First autochthonous malaria case due to Plasmodium vivax since eradication, Spain, October 2010

12/10/2010

image_pdfimage_print

First autochthonous malaria case due to Plasmodium vivax since eradication, Spain, October 2010
Santa-Olalla Peralta P, Vazquez-Torres MC, Latorre-Fandós E, Mairal-Claver P, Cortina-Solano P, Puy-Azón A et al. Euro Surveill 2010; 15(41): pii=19684
Palabra clave: Paludismo

En España el último caso autóctono de malaria se declaró en 1961 por lo que fue oficialmente declarada como erradicada en 1964. Según la Agencia de Vigilancia Epidemiológica se registra una media de 400 casos importados anualmente de los que menos del 5% corresponden a malaria por P vivax. El principal vector anofelino en España es el Anopheles atroparvus que está muy extendido por todo el país y que puede transmitir las cepas asiáticas de P vivax pero es refractario a las cepas africanas de P falciparum.

El 5 de octubre de 2010 la Autoridad Sanitaria de Aragón declaró al Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias un caso confirmado de malaria por P vivax en un paciente de unos 40 años que vivía en la provincia de Huesca. El paciente desarrolló fiebre en septiembre y se diagnosticó el día 25 de amigdalitis aguda. 4 días más tarde precisó hospitalización por deterioro clínico e ictericia. El mismo día se detectó en sangre periférica parásitos de Plasmodium spp iniciándose tratamiento con cloroquina y primaquina.

Según la encuesta epidemiológica el paciente no había viajado a áreas endémicas o había tenido contacto con personas residentes en dichas áreas. No había historia de cirugía o de exámenes invasores. Sí declaró dos visitas a aeropuertos, en Barcelona en verano de 2008 y a Zaragoza en el verano de 2009. En la vecindad de su residencia había algunas pequeñas explotaciones porcinas con lo que se exponía a picaduras de mosquitos. Más aún, el paciente vivía en un área donde estaba presente Anopheles antroparvus. Como medidas de control se hizo búsqueda activa de casos, despistaje en familiares y alertas a los hospitales del área. La búsqueda entomológica no ha demostrado hasta ahora la presencia de parásitos de Plasmodium en los mosquitos locales. A pesar de la detallada investigación no se ha podido identificar la fuente de infección, pudiendo haber ocurrido la transmisión mediante especies locales de Anopheles tras infección desde personas procedentes de zonas endémicas y que transportaban gametocitos en sangre. No parece probable que la fuente de infección fueran los viajes a los aeropuertos por la distancia de 100 kilómetros al aeropuerto internacional más próximo y el limitado alcance de vuelo de los anophelinos locales.

La situación actual en España podría clasificarse como de anophelismo sin malaria con presencia de vectores potenciales para el parásito y condiciones favorables para la reproducción, el desarrollo y persistencia del vector. El riesgo dependerá, por tanto, de la presencia de sujetos parasitémicos, por lo que no se pueden excluir eventos similares en el futuro.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú