Genital warts in young Australians five year into national human papillomavirus vaccination programme: national surveillance data

27/04/2013

image_pdfimage_print

Genital warts in young Australians five year into national human papillomavirus vaccination programme: national surveillance data.

Ali H, Donovan B, Wand H, Read T, Regan D, Grulich A et al. Br Med J 2013;346:f2032.
Palabra clave: Verrugas genitales. Papilomavirus. Vacuna.

Análisis de tendencias de diagnósticos de verrugas genitales en población australiana comparando el periodo prevacunal (2004 a 2007) y el postvacunal (2007-2011). Los datos de incidencia se recogen de ocho clínicas de salud sexual repartidas por todo el país y por otra parte se recogen datos del estado de vacunación frente a VPH en todos los nuevos pacientes desde 2009 en los dos hospitales de mayor afluencia en Australia.

El programa gratuito de vacunación comenzó en 2007 para las niñas de 12 y 13 años a vacunar en las escuelas, para en 2007-2009 hacer dos repescas (para 13 a 18 años y para 18 a 26 años). Los hallazgos más llamativos son: a) en mujeres, con un 83% de cobertura de vacunación en primeras dosis, se observa un descenso en los diagnósticos de verrugas genitales a los cinco años de implantado el programa de vacunación con el preparado tetravalente, b) a pesar de no vacunar a varones, se observa un descenso del 82% en heterosexuales probablemente relacionado con protección comunitaria, y c) no se diagnosticó de verrugas en 2011 a ninguna mujer que declara haber sido vacunada.

Entre las limitaciones del estudio que sugieren los autores destaca que los servicios de salud sexual son frecuentados en mayor medida por aquellas personas con mayor riesgo de padecer infecciones de transmisión sexual y respecto a las fortalezas el que incluyen datos de servicios dispersos por todo el país. Llaman la atención sobre el hecho de que las verrugas pueden estar desapareciendo en mujeres jóvenes vacunadas, a pesar de que algunas de ellas pudieran haber recibido una o dos dosis de vacuna y de que son posibles los diagnósticos de falsos positivos. Concluyen que los significativos descensos en las proporciones de mujeres jóvenes que tienen verrugas genitales y la ausencia de ellas en 2011 en mujeres vacunadas, sugiere una alta eficacia vacunal al margen de la encontrada en los ensayos clínicos pecomercialización.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú