Global Advisory Committee on Vaccine Safety. report of meeting held 17-18 June 2009

2/07/2009

image_pdfimage_print

Global Advisory Committee on Vaccine Safety. report of meeting held 17-18 June 2009.
World Health Organization. Wkly Epidemiol Rec 2009; 84; 325-332
Palabras clave: Seguridad vacunal.

El Global Advisory Committee on Vaccine Safety de la Organización Mundial de la Salud celebró su encuentro bianual en Ginebra (Suiza) los días 17 y 18 de Junio de 2009 para tratar asuntos derivados de la seguridad de las vacunas.
En concreto revisó la vacuna frente a la malaria (RTS,S/AS01) que va a entrar en fase III de ensayos clínicos, las vacunas frente a rotavirus y papilomavirus, las nuevas vacunas antigripales y la seguridad de la vacuna antisarampionosa en niños infectados por VIH.

En relación a la vacuna frente a la malaria de GlaxoSmithKline, el Comité revisó los resultados de las fase I y II. En ellos únicamente destacó la presencia de un exantema urticarial en algunos niños. El Comité concluyó la vacuna tiene un aceptable perfil de seguridad aunque los datos relativos a la misma en niños aún son escasos.

Respecto a las vacunas frente a rotavirus el Comité, haciéndose eco de unas recomendaciones previas del Scientific Group of Experts, recomienda que si en aras de mejorar las coberturas de vacunación, un país decide extender la edad de administración de la primera dosis de vacuna por encima de la semana 15 de vida o la recepción de la última dosis más allá de las 32 semanas debería de establecer un sistema de monitorización de efectividad y seguridad.

En lo que concierne a las vacunas frente a la infección por el virus del papiloma humano, los datos de seguimiento tras la administración de más de 60 millones de dosis de vacuna bi o tetravalente apuntan a que ambas vacunas son seguras y que el efecto adverso más común es el dolor local. Queda pendiente, no obstante, la recogida de datos de seguridad de alta calidad procedentes de varias zonas geográficas y de distintos ámbitos epidemiológicos.

Respecto a las vacunas antigripales pandémicas, el Comité revisó el Síndrome de Guillain- Barré y la seguridad de los adyuvantes. Debido al incidente en Estados Unidos de 1976 y a que el virus H1N1 2009 tiene segmentos génicos pandémicos, es importante una preparación para establecer una vigilancia activa de casos en individuos que sean vacunados. Relativo al uso de adyuvantes existen escasos datos de seguridad en niños menores de 3 años y en embarazadas y, al margen de estudios específicos en ellos, el Comité recomienda que se establezca un sistema de vigilancia postcomercialización para poder detectar potenciales trastornos autoinmunes. Otro asunto que preocupa es la posibilidad de convulsiones febriles postvacunales debido a la mayor reactogenicidad de las vacunas adyuvadas.

En definitiva, ya que las distintas vacunas serán muy dispares en su formulación, en su presentación antigénica y en los sustratos de fabricación, es probable que tengan diferentes perfiles de seguridad, más aún en un régimen de dos dosis, entre ellas y globalmente con las vacunas estacionales, se hace necesario implantar un sistema de vigilancia postvacunal con intercambio de la información entre los distintos países.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú