Faut-il vacciner les nourrissons contre la varicelle ?. De la difficulté de la décision vaccinale

6/02/2005

image_pdfimage_print

Faut-il vacciner les nourrissons contre la varicelle ?. De la difficulté de la décision vaccinale
Levy-Bruhl D. Bulletin Epidemiologique Hebdomadaire 2005 ; 8
Palabra clave: Varicela

El autor, en una editorial, expone los argumentos a favor y en contra de la inclusión de la vacuna frente a la varicela en los calendarios rutinarios del lactante. Los argumentos a favor de la inclusión son muchos: a pesar de que son poco frecuentes las complicaciones graves, es muy alta la frecuencia de la enfermedad (700.000 casos/año), las hospitalizaciones (1000/año) y las muertes (20/año). Por otra parte, la vacunación tiene un impacto positivo en la reducción de casos y de muertes. Los análisis económicos muestran, en general, que es rentable desde la perspectiva social pero no rentable desde la perspectiva del sistema sanitario. Como argumentos contrarios expone: la disminución de la circulación del virus cuya naturaleza e intensidad dependerán a su vez de la cobertura alcanzada, de la efectividad de la vacuna y de la duración de la protección, y la existencia de datos que sugieren que en la edad adulta los contactos con casos de varicela protegen del herpes zoster al estimular la inmunidad específica.

En este sentido, comenta que los datos americanos no han confirmado hasta la fecha este riesgo de aumento de zoster, aunque es prematura cualquier conclusión a este respecto debido a la calidad limitada de la vigilancia de zoster y a la obtención muy reciente de altas coberturas de vacunación. En tanto la vacunación sea o no recomendada para los lactantes, piensa que asistiríamos a una situación preocupante si existen decisiones individuales de vacunación en ausencia de una recomendación de la Autoridad Sanitaria o bien si existe una aceptación insuficiente a pesar de que existiera la recomendación de vacunación generalizada. Los actores del proceso (laboratorios fabricantes, Autoridades Sanitarias, médicos vacunadores) tendrían que vigilar que apareciese ese escenario. Convendría, como alternativa a la vacunación de lactantes, reconsiderar la vacunación de adolescentes susceptibles. Esta estrategia no evita las varicelas de los niños pequeños, pero sí evita las formas más graves sin las consecuencias negativas ligadas a la disminución de la circulación vírica.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú