Gripe, ¿una nueva pandemia? ¿mito o realidad posible?

14/08/2006

image_pdfimage_print

Octubre 2003

Autor: Juan García de Lomas
Palabra clave: Gripe. Epidemias

[ Descargue el tema del mes en pdf ]

Recientemente las Autoridades Sanitarias han difundido su preocupación por la aparición de una nueva pandemia de gripe o por un temporada de gripe mas intensa que en temporadas anteriores, y la Organización Mundial de las Salud (OMS) ha recomendado la constitución de Comités Nacionales de gripe.

A lo largo de esta exposición vamos a tratar de justificar los motivos que han llevado a tal preocupación sanitaria. Iniciaremos la exposición con unos aspectos breves sobre la gripe y a continuación expondremos las nuevas situaciones creadas por la aparición de los nuevos subtipos de virus Influenza procedentes de animales que han afectado a personas.

La gripe, o influenza, es la infección por un virus que afecta principalmente al tracto respiratorio superior (nariz, garganta) e inferior (bronquios), y que a veces puede afectar también a los pulmones.

Clínicamente se caracteriza por la instauración rápida de fiebre elevada, mialgias, cefaleas, malestar intenso (sensación de estar enfermo y sin fuerzas), tos no productiva, faringitis, rinitis y dolores corporales. La mayoría de los pacientes se recuperan en 1 a 2 semanas sin requerir tratamiento médico.

En los individuos muy jóvenes, los ancianos y las personas que sufren otros procesos de base (enfermedad pulmonar, diabetes, cáncer, procesos renales o cardiacos), la infección gripal constituye un riesgo importante por la posibilidad de que agrave su proceso de base. En estos individuos, la infección puede llevar a complicaciones graves de la enfermedad subyacente, con neumonía y muerte.

La gripe se extiende por el mundo en epidemias estacionales y supone un coste económico importante, tanto por los costes hospitalarios, en caso de requerir el paciente hospitalización, como por otros costes sanitarios y por la pérdida de productividad laboral.

En las epidemias anuales se afecta el 5 a 15% de la población padeciendo infecciones del tracto respiratorio superior. Los grupos de alto riesgo (ancianos y enfermos crónicos) pueden requerir hospitalización y algunos pueden fallecer. Se calcula que se producen de 3 a 5 millones de casos de infección grave con 250.000 a 500.000 fallecimientos cada año alrededor del mundo. La mayoría de los fallecimientos, en los países desarrollados, ocurren en personas mayores de 65 años.

  

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú