria meningitidis son eficaces en niños menores de 2 años de edad. Las vacunas MCC también proporcionan una protección indirecta a personas no vacunadas a través de la inmunidad de grupo mediante la reducción del transporte nasofaríngeo en individuos inmunizados. Los autores proponen una pauta de vacunación enfocada en la infancia tardía y en el segundo año de vida, proporcionando una eficacia comparable a la vacunación durante le primer año, con un total de dosis menor y mayor rentabilidad.

Esta nueva evaluación se ha visto impulsada por las observaciones de que la respuesta inmune es de corta duración, cuando la vacuna contra el serogrupo C conjugada se administra durante la primera infancia, incluso cuando se propaga a través de tres dosis separadas. Por el contrario, cuando la vacunación antimeningocócica se administra a partir del segundo año de edad se produce una fuerte respuesta inmune que proporciona una protección más duradera y, cuando se combina con un “catch-up”, proporciona a la población un alto nivel de eficacia.
Por analogía, la vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente, si se utiliza en un programa infantil integral del niño, también puede producirán la población un alto nivel de protección frente a los serogrupos A, C, Y, W-135 del meningococo.

La experiencia con la PCV7 en los EE.UU. y la vacuna meningocócica conjugada en el Reino Unido ha puesto de manifiesto el importante impacto que la inmunidad de grupo puede tener en la reducción de la enfermedad en la población. Las estrategias de vacunación han producido una reducción del transporte bacteriano y una inmunidad de grupo que protege más allá del efecto directo de la vacuna. El transporte de N. meningitidis difiere de S. pneumoniae y H. influenzae dependiendo de cada época, Los adolescentes, con mayor tasa de transporte de N meningitidis y consiguientemente mayores tasas de enfermedad, han sido el enfoque de las actuales recomendaciones de vacunación en EE.UU..

Las estrategias de vacunación deben ser modificadas para proteger al grupo infantil de alto riesgo. Aunque un programa de vacunación tradicional a partir de la primera infancia es la estrategia más intuitiva, los datos actuales apoyan estrategias alternativas más costo beneficio. La edad en la que se puede conseguir una respuesta inmune duradera con las vacunas disponibles es la infancia tardía (a partir del segundo año de vida). Una estrategia centrada en el segundo año de vida (con un adecuado seguimiento con programas de “match-up”) protege directamente a estos niños y debería proporcionar una protección indirecta (inmunidad de grupo) a los lactantes menores una vez alcanzado un estado de circulación estable.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú